Descubre cuáles son las primeras señales de la pre-menopausia y los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer cuando se acerca a la menopausia

Primeros Síntomas y Señales de Premenopausia

Aunque la menopausia ocurre alrededor de los 50 años de edad, durante los años previos se dejan ver los primeros síntomas o señales. Este proceso previo donde ocurren algunos cambios se conoce como perimenopausia

En este reportaje te ayudamos a detectar esos signos o señales, para que no te preocupes si ocurren y a tomar algunas precauciones o cuidados especiales para hacer que la transición hacia la pre-menopausia sea lo más suave y menos traumática posible.

Cuándo empieza la pre-menopausia o perimenopausia

Aunque la menopausia se produce en las mujeres alrededor de los 50 años, lo cierto es que muchos años antes podemos empezar a experimentar ya ciertos cambios, incluso a partir de los 40. Es el resultado del envejecimiento del sistema hormonal femenino.

Algunas mujeres tardan mucho y a penas sufren síntomas previos de premenopausia y otras, en cambio, pueden empezar a experimentar cambios o síntomas muchos años antes y pasar a la menopausia de forma más paulatina.

Cambios en la menstruación

Los primeros signos de premenopausia que podemos percibir tienen que ver con la menstruación. Estas señales o síntomas no siempre tienen la misma intensidad. Puedes observar cambios muy evidentes o también es posible que a penas te des cuenta o que ni siquiera lo notes. Recuerda, para todos estos trastornos, que el aceite de onagra es un gran regulador de la menstruación.

Algunos cambios que se producen en la menstruación son:

Cambio en la duración de los ciclos de la menstruación

Uno de los síntomas que podemos percibir es que cambia la frecuencia con la que nos viene la menstruación. Normalmente se alargan los ciclos (es decir, nos viene cada más días), pero también puede ser que ocurra lo contrario, es decir, que nos venga con más frecuencia o cada menos días.

Cambio en la intensidad de la menstruación

De nuevo, los síntomas de la premenopausia no siempre son iguales en todas las mujeres. Algunas pierden intensidad y tienen menstruaciones más suaves, con menos sangrado. Otras, en cambio, pueden sufrir menstruaciones más abundantes. La cuestión es que podemos empezar a observar cambios, formas diferentes en que ocurre la menstruación. Si tienes menstruaciones abundantes, recuerda tomar suplementos de hierro.

Cambio en el olor y textura de la menstruación

Otro signo que puedes experimentar es el cambio de olor y textura de la menstruación. Por ejemplo, puede que empiecen a aparecer coágulos durante el sangrado.

Perimenopausia y Sexo

Otros cambios importantes que podemos experimentar durante la pre-menopausia tienen que ver con nuestras relaciones sexuales.

Cambios en el deseo y la apetencia sexual

Si tus relaciones sexuales siempre han sido, en general, satisfactorias, no es común que experimentes ningún cambio repentino. Pero, en general, es importante tener en cuenta que los cambios hormonales afectan al deseo y las ganas de mantener relaciones sexuales.

Disminución de la fertilidad

Según van pasando los años y envejece el sistema hormonal, se dificulta la capacidad para quedarse embarazada. No obstante, si no deseas quedarte embarazada, debes tomar precauciones hasta el momento en que haya llegado la menopausia y la menstruación se haya retirado, ya que mientras siga existiendo menstruación, el embarazo es posible.

Falta de lubricación vaginal

Otro de los síntomas de la premenopausia es que los tejidos de la vagina pierden lubricación y elasticidad debido a la disminución de estrógenos. Por esta razón es posible que se sienta dolor o irritación al mantener relaciones sexuales.

Síntomas y cambios en el cuerpo

Otros cambios que podemos ir notando paulatinamente con la llegada de la perimenopausia son:

Pérdida ósea

Otro de los efectos de la disminución de estrógenos es la pérdida de masa ósea. Por lo tanto, con la llegada de la perimenopausia y la menopausia, corremos el riesgo de sufrir osteoporosis. Es esencial, entonces, que tomes las precauciones necesarias. Recuerda que algunos de los alimentos más ricos en calcio son las almendras y las semillas de sésamo y que en cambio, la leche, es un arma de doble filo pues, aunque contiene calcio, produce acidificación de la sangre, para alcalinizarnos, toma calcio de los huesos.

Sudores nocturnos y sofocos

Aunque durante la menopausia pueden ser más intensos, en los años previos antes de desaparecer la menstruación, podemos empezar a notar calores o sudores nocturnos que resultan muy molestos, pues a veces es necesario cambiar la ropa de dormir varias veces durante la noche.

Cambios de humor

Este es otro de los factores que no debemos perder de vista, ya que los cambios de humor en la pre menopausia y la tendencia a la depresión pueden manifestarse con gran intensidad y debemos tenerlos en cuenta para poner remedio. Consulta este reportaje sobre los nutrientes esenciales para mantener un estado de ánimo saludable.

Cansancio

Dados los cambios fisiológicos que se producen en el organismo durante la menopausia, también es habitual sentir cansancio excesivo o agotamiento generalizado. Para ello es muy importante que sigas una dieta equilibrada, que duermas y descanses lo suficiente y que practiques ejercicio saludable. También es bueno consumir germinado de alfalfa.

Artículos Relacionados