Descubre las excelentes propiedades del Ácido Hialurónico, sus usos y beneficios en cosmética, en estética, en medicina (artrosis) y como anti-aging

Qué es el Ácido Hialurónico: Propiedades, Beneficios y Uso

Descubre las excelentes propiedades del Ácido Hialurónico, sus usos y beneficios en cosmética, en estética, en medicina (artrosis) y como anti-aging

¿Qué es el ácido hialurónico y cuáles son sus propiedades?

El Ácido Hialurónico es una sustancia viscosa y elástica que está presente de manera natural en el cuerpo humano. EL ácido hialurónico se encuentra sobre todo en la piel, en las articulaciones o en el vítreo del ojo.  También la encontramos, de forma más concentrada, en el líquido sinovial y en los cartílagos.

Es un componente natural que nuestro cuerpo produce. El ácido hialurónico ayuda a nuestra piel a mantener la elasticidad y el tono, mejorando su nivel de hidratación.

El ácido hialurónico comenzó a utilizarse en 1996 en cosmética debido a su elevado poder hidratante. Es bueno señalar que el ácido hialurónico es capaz de retener un volumen de agua de hasta 1.000 veces su peso, siendo esta capacidad para atraer y retener el agua su principal propiedad.

Sin embargo, en el proceso de envejecimiento se observa una reducción paulatina y progresiva.  De hecho, a los 50 años de edad el Ácido Hialurónico ha quedado disminuido  en nuestro organismo en un 50%.

Las consecuencias son:

  • La piel pierde hidratación, elasticidad y firmeza, se vuelve más flácida y aparecen las arrugas.
  • En las articulaciones, los cartílagos se vuelven más rígidos, lo que puede llevar al roce entre los huesos, provocando dolor y disminución de la movilidad.

 

¿Qué funciones tiene el Ácido Hialurónico?

Dependiendo de la zona en la que se encuentre cumple distintas funciones:

  • En las Articulaciones: Contribuye a evitar que se produzcan fricciones dolorosas.
  • En los cartílagos funciona como reconstituyente.
  • En la piel.  Sobre todo tiene una función hidratante y de soporte , contribuyendo a que se mantenga una apariencia joven.

 

Qué Tipos de ácido hialurónico hay?

Muchos de los productos cosméticos que se comercializan en la actualidad contienen ácido hialurónico obtenido por síntesis. Su función es la de penetrar en la piel, mezclarse con el ácido hialurónico natural y, de este modo promover una mayor producción de él y  favorecer, además,  la formación de colágeno.

Sin embargo, el producto inyectable que se utiliza en medicina estética o en el tratamiento de patologías articulares se presenta en forma de gel que se inyecta en las zonas a tratar. Hay fundamentalmente dos tipos:

  1. Reticulado: Es un gel más denso, lo que permite que mantenga la estabilidad durante más tiempo (6 a 12 meses).
  2. No reticulado: es más líquido y conserva su estabilidad durante menos tiempo (aproximadamente 3 meses).

¿Para qué sirve el Ácido Hialurónico?

El ácido hialurónico es una poderosa herramienta que se  utiliza en Medicina Estética, en Cosmética y en tratamientos médicos y estéticos.  En los siguientes apartados veremos en detalle sus diferentes formas de presentación y el uso concreto en cada uno de los campos de aplicación:

El Ácido Hialurónico en Cosmética

El ácido hialurónico en cosmética se usa en forma de sérum o incorporado a cremas faciales. Sus defensores afirman que es un excelente complemento para potenciar el efecto de los tratamientos estéticos y para mantener la firmeza, volumen, suavidad e hidratación en la piel.

  • Hidrata

Gracias a su capacidad de absorción y retención de agua, el Ácido Hialurónico es un poderoso hidratante.  No solo hidrata, sino que también contribuye a mantener la hidratación incluso en las capas más profundas,  siendo ésta su principal función en Cosmética.  De este modo se mantiene el grosor, el volumen y la tersura de la piel

  • Ayuda a la creación de colágeno

Promueve la creación del colágeno que da soporte a la piel y a los tejidos.

  • Rejuvenece la piel

En el envejecimiento cutáneo hay una pérdida significativa de hidratación, causado en una parte importante por la pérdida de Ácido Hialurónico.  Éste, al aportar hidratación y elasticidad, mejora considerablemente su aspecto.

  • Reduce las arrugas incipientes

El Ácido Hialurónico en crema o sérum puede servir para evitar o retrasar la aparición de arrugas o tratarlas cuando éstas están en una fase incipiente, puesto que rellena y da volumen a la piel, disminuyendo su profundidad.  Sin embargo, cuando se trata de una piel envejecida con arrugas más profundas hay que recurrir a inyectarlo, puesto que su efecto es considerablemente superior.

 

El Ácido Hialurónico en Medicina Estética

Es en este ámbito en el que se produjo una verdadera revolución como tratamiento de belleza antiedad. El ácido hialurónico para medicina estética se utiliza en forma de inyecciones intradérmicas.  El Ácido hialurónico inyectado favorece la hidratación y  crea una especie de malla que proporciona soporte, alisa la piel y rellena las áreas en las que se inyecta.

Es muy popular para el aumento de labios, rellenos faciales, corrección de arrugas en la frente y el entrecejo, surcos nasogenianos (los que van desde la nariz hacia los laterales de la boca) comisuras labiales, disminución del “código de barras” (estas pequeñas arrugas que se forman entre el labio superior y la nariz).   Su efecto permanece entre 6 y 18 meses.

 

Uso oral del Ácido Hialurónico para prevenir el envejecimiento

Tomado como complemento alimenticio el ácido hialurónico estimula la formación de colágeno, tan importante para la piel y las articulaciones, ayuda a regenerar los cartílagos, evitando su desgaste y promoviendo su regeneración. Al ser digerido contribuye a prevenir el envejecimiento general y no el local. Recomiendan consumirlo en forma oral a partir de los 50.

 

Usos médicos del ácido hialurónico

Por sus especiales propiedades, cada vez es más amplio el campo de aplicación en el tratamiento de distintas patologías:

  • En primer lugar y el más popular es el uso como tratamiento de enfermedades degenerativas de las articulaciones como la artrosis. En este caso es cada vez más frecuente que se realicen infiltraciones de Ácido Hialurónico con el objetivo de reducir el dolor, contribuyendo a paliar los problemas de movilidad. La infiltración intraarticular es sencilla de aplicar y muy poco invasiva, con molestias mínimas para el paciente .Es importante recalcar que, aunque los síntomas de la enfermedad mejoren, el ácido hialurónico no restaura el cartílago dañado. Lo que sí hace es mejorar la lubricación de la articulación y la capacidad de amortiguación. Por ello, conviene recordar que es una terapia complementaria a otros tratamientos convencionales, como realizar ejercicio moderado y seguir una dieta sana y equilibrada.
  • En deportes de élite se utiliza para recuperar de forma más rápida las lesiones de tipo articular, especialmente en tobillo y rodillas.
  • Para sustituir el líquido sinovial que se pierde en la realización de artroscopias.
  • En odontología se utiliza para mejorar la cicatrización y regenerar las encías y la mucosa oral, así como en el tratamiento quirúrgico de la disfunción de la articulación temporo-mandibular.
  • Un uso más reciente es el tratamiento de la cistitis intersticial, mediante su introducción en la vejiga.
  • También hay sugerencias de su utilidad para tratar problemas cutáneos como la lipodistrofia, ya sea originada por terapias con exceso de esteroides o por el tratamiento antirretroviral de las personas infectadas por el VIH.

Esperamos haber despejado algunas de tus dudas sobre el Ácido Hialurónico, sobre sus propiedades, sus aplicaciones y sus beneficios.