Cómo beneficiarse de las propiedades del perejil, rico en nutrientes y tradicionalmente usado como remedio para numerosas afecciones.

Perejil: Propiedades culinarias y terapéuticas

El perejil (Petroselinum Crispum) es una planta aromática ampliamente cultivada y utilizada en la gastronomía del mundo entero con numerosas propiedades culinarias y terapéuticas.

En este reportaje te hablamos de las propiedades nutricionales del perejil, sus beneficios en la salud y sus contraindicaciones. También te explicamos cómo utilizarlo para obtener todos los beneficios del perejil para la salud.

Propiedades nutricionales del perejil

El perejil es una planta aromática especialmente rica en:

Tabla nutricional aproximada por cada 100g de perejil:

Agua88g
Calorías36g
Hidratos de Carbono6.3g
Grasas0.8g
Proteínas3g
Fibra3g
Vitamina A5200UI
Vitamina C133mg
Ácido fólico152mcg
Calcio138mg
Hierro602mg
Fosforo58mg
Magnesio50mg
Zinc1.1mg

Beneficios del perejil en la salud

El uso del perejil como remedio tradicional para numerosas afecciones se remonta a un pasado muy lejano, pues numerosas civilizaciones lo han utilizado con fines medicinales. En la actualidad, son numerosos los estudios científicos y clínicos que se han realizado y que confirman su beneficioso impacto en la salud:

    • Diurético. Una de las aplicaciones más populares del perejil es como potente diurético gracias al apiol y la miristicina que favorecen la eliminación de toxinas a través del aparato urinario. Por ello, el perejil está recomendado en el tratamiento de afecciones de las vías urinarias, obesidad, enfermedades reumáticas e hipertensión.
    • Mejora la digestión. El perejil es un suave laxante indicado en caso de estreñimiento que, además, estimula el apetito y las funciones digestivas, es carminativo y ayuda a expulsar los gases.
    • Antioxidante, antiinflamatorio y anticancerígeno. El perejil es rico en un flavonoide llamado apigenina que en diversos estudios ha resultado ser un potente antioxidante que evita el crecimiento irregular de la células. La apigenina fortalece el sistema inmunitario, tiene un leve poder antiinflamatorio, ayuda a desintoxicar el organismo y es una sustancia en el punto de mira en tratamientos contra el cáncer.
    • Anemia. Por su combinación de hierro y Vitamina C (necesaria para la absorción del hierro), el perejil está indicado en personas con anemia.
    • Anticoagulante. Parece ser que existen diversos estudios que confirman la acción de varios compuestos anticoagulantes en el perejil que pueden contribuir a mejorar enfermedades del corazón.
    • Otros. Al perejil también se le atribuyen otras virtudes terapéuticas: anestésico, relajante, colirio para los ojos, moretones y hemorragias, úlceras y picaduras de insectos. Por su riqueza en clorofila, también se recomienda en caso de halitosis.

Indicaciones del perejil

Por todos estos motivos, el perejil está indicado en:

Cómo usar las propiedades del perejil

Dependiendo de la finalidad con la que queramos utilizarlo, podemos utilizar el perejil a través de:

    • Infusiones. Una infusión se realiza añadiendo la planta una vez que el agua ha hervido y se ha retirado del fuego. Es decir, primero ponemos el agua y la dejamos hervir. Cuando haya hervido, retirar del fuego y añadir el perejil seco. Dejar macerar fuera del fuego durante unos minutos.
    • Perejil fresco. Sin duda, una de las mejores maneras de beneficiarnos de las muchas propiedades del perejil  es consumirlo fresco (es como mantiene mejor todos sus principios nutricionales) como condimento en nuestros platos… no solo nos dará salud sino que aportará un delicioso sabor y aroma.
    • Aceite esencial de perejil. También podemos utilizar los principios activos del perejil a través de su aceite esencial, aplicándolo de forma tópica (en la piel). Recuerda que antes de usar aceites esenciales es necesario tener en cuenta algunas precauciones básicas.
    • Compresa. También para uso externo en moretones, picaduras, golpes o inflamaciones. Para ello, mezcla una cucharada sopera de arcilla blanca con agua de infusión de perejil hasta que consigas una textura cremosa. Vuelva el contenido en un paño, ciérralo y, en forma de saquito, aplícalo sobre la piel.
    • Cataplasma. Para la misma finalidad tópica (en la piel) machaca unas ramitas de perejil y aplícalo directamente en la zona afectada (solo o mezclado con vinagre).

Contraindicaciones del perejil

El perejil, en condiciones normales y tomado con moderación, no presenta toxicidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas precauciones:

    • Embarazo. El perejil tiene efecto emenagogo que estimula la función del útero y puede resultar abortivo. Por lo tanto, deben evitarlo las mujeres durante el embarazo.
    • Piel. Cuando se aplica en la piel, puede resultar irritante en personas con piel sensible.
    • Insuficiencia renal. En caso de insuficiencia renal, consultar con un especialista antes de tomarlo
    • Alergias. Puede producir reacción en personas alérgicas a algún componente de esta planta.

No obstante, la precaución más importante es la siguiente: ¡Tomarlo con moderación! Ninguna planta, ningún compuesto ni ningún remedio milagroso va a hacer desaparecer, por sí solo, los problemas que tengamos, y mucho menos si lo que hacemos es atiborrarnos con sobredosis. Por todas las propiedades anteriormente mencionadas, conviene incorporar el perejil en la dieta de forma moderada, al igual que otras muchas plantas y alimentos. No hay mejor remedio para la salud, a nivel global, que seguir una dieta equilibrada con variedad de alimentos de calidad, hacer ejercicio, descansar profundamente y cuidar del espíritu con una vida amorosa y unas relaciones satisfactorias.

No te dejes seducir por los reportajes que hablan maravillas de esta y otras plantas… el perejil es beneficioso, sí, al igual que otros miles de alimentos y sustancias medicinales. Pero eso no quiere decir que sea milagroso. Es más, cualquier planta con principios medicinales afecta al equilibrio del organismo y por ello hemos de tener precaución y usarlas con moderación.