La cebolla es uno de esos alimentos que, junto con el ajo, conviene añadir de forma diaria a nuestra dieta por sus numerosos beneficios en la salud

Propiedades de la Cebolla y Remedios Caseros con Cebolla

La cebolla (Allium Cepa) es, junto con el ajo, una de las plantas con más propiedades medicinales, además de ser barata y accesible. Al mismo tiempo, la cebolla es una joya imprescindible en la cocina, por lo tanto… ¡Qué no falte la cebolla en nuestra dieta!!

Propiedades de la cebolla

    • Principios activos medicinales: la cebolla contiene algunos principios activos muy interesantes que son los que le proporcionan los beneficios en la salud que veremos más abajo. Entre estos principios activos podemos destacar sus aceites esenciales con propiedades expectorantes, flavonoides que fortalecen el sistema circulatorio, compuestos azufrados que desintoxican el organismo, antioxidantes que prolongan la vida, etc.
    • Minerales y oligoelementos: La combinación específica de minerales contenidos en la cebolla son los responsables de favorecer la eliminación de líquidos y evitar la acumulación de ácido úrico.
    • Vitaminas: La cebolla contiene algunas vitaminas del grupo B como el ácido fólico, vitamina C y vitamina E
    • Aminoácidos esenciales: La cebolla también contiene algunos aminoácidos esenciales que actúan como principios activos medicinales que actúan a nivel del sistema circulatorio, metabólico (bajan el azúcar y las grasas), además de actuar como antitumorales.

Beneficios de la cebolla

Gracias a estas sustancias presentes en la cebolla, siempre y cuando elijamos cebollas ecológicas en las que se hayan preservado sus cualidades y a las que no se hayan añadido pesticidas, la cebolla se ha utilizado tradicionalmente por sus beneficiosos efectos en la salud:

    • Sistema circulatorio: Gracias a la aliína presente en la cebolla, este alimento es, junto con el ajo, uno de los mayores protectores del corazón y el sistema cardiovascular. La cebolla previene los infartos y los trombos, fluidifica la sangre, previene la hipertensión  y fortalece el sistema circulatorio en general. Quizá te interese leer plantas medicinales para el corazón o dieta para el corazón.
    • Desintoxicante y diurética: La cebolla es buena aliada cuando queremos realizar una dieta detox. o para perder peso. Sus compuestos azufrados son los responsables de eliminar sustancias tóxicas del organismo y su combinación de minerales favorece la orina y la eliminación del exceso de líquidos en el organismo. Por lo tanto, si estamos pensando en hacer una dieta para adelgazar, queremos limpiar nuestro cuerpo con una dieta depurativa o sufrimos retención de líquidos o incluso hiperuricemia, la cebolla no debe faltar en nuestros caldos.
    • Para la diabetes: Distintas publicaciones señalan que la cebolla reduce el exceso de azúcar en sangre y la recomiendan como alimento tanto para prevenir como para tratar la diabetes.
    • Enfermedades respiratorias: La cebolla, tanto ingerida como cuando se inspiran sus aceites esenciales, proporcionan un claro alivio a la obstrucción respiratoria y se conoce desde hace años su beneficioso efecto en la salud en caso de gripe, catarro, bronquitis, etc.
    • Para afecciones de la piel: Algunos componentes de la cebolla actúan de forma externa (cuando se aplican sobre la piel) como poderosos antibacterianos. Por eso, aplicar cebolla sobre la piel en caso de acné, heridas, picaduras, etc puede aliviar y sobre todo desinfectar la zona.
    • Antibiótico natural: La cebolla es, junto con el ajo, una de esas joyas antibióticas que siempre tenemos a mano en la cocina. Al igual que el ajo, la cebolla contiene algunos compuestos que actúan, sobre todo, en procesos infecciosos, como antibióticos naturales.
    • Anticancerígena: El consumo regular de ajo y cebolla está relacionado con una menor incidencia de cáncer y un menor desarrollo tumoral, especialmente en lo que se refiere a cáncer de pulmón, de estómago y de colon.

Tabla nutricional de la cebolla

Estos son los nutrientes de la cebolla aproximados por cada 100g de cebolla:

Remedios caseros con cebolla

A continuación te sugerimos una serie de remedios caseros de la abuela con cebolla para distintas finalidades:

    • Caldo de cebolla para adelgazar

      Pon a hervir en una olla 1 litro de agua y añade: 4 ramas de apio, dos cebollas pequeñas, tres puerros y dos dientes de ajo. Cuece a fuego lento durante 10 minutos y retira del fuego. Después, tendrás que dejarlo macerar 20 minutos, colar el líquido y guardarlo en la nevera.  Este caldo depurativo y adelgazante se toma tres veces al día, media hora antes de cada comida.

    • Rodajas de cebolla para la tos nocturna

      Corta una cebolla en rodajas más o menos finas y déjalas en un plato. Coloca el plato en una mesilla cercana a la cama donde vayas a dormir (este remedio es genial para peques). Los aceites esenciales volátiles de la cebolla se desprenderán por la habitación y te ayudarán a reducir la tos.

    • Compresas de cebolla para reúma

      Licua una cebolla o dos (o las que necesites). Calienta el líquido en una olla y empapa bien un paño de lino. Luego, escurre y aplica caliente en la zona de dolor.

    • Cebolla cruda para mejorar la circulación

      Si queremos beneficiarnos de las propiedades medicinales de la cebolla, no solo para la circulación, sino para cualquier sistema interno del organismo, no hay método más fácil y sencillo que añadir todos los días a cualquier ensalada una cebolla cruda.

    • Jarabe de cebolla antobiótico

      En un tarro, introduce 2 cebollas grandes en rodajas, el zumo de 2 limones y 8 cucharadas de miel. Remueve bien y deja macerar un día en la nevera (debe conservarse siempre en la nevera y dura 4 días). Tomar 2 cucharadas soperas cada 2 horas.

    • Cebolla para afecciones de la piel y el cabello

      Licuar una cebolla y pasar el líquido por la zona afectada en caso de: acné, psoriasis, dermatitis, caspa, picaduras, sabañones, verrugas, etc.

Contraindicaciones de la cebolla

La cebolla es un alimento perfectamente seguro y apto para todas las personas, sin embargo, a causa de determinados componentes, deben evitarla las personas que sufren:

Pero, al margen de estas afecciones específicas, la cebolla es uno de esos alimentos maravillosos que nos proporciona la naturaleza y que, sin duda, conviene incluir de manera regular en la dieta, al igual que el ajo, porque son verdaderos regalos para nuestra salud.

Artículos Relacionados