En este artículo te proponemos un sencillo ejercicio de respiración para empezar el día con una energía equilibrada que te permita combinar la acción eficaz con un estado de serenidad y concentración óptimos.

Respiración alterna para Empezar el Día con Buen Pie

Los yoguis ya descubrieron hace muchos años que, cada cierto tiempo (horas), la actividad cerebral se centra en uno de los dos hemisferios. Para llegar a esta conclusión, observaron que dependiendo del momento del día, tenemos más facilidad para respirar por uno de los dos orificios nasales, el izquierdo o el derecho.

En este artículo te proponemos un sencillo ejercicio de respiración alterna que te ayudará a equilibrar la actividad de los dos hemisferios cerebrales, y con ello, conseguirás una mayor productividad durante el día, un mejor descanso por la noche, y un buen equilibrio entre la actividad y la serenidad para afrontar los quehaceres diarios.

Respiración y hemisferios cerebrales

Si prestas atención, te darás cuenta de que, dependiendo del momento del día, te resulta más fácil respirar por uno de los dos orificios de la nariz, ya que se encuentra más despejado. Cuando respiramos más fácilmente por el orificio izquierdo, quiere decir que en ese momento tenemos más actividad en el hemisferio derecho del cerebro. Cuando respiramos con mayor libertad por el derecho, quiere decir que tenemos mayor actividad en el hemisferio izquierdo.

El hecho de mantener uno de los dos orificios nasales obstruidos, puede generar pequeños trastornos que nos impiden realizar nuestras actividades diarias de manera óptima. Cuando es el orificio derecho el que se encuentra total o parcialmente obstruido, se relaciona con un aumento del estrés y  confusión mental. Mientras que cuando es el izquierdo el que dificulta el paso del aire, nos encontraremos fatigados y faltos de energía.

El ejercicio de yoga de respiración alterna que te proponemos a continuación sirve para equilibrar la energía y la acción óptima de los dos hemisferios del cerebro. Puedes realizarlo por la mañana, por la noche, o en cualquier momento del día. Te ayudará a concentrarte y a afrontar los retos diarios con mayor concentración, optimismo y creatividad.

Ejercicio de respiración alterna

A continuación te explicamos, paso a paso, cómo realizar este sencillo ejercicio de respiración alterna apto para toda la familia. De hecho, es un buen ejercicio para enseñar y practicar con tus hijos; les calmará y les ayudará a concentrarse mejor durante las horas de estudio.

Se trata de un ejercicio muy fácil que consiste en ir taponando los orificios de la nariz de manera alterna.

    • Busca un lugar de la casa tranquilo y sin ruidos. También puedes realizarlo en un parque o en un entorno natural que favorezca la concentración.
    • Colócate en la postura de loto, o en cualquier otra postura que te permita un fácil acceso del aire a los pulmones y una colocación estirada de la columna vertebral.
    • Tapona con el dedo pulgar de la mano derecha el orificio derecho de la nariz y respira por el izquierdo contando lentamente de uno a cuatro.
    • Mantén taponado el orificio derecho con el dedo pulgar y tapona ahora también el izquierdo con el dedo índice. Retén el aire mientras cuentas de uno a cuatro lentamente.
    • Mantén taponado el orificio izquierdo con el índice y libera el orificio derecho para expulsar el aire lentamente mientras cuentas de uno a siete.
    • Deja la misma colocación, y ahora respira por el mismo que tenías abierto, es decir, el derecho, y cuenta durante la inspiración de uno a cuatro.
    • Tapona los dos orificios mientras retienes el aire mientras cuentas lentamente de uno a cuatro.
    • Mantén taponado el orificio derecho mientras liberas el aire por el izquierdo contando lentamente de uno a siete.
    • Y así sucesivamente.
A los pocos minutos entrarás en un estado de concentración total y sentirás una serenidad que te permitirá encontrar soluciones creativas y ejecutar con eficacia los asuntos del día.

Consideraciones para realizar el ejercicio de respiración alterna

    • Si por la mañana, al despertar, percibes que respiras con el orificio izquierdo, sentirás cansancio a lo largo del día, por lo que conviene hacer unos ejercicios de respiración por el orificio derecho, taponando el izquierdo, para abrir la obstrucción y favorecer la entrada de aire por el derecho. De esta manera tu cuerpo estará más preparado para la acción.
    • Si por las noches percibes que respiras mejor por el lado derecho, conviene realizar unos ejercicios de respiración solo por el lado izquierdo taponando el derecho, para abrir la obstrucción y favorecer la entrada de aire por el izquierdo. De esta manera tu cuerpo estará más preparado para el descanso.

Referencias científicas

En realidad es el hipotálamo el encargado de seleccionar uno de los dos sistemas para hacer funcionar con más actividad uno de los dos hemisferios del cerebro. La relación entre la respiración por las fosas nasales y la predominancia de uno de los dos hemisferios cerebrales ha sido analizada científicamente en distintas ocasiones. En 1929 Heetderks observó estos ciclos de respiración por los dos orificios relacionándolos con las funciones del cerebro. En 1994 un estudio de la Universidad de Charles en Praga demostró la relación y simetría de la respiración con los hemisferios cerebrales a través de una topografía de EGG, donde quedaban reflejados visualmente los cambios a través de la respiración forzada y deliberada por los distintos orificios nasales.

DS Shannahoff Khalsa también publicó en 2007 las implicaciones en psiquiatría y el sistema nervioso central del efecto de la respiración alterna.

Como ves, se trata de un ejercicio muy sencillo que beneficia considerablemente nuestra capacidad de concentración y al mismo tiempo nos proporciona calma y serenidad para encontrar soluciones creativas.

Despues de leer este ejercicio a lo mejor te interesa leer alguno de los siguientes artículos:

te puede interesar de nuestra tienda…

CD Shakti Mantras

MP3 Shakti Mantras