Que es, cuáles son sus síntomas, cuándo suele aparecer y, especialmente, qué remedios naturales puedes utilizar para aliviar el picor de tus peques si la han contraído

Síndrome de la Bofetada o Quinta Enfermedad de los Niños

Qué es el síndrome de la bofetada

El síndrome de la bofetada, que se llama también la quinta enfermedad de los niños, es una enfermedad infecciosa eruptiva, como el sarampión, la varicela o la escarlatina.  Concretamente se trata de una infección viral y la causa un virus llamado Parvovirus B19, que solo infecta a los seres humanos, especialmente a los niños en edad escolar y a los jóvenes.

Se presenta con más frecuencia en la segunda mitad del invierno, primavera o a comienzos del verano y suele afectar más en edades comprendidas entre los 5 y los 15 años.

¿Es contagioso el síndrome de la Bofetada?

Si.  El sindrome de la bofetada es una enfermedad que se cataloga como levemente contagiosa,  que se trasmite por vía aérea a través de las secreciones respiratorias como moco o salvia que se diseminan a través de la tos o  de estornudos.  Ahora bien solo es contagiosa hasta que aparece la erupción, puesto que ésta se debe a una reacción del sistema inmunitario y se produce una vez pasada la fase infecciosa

¿Cuáles son sus síntomas,  cómo se desarrolla y cuánto dura la quinta enfermedad?

El periodo de incubación desde el contagio varía entre 4 y 28 días, aunque habitualmente hacia el octavo día puede presentarse una sintomatología como de una infección inespecífica, con síntomas catarrales: congestión o moqueo nasal, algo de fiebre, aunque no muy alta, abatimiento, dolor de cabeza o dolor de garganta. Incluso a veces puede presentarse con ganglios linfáticos inflamados,  ojos enrojecidos o diarrea.

En el caso de los adolescentes y, sobre todo en adultos, puede causar dolor o inflamación en las articulaciones de manos, muñecas, rodillas y/o tobillos.

Estos síntomas desaparecen en unos días, pero luego, en  una segunda fase, que surge  transcurridos 8 ó 9 días más,  ya se observan los síntomas característicos del síndrome de la bofetada: Una erupción o sarpullido simétrico que comienza en las mejillas, con un color rojo intenso y que tras uno o dos días puede afectar a las brazos y piernas,  nalgas y tronco, con manchas de un color rojo más claro que en la cara.   Esta erupción tiene un aspecto similar al de un encaje, como si fuese una red y puede provocar picores y durar una o dos semanas

La erupción viene a durar entre una y 3 semanas, pero Incluso un mes después pueden notarse alteración en la coloración de la piel cuando se expone a la luz solar o a cambios de temperatura, o tras realizar ejercicio.

¿Es grave la Quinta Enfermedad?

El síndrome de la bofetada es una enfermedad habitualmente autolimitada y de curso benigno, por lo que no precisa de un tratamiento concreto  para curarla.

En general, los niños afectados suelen encontrarse relativamente bien y solo necesitan de algo de reposo y alivio para el picor si éste es intenso.

Únicamente pueden darse complicaciones si el sistema inmunitario del niño está debilitado (descubre cómo reforzar el sistema inmunológico), o si sufre de algunos trastornos de la sangre, como anemia hemolítica), dado que el virus que causa la quinta enfermedad puede hacer más lenta o incluso interrumpir temporalmente la fabricación de glóbulos rojos.

También tienes que tener especial cuidado si estás embarazada.

Lo mejor para prevenir el contagio es lavarse muy bien las manos y con bastante frecuencia, lo que no solo ayuda a prevenirla sino también a prevenir el contagio de otras posibles infecciones.

Cómo aliviar el picor del síndrome de la bofetada con soluciones naturales

Como ya hemos dicho, la quinta enfermedad no conlleva grandes complicaciones, con las contadas excepciones que hemos indicado.  Pero lo que si puede causar una gran desazón en nuestros pequeños hasta que termina el proceso infeccioso es el temido y desagradable picor.

Para aliviarlo, queremos mostrarte  cómo elaborar de forma fácil y rápida unos remedios naturales para el sindrome de la bofetada con ingredientes naturales que reducirán considerablemente el picor, la inflamación y las marcas durante el transcurso de esta enfermedad.

Loción natural para refrescar y calmar la piel: 

Humedece la piel afectada con hidrolato de manzanillaLos hidrolatos o aguas florales son los mejores tónicos naturales para la piel y, en este caso, el de manzanilla le calmará los picores y disminuirá la inflamación si la hay.

Baños de agua templada con aceites esenciales: 

Si la erupción está muy extendida por el cuerpo, este baño le aliviará el picor y disminuirá la inflamación si la hay.

Al agua templada del baño le añadiremos:

No solo mejorará su piel, sino que también su nerviosismo y estrés emocional.

Hidratación tras el baño

Para hidratar y calmar la piel, al salir del baño,  puedes elaborar una mezcla con aceites de aromaterapia.

Crema natural para aplicar directamente en la erupción

Utilízala si el sarpullido, a pesar de las medidas anteriores, continúa picándole.  Se trata de un ungüento natural que puedes aplicar directamente sobre la zona afectada:

 

Si quieres saber más sobre las propiedades de los aceites esenciales puedes visitar el artículo sobre las aplicaciones de la Aromaterapia y cómo usar los aceites esenciales o, si lo deseas, adquirir nuestro Videocurso completo sobre “Aromaterapia Aplicada