Descubre cuáles son las normas de higiene diaria para una buena salud física, mental y emocional. Te las explicamos paso a paso desde la mañana hasta la noche.

Rutina de Higiene Diaria para una Salud de Hierro

En este reportaje te proponemos una serie de actividades y rutinas diarias, tanto de limpieza física y mental como de actitudes que te ayudarán a proporcionarle al cuerpo todo lo que necesita para mantener una salud de hierro y una energía saludable con la vivir plenamente cada día.

Esta rutina que te proponemos está basada en Dinacharya, una serie de normas ayurvédicas (ayurveda es medicina hindú tradicional) que se consideran indispensables para mantener la salud y que, según nuestra experiencia, funcionan de verdad.

Rutina por la Mañana

    • Levantarse muy temprano, preferiblemente antes de la salida del sol. Si esto te resulta muy complicado, al menos levántate lo antes posible, con al salida del sol. Esta práctica es indispensable para armonizar con los ritmos biológicos de la naturaleza, puesto que, evidentemente, formas parte de ella.
    • Cuando suene el despertador, antes de levantarte de la cama, haz una pequeña oración a la vida y agradece lo que tienes.
    • Beber un vaso de agua tibia para limpiar riñones e intestino (esto favorece la evacuación matutina). Si puedes, añade una rodaja de jengibre fresco y un chorlito de limón.
    • Lava los ojos y la cara con agua fría.
    • Lava los dientes con una pasta ecológica elaborada con sustancias naturales. El ayurveda otorga gran importancia a la salud bucal para mantener una buena salud general, pues la boca puede ser fuente de toxinas e infecciones que luego afectan a todo el cuerpo y, además, la boca es el primer sitio donde empezarnos a metabolizar los alimentos y nutrientes que necesitamos para mantener saludables nuestras células. Consulta cómo desintoxicar el organismo.
    • Una vez que hayas limpiado los dientes, pasa una cuchara por la lengua, de atrás hacia adelante, arrastrando así todas las impurezas. Aclara con agua.
    • Introduce en la boca una pequeña cantidad de aceite vegetal de sésamo y haz gárgaras durante unos minutos, asegurándote de pasar el aceite bien por todos los dientes, muelas y encías. El aceite vegetal de sésamo contiene propiedades maravillosas para la salud bucal. Verás que se forma una sustancia blanquecina que contiene suciedad. Escúpela y no aclares la boca.
    • Date una ducha todos los días con agua fría en verano y tibia en invierno (nunca demasiado caliente). Dbes que saber que el simple uso de la ducha puede ser un auténtico tratamiento de salud (hidroterapia). No uses jabón ni champú todos los días porque se destruye el PH natural de la piel. Usa siempre jabones ecológicos que contengan sustancias naturales (echa un vistazo al reportaje peligros de la cosmética industrial).
    • Al salir de la ducha, hidrata el cuerpo con aceite vegetal de sésamo o de coco, realizando un vigoroso masaje por todo el cuerpo (no imaginas lo bien que sienta a tu sistema locomotor).
    • No uses peligrosos desodorantes industriales. Utiliza productos BIO o una mezcla de aceites vegetales y esenciales.
    • Realiza unos ejercicios de yoga. Te recomendamos que todos los días sigas la rutina del saludo al sol, una serie de posturas muy saludables que te llevará 10 minutos y que puedes hacer en cualquier habitación de tu casa.
    • Practica meditación al menos unos minutos todos los días. Si todavía no has conseguido implantar esta saludable rutina de la meditación, echa un vistazo a nuestra nueva web meditación3.com donde tienes información práctica y eficaz que te servirá para deshacerte de conceptos erróneos y conseguirlo de una vez por todas. También dispones de audios de meditación guiada.
    • Una vez hayas seguido esta rutina sin saltar ningún paso, desayuna. Recuerda que los cereales de caja industriales son basura y que no hay mejor desayuno que el de tomar auténticos cereales.
    • Procura dedicarte a un trabajo que te apasione, que sientas que es significativo en tu vida, que te ayude a crecer, a entregar al mundo tus dones, por el que sientas verdadero orgullo.
    • Procura rodearte y elegir personas nutritivas, que aporten cosas a tu vida, en lugar de personas destructivas (lee claves para elegir amistades).

Rutina a Mediodía

    • Nunca comas si tienes intranquilidad emocional o estrés, si estás triste o si te notas el cuerpo muy agitado, pues la digestión no se llevará a cabo correctamente y se generarán muchas sustancias tóxicas en tu organismo.
    • Tómate tu tiempo para hacer una comida saludable. El auténtico premio por el esfuerzo diario es comer alimentos saludables, no comida basura (eso no es un regalo, sino un castigo). Consulta cómo elaborar una dieta sana y equilibrada fácilmente, que incluya, mayoritariamente proteína vegetal (cereal, legumbre, semillas, frutos secos, vegetales con principios activos y aceite vegetal de calidad como  aceite de oliva virgen extra BIO).
    • Realiza una pequeña oración antes de comer o da las gracias a la vida por los alimentos que vas a tomar.
    • Come despacio, mastica lo suficiente, sin televisión, a ser posible con personas que te quieran y a las que quieras.
    • Si llevas un estilo de vida muy ajetreado, procura encontrar un tiempo para echarte una pequeña siesta o, al menos, descansar unos minutos antes de volver a

Rutina por la noche

    • Es aconsejable terminar la actividad laboral relativamente pronto. Por la tarde, de goma natural, disponemos de menos energía (pues se va agotando con el paso del día).
    • A partir de las 6 más o menos, se recomienda realizar actividades que requieran poca energía.
    • Cenar muy pronto, a partir de las 7 aproximadamente. Cena alimentos ligeros y calientes (sobre todo arroz con algún tipo de vegetal).
    • Lava los dientes con pasta ecológica.
    • Dejar pasar un par de horas como mínimo desde que cenamos hasta que nos vamos a dormir. Estas dos horas deben dedicarse a realizar actividades relajantes que estimulen la producción de melatonina para poder tener un sueño profundo y reparador. Por ejemplo, da o recibe pequeños masajes con alguien de tu familia, escucha música suave, haz punto, puzzles o cualquier otra actividad que sientas que te relaja e induce al sueño.
    • Antes de dormir, practica una pequeña oración o da gracias a la vida por los momentos del día felices o aquellos que te han ayudado a crecer y convertirte en alguien mejor.
Quizá te interese leer:

Artículos Relacionados