Dos increíbles remedios caseros muy eficaces para hidratar, nutrir y regenerar la piel después de tomar el sol y evitar que se descame.

Remedios Caseros para Cuidar la Piel después del Sol

El sol es una de las fuentes principales de la vida y aunque su efecto sobre el organismo humano es en muchos sentidos imprescindible, hemos de moderarnos y no exponernos excesivamente, ya que los beneficios del sol pueden fácilmente transformarse en graves afecciones.

Es imprescindible comenzar diciendo que no hay mejor remedio para prevenir las quemaduras o enfermedades relacionadas con el sol que ponerse a la sombra cuando la piel empiece a enrojecer. Y eso siempre sucede al cabo de poco rato, sobre todo en verano.

El efecto más beneficioso del sol sobre el organismo es la síntesis de la vitamina D, pero el cuerpo apenas necesita unos minutos de sol para obtener las dosis necesarias y saludables de esta vitamina. Todo lo demás son imposiciones de la moda que no tienen ningún fundamento cuando se trata de cuidarnos de verdad o de buscar la “Auténtica Belleza”. No obstante, puede que un día tomando el sol se nos vaya el santo al cielo y no nos demos cuenta de que nos estamos quemando.  También en estos casos la naturaleza sigue ahí, ofreciéndonos sus muchos tesoros para aliviar nuestros males.

Ingredientes para un tratamiento regenerador eficaz para después del sol

Lo más importante para aliviar la irritación y evitar que la piel se desprenda, como consecuencia de una quemadura solar o una exposición excesiva a los rayos ultravioleta, es aplicar diariamente un tratamiento natural regenerador que proporcione a las células los nutrientes necesarios para que se regeneren con eficacia. Primero te explicaremos cuáles son los ingredientes que necesitas y sus propiedades; más abajo te contaremos cómo elaborarlo y aplicarlo.

Para elaborar este tratamiento que vamos a proponerte, necesitarás los siguientes ingredientes y utensilios:

    • Un cuenco de madera
    • Una cuchara de madera
    • Arcilla blanca
    • Miel
    • 1 aguacate
    • 1 plátano
    • Zumo de 1 naranja
    • Aceite vegetal de rosa mosqueta
    • Aceite esencial de lavanda
    • Aceite esencial de manzanilla
La arcilla tiene grandes propiedades regenerativas, calma los tejidos irritados y posee una extraordinaria capacidad para proporcionar frío y descongestionar las zonas inflamadas. La miel es uno de los productos más antioxidantes que existen. Contiene numerosas sustancias que favorecen la rápida regeneración de los tejidos dañados. El aguacate y el plátano son dos de las frutas con mayor capacidad de hidratación. Además, el aguacate posee unos ácidos grasos muy beneficiosos a la hora de nutrir las capas profundas de la piel. La naranja contiene grandes cantidades de vitamina C, una de las vitaminas más antioxidantes, y por lo tanto, regeneradores. El aceite vegetal de rosa mosqueta, muy recomendado por especialistas como ingrediente elemental a la hora de cicatrizar y regenerar heridas o intervenciones quirúrgicas por su evidente y espectacular efecto restaurando la piel. La Aromaterapia como tal la conocemos hoy en día gracias al milagroso efecto que surtió el aceite esencial de lavanda en la mano quemada del químico francés Rene Maurice Gattefossé. Tan espectacular fue su recuperación que este científico estudió durante años las propiedades de los aceites esenciales. El aceite esencial de manzanilla es uno de los aceites esenciales imprescindibles por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes.

La receta

Una vez que tengas todos los ingredientes, simplemente sigue paso a paso las siguientes instrucciones:

    • Sobre el cuenco de madera, vierte con la cuchara de madera dos cucharadas de arcilla blanca (o más, dependiendo de la extensión de la zona a tratar).
    • Añade agua y remueve hasta que consigas una textura cremosa y homogénea. Corrige teniendo en cuenta que la arcilla espesa y el agua diluye. Si tienes, es mejor usar agua de mar, pero si no tienes, usa agua normal.
    • Introduce en el recipiente de la batidora un aguacate, un plátano, un poco de agua caliente y una cucharada sopera de miel. Bate e incorpora la mezcla a la crema de arcilla que has elaborado.
    • Añade una cucharada sopera de aceite vegetal de rosa mosqueta.
    • Añade tres gotas de aceite esencial de lavanda.
    • Añade tres gotas de aceite esencial de manzanilla.
    • Remueve bien para que todos los ingredientes se mezclen.

Cómo aplicarlo

Para aplicar este remedio caseros para cuidar la piel, sigue los siguientes pasos en este orden:

    • Llena la bañera con agua templada o fría.
    • Una vez que esté llena, métete dentro de la bañera pero sin introducirte en el agua.
    • Humedece el cuerpo con el agua de la bañera.
    • Aplica la mascarilla por todo el cuerpo sin olvidar ninguna zona. Es preferible que utilices bastante producto (añadiendo más arcilla y agua si hiciera falta) para que puedas aplicar una capa generosa por todo el cuerpo.
    • Introdúcete dentro del agua con la mascarilla puesta y relájate durante diez minutos escuchando la música que más te guste.
    • Pasados los diez minutos, aclara con agua abundante y sal de la bañera sin secar del todo para poder aplicar con comodidad el producto hidratante/nutritivo que te vamos a enseñar a elaborar a continuación:

Para hidratar y nutrir después del sol

Este remedio, que se prepara en unos pocos minutos, es uno de los mejores a la hora de regenerar la piel tras exposiciones prolongadas al sol (algo que debemos evitar siempre). Los ingredientes y elementos que necesitaremos son:

Los pasos para elaborarlo:

    • Llena la mitad del recipiente con aceite vegetal de rosa mosqueta.
    • Llena la otra mitad del recipiente con aceite vegetal de germen de trigo.
    • Añade 15 gotas de aceite esencial de lavanda.
    • Añade 10 gotas de aceite esencial de manzanilla.
Utilízalo cuantas veces quieras a lo largo del día para hidratar el cuerpo. Por la noche te aconsejamos que dejes descansar la piel limpia sin aplicar ningún producto. Esta mezcla  super-hidratante y nutritiva te ayudará a regenerar la piel con mayor eficacia y rapidez.

Algunos consejos más…

    • En caso de que veas quemaduras sospechosas o manchas irregulares de color oscuro, debes acudir a tu especialista para asegurarte de su inocuidad.
    • No utilices productos industriales con componentes químicos que podrían dañar e irritar todavía más tu piel, ahora vulnerable. Ten en cuenta que, al hablar de productos que contengan ingredientes químicos, nos referimos a cualquier producto que uses en la piel, como gel, champú, cremas, etc.
    • No te duches o bañes con agua caliente, pues podrías producir quemaduras aún mayores. Intenta ducharte con agua fría.
    • No realices una exfoliación cuando la piel está sensible. Podrías dañarla con  cualquier ingrediente que la rasgue empeorando su estado.
Si sigues estos consejos y realizas el tratamiento regenerador utilizando la mezcla de aceites hidratante/nutritiva, es bastante probable que, en unos días, tu piel recupere la fuerza y el estado de salubridad habitual.

te puede interesar de nuestra tienda…

Gel Calmante AFTERSUN 125 ml Alphanova Sun -Tienda VidaNaturalia
Aceite Esencial de Lavanda Tienda VidaNaturalia