El propóleo es un excelente antibiótico natural que estimula las defensas frente a las infecciones y tiene numerosas propiedades terapéuticas para la salud, sobre todo en caso de infecciones respiratorias. Te contamos qué es, cómo funciona, para qué sirve, sus indicaciones y contraindicaciones

Propóleo para las Defensas: Qué es, Para qué sirve y Contraindicaciones

El propóleo se ha puesto de moda y no es de extrañar, pues tiene numerosas propiedades terapéuticas con distintas aplicaciones en la salud, sobre todo  en caso de infecciones respiratorias. Por eso cada vez más profesionales de la salud, sobre todo naturópatas, recomiendan su uso durante el invierno para catarros. Aunque antes de tomarlo, hemos de tener en cuenta información relevante que te resumimos en este artículo, en el que te mostramos qué es el propóleo, para qué sirve y cómo usarlo.

Qué es el Propóleo 

El propóleo es una sustancia fabricada por las abejas a partir de las yemas y resinas de los árboles, que mezclan en su boca con cera y secreciones salivares obteniendo así esta magnífica y curativa sustancia. Las abejas lo utilizan para sellar las colmenas y defenderse frente al ataque de virus y bacterias. Un dato interesante es que los animales embalsamados con propóleo dentro de las colmenas no se pudren.

El propóleo tiene una composición química muy compleja que incluye principios activos, entre los que destacan los bioflavonoides, responsables de su acción antibiótica. Antes de descubrirse la penicilina, los pueblos antiguos utilizaban el propóleo como poderoso antibiótico para curar heridas y evitar que se infectasen bajo la acción de microorganismos También puedes consultar las propiedades del kefir de agua).

Cuáles son las Propiedades medicinales del Propóleo

El propóleo tiene numerosas propiedades terapéuticas, entre las que destacan:

    • Antioxidante
    • Antibacteriano
    • Antivírico
    • Antiinflamatorio
    • Analgésico

Propóleo y enfermedades respiratorias

Más tarde hablaremos de las dosis, de la forma de conservación y de algunas precauciones que debemos adoptar, pero de momento echemos un vistazo a sus muchas aplicaciones terapéuticas. El propóleo se ha utilizado tradicionalmente en caso de enfermedades e infecciones respiratorias como:

Propóleo y enfermedades infecciosas

El propóleo también está recomendado en caso de:

Propóleo y enfermedades de la piel

El propóleo ha sido utilizado por numerosas civilizaciones, junto con la miel, para tratar heridas y enfermedades de la piel:

Conoce las beneficiosas propiedades de la miel para curar heridas y quemaduras.

Propóleo y enfermedades digestivas

Las aplicaciones del propóleo en el aparato digestivo son:

Propóleo y enfermedades urinarias y ginecológicas

El propóleo también se utiliza con frecuencia para tratar enfermedades infecciosas relacionadas con el sistema urinario:

    • Cistitis
    • Cándidas
    • Prostatitis
    • Inflamaciones vaginales
    • Picor vaginal

Cómo usar el Propóleo y cómo conservarlo

    • La mejor forma de utilizar el propóleo es en forma de extracto o tintura.
    • A la hora de tomar propóleo, debemos seguir la prescripción médica o la dosis recomendada en el prospecto del producto, que dependerá de la concentración de propóleo en la tintura.
    • Si vas a utilizarlo para tratar alguna infección interna, tómalo ingerido (con agua o miel). Si lo vas a usar para tratar enfermedades o trastornos de la piel y heridas, aplícalo de forma externa, directamente sobre la afección.
    • Debe conservarse en un recipiente de vidrio oscuro que lo proteja de la luz.
    • Procura que el lugar donde lo guardes no suba de los 15º, ya que se conserva mucho mejor con temperaturas frescas.
    • Bien conservado puede durar muchos años.
    • Si lo vas a utilizar de forma oral (ingerido) tendrá más acción si lo combinas con miel o jalea real.

Precauciones y contraindicaciones del propóleo

    • El propóleo debe utilizarse durante períodos concretos, y nunca de forma continuada.
    • Si nos excedemos en las cantidades o en el tiempo, puede causar distintos trastornos gastrointestinales.
    • Algunas personas pueden ser alérgicas al propóleo y otros productos de apicultura, como la miel o la jalea real. Por ello, conviene tomar pequeñas dosis de prueba o utilizar unas gotas sobre la piel para observar la reacción del cuerpo. Las reacciones alérgicas pueden causar llagas en la boca, irritaciones, malestar digestivo o diarrea.
    • El uso del propóleo en embarazadas y lactantes debe seguirse exclusivamente por prescripción médica, pues no se han realizado estudios sobre los posibles inconvenientes.
    • El propóleo está desaconsejado en caso de asma alérgico, ya que puede empeorar y agravar los síntomas.

Composición del Propóleo

El propóleo contiene más de 150 elementos en su composición. Algunos de los más importantes son:

Formas en que se compra el propóleo

Hay diversas formas en las que podemos encontrar el propóleo en las tiendas para su uso:

    • Sin Procesar: Si estás familiarizada con la compra ecológica, seguro que ya conoces a algún apicultor de la zona donde vivas a quien comprarle miel, jalea o propóleo. Muchos de los apicultores ecológicos que conocemos suelen masticar de vez en cuando propóleo en la boca. El propóleo sin procesar es un trozo pastoso que se parece a la cera y que se puede introducir en la boca y masticar, especialmente para llagas o problemas en la boca. Comprarlo a un apicultor es la única forma de conseguirlo así de puro.
    • Extracto con agua y disolventes: Se vende en forma líquida (la forma más cómoda de tomar). Suele ir mezclado con un disolvente (normalmente etanol).
    • Tintura: Está mezclado con alcohol y suele ser más fuerte (contiene más cantidad de propóleo)
    • Sprays: Suelen ser muy cómodos y eficaces, pues están preparados para aplicar directamente en la boca o la garganta y tienen un efecto bastante anestésico.
    • Cremas: Algunas firmas elaboran cremas con propóleo especialmente indicadas para problemas de la piel.
    • Cápsulas: Es otra buena forma de tomar propóleo de manera fácil y cómoda.
    • Caramelos: También existe la versión caramelo para mantener el propóleo dentro de la boca y liberarlo paulatinamente.

Si te preguntas cómo tomar el propóleo, te diremos que nuestra recomendación es que lo tomes siempre de alguna firma comercial, pues en las indicaciones del producto te vendrá la dosis adecuada según edad y peso.

Nuestras preferencias son la tintura en gotas y los sprays.

 

Para conocer otros elementos naturales con propiedades antibióticas, consulta las propiedades curativas del ajo, los beneficios del Chyawamprash y otros superalimentos.

También te pueden interesar estos artículos:

Consejos ayurvédicos de salud

Cómo usar los 5 elementos de la naturaleza para beneficiar la salud

Por qué enfermamos y cómo sanar

Hidroterapia de colon para limpiar el organismo

Qué son los doshas

Test para descubrir tu dosha

te puede interesar de nuestra tienda…

Bálsamo de Eucalipto y Propóleo Bio

Propolkid. Jarabe infantil de Drasanvi