La Stone Therapy, o masaje con piedras, es una técnica que estimula el riego sanguíneo y linfático, relaja y restaurar el tejido muscular proporcionando una deliciosa sensación de relax. Te mostramos cómo hacerlo, paso a paso.

Stone Therapy. Cómo Hacer un Masaje con Piedras

Stone Therapy es un masaje o terapia con piedras,  una técnica oriental que utiliza piedras volcánicas en ciclos de frío y calor, aplicándolas en determinados puntos energéticos para estimular el riego sanguíneo y  linfático, relajando y restaurando el tejido muscular y proporcionando una deliciosa sensación de relax.

Para esta técnica se utilizan piedras calientes de lava basáltica (como la lava de Hawaii) cuyo contenido en hierro retiene el calor, combinadas con piedras frías de mármol paquistaní que, colocadas a lo largo del cuerpo, estimulan los principales puntos energéticos. En cualquier tienda especializada en piedras y rocas podrás encontrar piedras para tu ritual de masaje con piedras o Stone Therapy.

El efecto de Stone Therapy en el organismo

En el masaje con Stone Therapy, el calor de las piedras volcánicas dilata los conductos sanguíneos y linfáticos de la zona donde se aplica, favoreciendo el riego de sangre y linfa. Imagina que dentro del bosque de nuestro cuerpo hay una zona donde se han acumulado una serie de materiales de desperdicio. Cuando se produce una dilatación de las conductos, la sangre y la linfa se convierten en un poderoso río que arrastra las impurezas hasta los canales de deshecho.

Por el contrario, las piedras frías tienen un efecto vasoconstrictor que cierra los canales para devolver al organismo el estado de calma después de haber depurado con nuestro río particular las zonas más congestionadas.

Además, esta terapia oriental trabaja sobre los puntos energéticos, no solo sobre los chakras, sino a lo largo de todo el cuerpo. De esta manera,  con el masaje Stone Therapylimpiamos impurezas en el terreno material y también en el energético, estimulando todos los canales para recuperar fuerzas y sentirnos llenos de vida y felicidad.

Preparación de la piel

El masaje Stone Therapy con piedras es una técnica bastante sencilla que puedes llevar a cabo en casa aplicándola a tus hijos, tu pareja o quien tú quieras. También puedes enseñársela a ellos para ser tú quien lo reciba. En este artículo no vamos a tener en cuenta los puntos energéticos exactos, ya que ello requeriría una formación mucho más extensa. Evidentemente una persona profesional, experta en técnicas orientales, realizaría este masaje con piedras con mayor conocimiento y, por lo tanto, el efecto sería muy superior. Pero de todos modos vale la pena intentarlo, aunque solo sea por el gran placer que produce el contacto de las piedras sobre la piel y la relajación que siente la persona que lo ofrece.

En cualquier caso, es importante predisponer la piel y el organismo para esta relajante experiencia. Estos pasos que te sugerimos ahora no son imprescindibles, pero te aconsejamos que los sigas, ya que la piel queda más preparada y estos cuidados de la piel ofrecen resultados maravillosos.

    1. La persona que va a recibir el masaje debe introducirse en la ducha y humedecer la piel.
    2. Mezclando un puñadito de sal del Himalaya con un chorrito de aceite vegetal (de aguacate, de germen de trigo o el mismo aceite de oliva que usamos para cocinar), ha de remover en las manos y mezclar ambos ingredientes para realizar una exfoliación natural.
    3. Aplicar la mezcla por todo el cuerpo, realizando pequeños círculos en cada tramo de piel para exfoliar las células muertas de la epidermis y estimular el crecimiento de los estratos más profundos.
    4. Aclarar con agua abundante
    5. Secar  e hidratar el cuerpo con el mismo aceite vegetal que hemos usado antes abundante por todo el cuerpo (para que luego las piedras deslicen correctamente). Consulta cuáles son los mejores aceites vegetales para cosmética natural.
    6. Tumbarse en la cama o lugar donde vaya a recibir el masaje

Enseguida descubrirás que el simple hecho de exfoliar la epidermis con sal y aceite deja una piel de bebé y una agradable sensación en todo el cuerpo.

Antes del masaje

Antes de proceder al masaje con piedras o Stone Therapy, mientras la persona se está exfoliando, tendrás que calentar en un cuenco lleno de agua las piedras negras y meter al congelador las piedras blancas. Pasados unos minutos, colócalas en un lugar donde te resulte fácil cogerlas mientras ofreces el masaje, manteniéndolas en el mismo recipiente donde las has preparado. Es decir, las frías en el recipiente donde las enfriaste en la nevera (que seguirá frío) y las calientes en el interior del agua para que conserven mejor el calor a lo largo del masaje.

Antes de comenzar, elige dos piedras calientes y dos frías relativamente grandes y planas que te sirvan como herramienta durante todo el masaje. El resto (las más pequeñas) las irás utilizando poco a poco según te indicaremos.  Debes tener cuidado de utilizar siempre la zona plana de la piedra con la que vas a masajear y deslizarla con cuidado sobre la piel.

El masaje paso a paso

Puede que nunca hayas trabajado con asuntos energéticos o que incluso te resulte ridículo hablar de ello. Sin embargo, te sugerimos que cuando vayas a realizar este masaje recuerdes que este masaje Stone Therapy es una técnica oriental y mantengas una actitud abierta para aprovechar sus muchos beneficios, tanto a la hora de dar como de recibir el masaje.

Comienza colocando a la persona boca abajo (decúbito prono), y sin coger las piedras todavía, realiza dos pasos previos al masaje:

    • Limpieza general de energías pasando las manos de abajo a arriba por todo el cuerpo, despacio y sin tocar la piel. En este momento es bueno cerrar los ojos y concentrarse en que de verdad estamos eliminando las malas influencias energéticas del entorno de la persona a la que estamos tratando.
    • Coloca unas cuantas piedras calientes a lo largo de la columna vertebral teniendo cuidado de no quemar la piel.

Ahora ya sí, comienza el masaje de Stone Therapy:

    • Coge las dos piedras calientes que has elegido y masajea un pie y luego el otro, durante unos minutos, desde el centro hacia los extremos. Luego repite el mismo paso con las piedras frías. Al terminar, deja una piedra caliente pequeña en el centro posterior de cada pie.
    • Con las piedras calientes masajea una pierna y luego la otra a lo largo desde el tobillo hasta los glúteos. Hazlo con mucha suavidad y cuidado. Repite el mismo paso con las piedras frías y luego coloca una piedra fría pequeña en cada hueco poplíteo (el espacio que hay en la parte posterior de la rodilla).
    • Retira las piedras que has colocado en la espalda antes de empezar y masajea toda la espalda y los brazos con las piedras calientes con mucho cuidado. Luego repite el proceso con las piedras frías y vuelve a colocar las piedras calientes que usaste al principio a lo largo de la espalda.
    • Deja reposar a la persona en silencio o con música suave durante diez minutos.
Pasados los diez minutos, retira todas las piedras que habías colocados y pídele a la persona que se de la vuelta. Realiza con las manos la limpieza de energías que ya hiciste boca arriba, y después sigue estos pasos:

    • Masajea con las piedras calientes (primero uno y luego otro) la parte superior de cada pie desde el centro a los extremos y luego repite el proceso con las piedras frías.  Coloca piedrecitas frías en los huecos de los dedos.
    • Masajea con las piedras calientes el largo de cada pierna desde el tobillo hasta la ingle, con mucho cuidado y utilizando siempre la parte plana de la piedra. Repite el mismo paso con las piedras frías. Coloca de nuevo una piedra fría en el hueco poplíteo (la parte posterior de la rodilla).
    • Masajea suavemente con las piedras calientes todo el abdomen, pecho y brazos y repite el proceso con las piedras frías. Coloca una piedra fría en el centro de cada mano.

En este punto, vuelve a pasar las manos (sin piedras) a lo largo del cuerpo sin tocar la piel para equilibrar los puntos energéticos y deja reposar a la persona durante diez minutos más.

Sin duda no es lo mismo recibir este masaje de manos de una persona profesional que de alguien sin experiencia ni conocimiento, pero muchas veces el cariño y la cercanía de la persona que lo ofrece es más importante para restaurar el equilibrio que toda la profesionalidad del mundo, ¿no crees?

No obstante, si te interesa conocer otras prácticas para tu bienestar o saber cómo elegir a personas con una formación y sensibilidad especial, consulta nuestros artículos sobre reiki,  drenaje linfáticoquiromasaje.

te puede interesar de nuestra tienda…

PRODUCTOS PARA MEJORAR LA CIRCULACIÓN VENOSA Y LINFÁTICA:

Complejo de Castaño de indias. 60 Tabs. Lamberts Tienda VidaNaturalia

ERGYVEN 250 ml. Nutergia Tienda VidaNaturalia