Existen distintos tipos de faringitis en función de su causa. Veamos los síntomas y el tratamiento que requiere cada uno de ellos, echando mano de las soluciones naturales.

Qué es la Faringitis: Síntomas, Causas y Tratamiento Natural

La faringitis suele confundirse con la amigdalitis y otras afecciones en la zona de la garganta. En este reportaje vamos a analizar qué es exactamente la faringitis, qué la la causa, cuáles son sus síntomas, cuanto dura la faringitis y también veremos algunos remedios naturales para la faringitis y cómo podemos prevenirla… ¿Nos acompañas?

 

¿Qué es la Faringitis?

La faringitis es la inflamación de la faringe y se puede transmitir a través del aire. Lo más habitual es que cuando existe faringitis, también haya amigdalitis (inflamación de las amígdalas), ya que están muy próximas y suelen inflamarse a la vez.

Se trata de una enfermedad muy habitual en los meses de invierno, cuando hace más frío y tan común en las consultas de medicina como lo puedan ser los catarros o gripes. Además, puesto que se transmite por el aire, es habitual que cuando un miembro de la familia tiene faringitis o amigdalitis, los demás miembros se contagien.

Normalmente, las lesiones de la mucosa faríngea tienen una duración de entre 5 y 10 días y no suelen requerir ningún tratamiento farmacológico si el origen es viral, pero para aliviar los síntomas y hacer que dure menos, podemos paliarla con algunos remedios y cuidados naturales que reducirán su efecto (los veremos más abajo).

Sin embargo, hay ocasiones en que la faringitis tiene un origen bacteriano, se puede complicar o convertirse en crónica (sobre todo si no evitamos las causas que la están generando). En cualquier caso, los antibióticos suelen ser suficiente para resolver la faringitis cuando tiene causas bacterianas. 

 

Causas de la Faringitis

Lo más normal es que la inflamación de la faringe se deba a la acción de virus como en el caso de la gripe o de bacterias. Sin embargo, la faringitis también puede ser debida a otros factores que debemos tener en cuenta:

Infección Bacteriana

En este caso suele atacar a la población infantil y en muchos casos requiere el usos de antibióticos. Aunque siempre es importante reforzar el sistema inmunológico para que nuestras defensas estén fuertes.

Infección Viral

Infección Viral: En ese caso suele cursar con fiebre y normalmente la gripe suele están implicada, ampliándose la infección hasta las amígdalas también.

Reflujo Gastroesofágico

Suele darse entre la población adulta y no responde tan bien a los antibióticos. Puede prolongarse en el tiempo y las medidas a tomar tendrán que ver con el tratamiento del sistema digestivo.

Otras causas de faringitis

La inflamación de la faringe también puede deberse a otras causas como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, déficit de vitaminas, comidas demasiado calientes o picantes, inhalación de sustancias químicas como pinturas o detergentes, cambios bruscos de temperatura y contaminación ambiental.

 

¿Con qué síntomas cursa la faringitis?

Los sintomas de faringitis cursan de una manera muy clara, que se diferencian dependiendo de si se trata de :

Faringitis Aguda

En este caso, la inflamación de la faringe suele aparecer con molestias leves de garganta, carraspera, tos, irritación, picor o puede aparecer bruscamente con un dolor fuerte al respirar o tragar alimentos. Este dolor suele irradiar hacia el oído y puede aparecer fiebre y dolor de cabeza.

La garganta suele ponerse muy roja y posiblemente las amígdalas estén inflamadas y con pus.

Faringitis Crónica

La inflamación crónica de la faringe suele cursar con un dolor agudo en la garganta (como si tuviéramos algo dentro) que desaparece al ingerir alimentos. A menudo también se presenta la falta de apetito, afonía, sequedad y tos.

Es importante tener en cuenta que la faringitis crónica puede desembocar en un carcinoma faríngeo.

 

¿Se puede complicar la faringitis?

En los países desarrollados es muy difícil que ocurra, pues lo normal es que se solucione con antibióticos. Sin embargo, cuando no se sigue un tratamiento adecuado para la faringitis, puede producirse endocarditis, que es la infección de las válvulas y el tejido cardíaco, o también una infección renal.

Normalmente no hace falta hacer ninguna prueba para determinar qué origina la faringitis, pues el simple análisis de los síntomas da una clara respuesta respecto a su origen. Lo que sí es importante es que las personas con tendencia a la faringitis crónica realicen pruebas para descartar la aparición de un carcinoma.

 

Tratamiento Natural de la faringitis

A continuación veremos algunas opciones para tratar la faringitis del modo más natural posible.

Normalmente, para la faringitis ocasionada por bacterias, el personal médico suele prescribir antibióticos. Es muy importante no automedicarse y procurar, en la medida de lo posible, proporcionar a nuestro organismo todo aquello que necesita para regenerarse y mantener un sistema inmune fuerte.

Si sufres un proceso de faringitis, lo primero que debes hacer es acudir a la consulta médica. Además, nosotras te proponemos algunos remedios naturales y hábitos saludables para ayudar a tu cuerpo e intentar que el proceso sea lo más corto y llevadero posible:

Anestésico Natural para la faringitis

Si te molesta mucho el dolor de garganta, existen sprays de mezclas de sustancias naturales con propóleo y aceites esenciales. En concreto “Propoleo Spray BIO de Herbal Gem” es una maravilla… es muy fuerte pero anestesia por completo (no solo garganta, sino dolor de muelas o cualquier dolor bucal). Una opción mucho más saludable que los analgésicos y antiinflamatorios químicos.

Propóleo para la faringitis

Tomar propóleo durante 10 días. El propóleo es un antibiótico natural que, combinado con vitamina C (entre 1-2 gramos al día para adultos) estimula poderosamente el sistema inmunológico en procesos de catarro, gripe, faringitis o amigdalitis). La cantidad de gotas de propóleo dependerá del fabricante (mira en la etiqueta).

Tomillo, Limón y Miel para el dolor de garganta

También puedes tomar tres infusiones de tomillo, limón y miel (desayuno, comida y cena)… poderosos estimulantes del sistema inmune. Para ello, calienta agua hasta que hierva. Luego añade tu bolsita de tomillo en infusión, el zumo de medio limón y una cucharadita de miel.

Plantas Medicinales para la faringitis

Algunas plantas medicinales beneficiosas para esta afección son la caléndula, malvavisco y regaliz.

Dieta para la faringitis

Cuando nos encontramos enfermos, lo más saludable es comer poco (a diferencia de lo que siempre dicen las abuelas… “come mucho que tienes que curarte”). Lo cierto es que cuando nuestro cuerpo está sufriendo un proceso de enfermedad, lo mejor es comer poco para que, en lugar de utilizar energía en metabolizar los alimentos, use esa energía en el sistema inmunológico y en recuperarse.

Lo ideal es seguir una dieta muy suave a base de arroz u otros cereales sin gluten (trigo sarraceno, quinoa, mijo), y gran abundancia de vegetales (que no son sino fármacos naturales con principios activos, vitaminas y minerales, esenciales todos ellos para el sistema inmunológico).

Además conviene hidratar el cuerpo en abundancia (mejor con agua templada que fría). Por supuesto es necesario dejar de beber y fumar y, si la faringitis está provocada por la inhalación de sustancias químicas, evitarlas cuanto antes.

Cuando nos hayamos curado, conviene seguir una dieta sana y equilibrada para todo el año, siempre. No creas que es tan difícil acostumbrarse, solo hay que cambiar el chip e informarse sobre cómo hacerlo. Y, sin duda, este es el lugar adecuado para hacerlo.

Recuerda que, además de todos nuestros reportajes, dispones de dos cursos super-especializados y muy eficaces para que puedas dar el cambio de una manera rápida, satisfactoria y eficaz: Nutrición BIO-Energética y Cómo Vivir sin Tóxicos. No te los pierdas! No imaginas los mensajes de satisfacción que nos envían quienes ya los han hecho. ¡Vida sana ya!