Un baño con cúrcuma y otros elementos naturales especialmente indicado para pieles grasas, acnéicas, con impurezas, hongos o alteraciones en la piel.

Ritual de Belleza: Baño Depurativo de Cúrcuma

La cúrcuma es un poderoso desinfectante y antiinflamatorio que, usado en la bañera como elemento en nuestros rituales de belleza, nos ayudará a mantener una piel del cuerpo, joven, limpia y depurada, especialmente si sufrimos cualquier tipo de irregularidad en la piel.

Te proponemos este ritual de belleza que incluye una mascarilla de cúrcuma y un relajante baño de 10 minutos en tu propia casa y sin gastar dinero.

Ingredientes y utensilios para el baño depurativo de cúrcuma

Para hacer un baño depurativo de cúrcuma, necesitarás estos ingredientes y utensilios:

    • Un cuenco de madera
    • Una cucharilla de madera
    • Cúrcuma en polvo
    • Harina de garbanzo (si no tienes, usa harina integral de trigo)
    • Arcilla blanca en polvo
    • Aceite vegetal de Jojoba (si no tienes aceite de jojoba, usa el que tengas, incluso aceite de oliva si no tienes otra cosa)
    • Aceite esencial de lavanda
    • Una bañera

Los preparativos del baño depurativo de cúrcuma

Antes de realizar este ritual de belleza, tendrás que hacer algunos preparativos:

    • Lo primero, ve llenando la bañera con agua caliente
    • Después, prepara la mascarilla corporal como te indicaremos a continuación
    • Cuando hayas elaborado la mascarilla, colócala en un lateral de la bañera, a mano.
    • Por último, pon tu música relajante favorita

Cómo hacer la mascarilla de cúrcuma

Para hacer la mascarilla depurativa de cúrcuma, sigue estos pasos:

    • Pon media cucharadita de cúrcuma en polvo dentro del cuenco
    • Añade 2 cucharadas soperas colmadas de harina de garbanzo
    • Añade 1 cucharada sopera de arcilla blanca en polvo
    • Añade agua poco a poco hasta que obtengas una pasta cremosa, removiendo bastante hasta conseguir una textura homogénea.
    • Añade una cucharada sopera de aceite vegetal de jojoba (o de oliva si no tienes)
    • Añade 5 gotas de aceite esencial de lavanda
    • Remueve de nuevo para se mezclen bien estos últimos ingredientes

Cómo hacer el baño depurativo de cúrcuma

Para hacer el baño depurativo de cúrcuma, una vez que la bañera esté llena, la mascarilla preparada y a mano, y la música puesta, sigue estos pasos:

    • Métete dentro de la bañera, pero sin introducirte dentro del agua. Simplemente mójate la piel.
    • Aplica la mascarilla que has elaborado por todo el cuerpo, realizando pequeños círculos a modo de exfoliación (tómate tu tiempo)
    • Una vez extendida la mascarilla corporal por toda la piel del cuerpo, introdúcete dentro del agua y relájate durante 10 minutos.
    • Pasado ese tiempo, sal del agua, aclara con agua de la ducha, sal y sécate. Con este baño depurativo no necesitarás ponerte crema ni aceites, pues la piel queda perfectamente limpia, hidratada y nutrida.

Indicaciones del baño depurativo de cúrcuma

Este ritual de belleza con baño depurativo de cúrcuma está indicado en:

Propiedades de los ingredientes del baño depurativo

    • La cúrcuma

      La cúrcuma destaca por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Aplicada de forma externa en la piel nos ayuda a eliminar impurezas y previene la infección (acné, hongos, etc).

    • La harina de garbanzo

      Los distintos tipos de harinas de cereales o legumbres ayudan a nutrir la piel y además realizan una pequeña exfoliación en las capas de superficiales que estimulan la regeneración celular. Consulta cuáles son los mejores elementos naturales para la piel.

    • Arcilla blanca

      Si nos leéis habitualmente, sabréis que la arcilla es uno de nuestros elementos naturales para la piel. Sus propiedades son muchas, entre ellas, su potencial antiinflamatorio, desinfectante, regenerador, remineralizador y, sobre todo, en especial la arcilla blanca, su efecto lifting.

    • Aceite vegetal de jojoba

      El aceite vegetal de jojoba es también otro de nuestros favoritos, especialmente para pieles grasas o acnéicas. Es una aceite que hidrata en profundidad y, al mismo tiempo, regula la producción de grasa en la piel. Sin duda, una de las mejores opciones, no solo para añadir a las mascarillas caseras, sino también como producto diario de hidratación (consulta cómo usar los aceites vegetales).

    • Aceite esencial de lavanda

      El aceite esencial de lavanda es uno de los imprescindibles, no solo en nuestro gabinete casero de belleza, sino en nuestro botiquín natural. En lo que a cosmética se refiere, el aceite esencial de lavanda potencia la sinergia de todos los elementos en las mascarillas caseras y en los cosméticos caseros a base de aceites vegetales y esenciales. Además, la lavanda también regula la producción de grasa y destaca, muy especialmente, por su potencial como regenerador celular.