Menopausia: etapas, síntomas y tratamiento natural con dieta, suplementos y plantas medicinales

Menopausia: Tratamiento Natural

Afortunadamente, la menopausia ya no se considera a día de hoy una enfermedad sino una etapa biológica en la que, según la esperanza de vida actual, pasaremos casi la mitad de nuestros días.

Etapas de la menopausia

Durante el proceso en el que se produce el cese de la ovulación y la fertilidad, existen varias etapas con cambios diferentes:

    • Postmenopausia. Es el período previo a que desaparezca la menstruación y durante esta etapa, el sangrado aparece de manera irregular, con cambios en la frecuencia, cantidad, etc. En general, se producen alteraciones del ciclo.
    • Menopausia. Se considera menopausia cuando existe una interrupción de la menstruación durante, al menos, 12 meses. Durante esta etapa tiene lugar un considerable descenso en la producción de estrógenos.
    • Posmenopausia. Es la fase que sigue a la menopausia y en ella se muestran claramente los síntomas más molestos estrechamente relacionados con la falta de hormonas.

Cambios en el cuerpo durante la menopausia

Debido a la falta de producción de hormonas ocurren cambios importantes en el cuerpo de la mujer durante la menopausia a todos los niveles. Eso sí, es importante resaltar que todas las mujeres somos diferentes y no todas cursamos con los mismos síntomas e intensidad, pudiendo incluso no sentir ninguno de estos síntomas:

    • Hormonas. Este cese de hormonas puede provocar cambios en las mucosas, los músculos, los huesos y articulaciones, los nervios, la temperatura corporal, el equilibrio de agua en el organismo, el metabolismo de los alimentos, etc.
    • Cambios psicológicos. Puede ocurrir un gran incremento de la respuesta emocional con cambios de humor, ansiedad, nerviosismo, insomnio, depresión y alteraciones del sueño.
    • Cambios sexuales. Con la menopausia puede descender el deseo, haber molestias en el acto sexual, bajar la intensidad del orgasmo y aparecer incontinencia urinaria al mínimo esfuerzo.
    • Aumento de peso. Puede aparecer un deseo compulsivo de comer y existir disfunciones en la glándula tiroides y en el metabolismo general de los alimentos. Aunque no hay una relación clara, también hemos de tener en cuenta que al hacernos mayores hacemos menos ejercicio, y la vida sedentaria junto con los cambios hormonales pueden conducir al sobrepeso.
    • Cambios en el sistema cardiovascular. Después de la menopausia perdemos la protección cardiovascular de las hormonas femeninas, por lo que hay mayor riesgo de sufrir infarto.
    • Otros. También puede haber cambios en la percepción de los sentidos, alteraciones digestivas, cambios en la piel, etc

Dependiendo del momento y la situación vital que estemos atravesando, la menopausia puede vivirse sin cambios dramáticos, con alegría y nuevas perspectivas.

Síntomas más habituales de la menopausia

Tratamiento natural de la menopausia

Según el afamado Prof. Felipe Hernández, la terapia hormonal sustitutiva ((THS) provoca a medio y largo plazo más inconvenientes que ventajas. Según él, el problema reside en que solamente se informa de sus beneficios y no de sus peligros. Aunque puede aliviar algunos síntomas momentáneamente, existen numerosos estudios científicos que nos relata en su fantástico libro “Antienvejecimiento con nutrición ortomolecular” y que revelan los graves peligros que conlleva este tratamiento a largo plazo.

También nos habla de la controvertida soja y sus famosos fitoestrógenos. Aunque la soja es un alimento muy consumido y que reporta muchos beneficios (especialmente en el caso de la menopausia), prácticamente la totalidad de la producción mundial actual de soja es transgénica (incompatible con nuestras enzimas digestivas). Por ello,  cada vez más voces especialistas la señalan como poco recomendable, sobre todo en exceso y especialmente mujeres que tengan antecedentes familiares de cáncer hormonodependiente.

Por ello, te hablaremos a continuación de cómo seguir un tratamiento natural de la menopausia

Dieta

Por complejas cuestiones bioquímicas en las que no vamos a entrar, y por su relación con el sistema hormonal de la mujer, una dieta rica en productos procesados y desnaturalizados, grasas saturadas (proteína animal), leche, trigo y otros cereales con gluten, harinas refinadas, azúcares, bollería industrial, aditivos alimentarios, etc (o sea, el tipo de alimentación que sigue la mayoría de la población)… es muy poco recomendable cuando llega el momento de la menopausia.

Un cambio radical en la dieta puede ayudarnos enormemente a proporcionar al organismo aquello que necesita en este momento tan particular de nuestras vidas. De manera general, hemos de aprender a elaborar una dieta sana y equilibrada teniendo en cuenta algunas cuestiones básicas de higiene alimenticia.

De manera particular, para el caso de la menopausia, hemos de asegurarnos de introducir en esa dieta de manera regular estos alimentos con gran poder antioxidante:

    • Ajo y cebolla. Procura incluir ajo y cebolla todos los días en tus ensaladas o guisos
    • Crucíferas (brécol, col, coliflor). Prueba el brécol crudo en ensalada.. te sorprenderá
    • Remolacha. Lo mejor, cruda y fresca en ensalada… ¡Riquísima!
    • Arándanos. Cuando sea época, no te olvides de esta sana y sabrosísima fruta
    • Granada. La granada no solo es una de las frutas con más propiedades terapéuticas sino que contiene estrógenos de una composición muy similar a la humana
    • Carotenos. Alimentos de color naranja y amarillo
    • Algas Marinas. Las algas marinas son más ricas en calcio y hierro que los alimentos que normalmente nos venden como los mejores
    • Té verde. El té verde ha sido considerado desde hace mucho tiempo como una de las plantas con mayor poder antioxidante
    • Cítricos. Ricos en Vitamina C, la reina de las vitaminas
    • Ácidos grasos omega 6. Especialmente concentrados en los aceites vegetales de primera presión en frío de borraja, onagra y girasol (el del super de turno no es de primera presión en frío, ni mucho menos).
    • Semillas y frutos secos. Las semillas de sésamo, de lino, de girasol y de calabaza y algunos frutos secos como la almendra y la nuez contienen proteínas de calidad, ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas extremadamente beneficiosos para el sistema hormonal de la mujer. Procura introducirlos diariamente en tus platos.

Suplementos para la menopausia

La terapia ortomolecular utiliza micronutrientes esenciales en forma de suplementos dietéticos (con mayores dosis que las contenidas en los alimentos) para restaurar el equilibrio bioquímico del organismo. Los nutrientes más importantes para la menopausia son:

Acertar con la dosis de cada uno de estos nutrientes es un asunto complejo, sobre todo en lo que se refiere a la sinergia entre ellos. Por eso te aconsejamos que, o bien te pongas en manos de especialistas o bien escojas algún producto de laboratorios como Lamberts o Nutergia específico para la menopausia.

Plantas medicinales para la menopausia

    • Maca

      Además de contener minerales y oligoelementos, también posee sustancias naturales que estimulan la pituitaria y el hipotálamo (regulan órganos encargados del equilibrio hormonal durante la menopausia)

    • Angélica Sinensis

      Influye en el equilibrio hormonal,  el sistema nervioso (depresión, ansiedad, insomnio) y tiene propiedades analgésicas para los dolores articulares

    • Cimicífuga

      Especialmente indicada para la etapa pre-menopáusica, regula el sistema hormonal y contiene principios activos indicados para los síntomas físicos de la menopausia

    • Salvia

      Estimula la actividad estrogénica y sus principios activos mejoran la sudoración y regulan la tensión arterial

 

te puede interesar de nuestra tienda…

Flavogen Bifase 60 cáps. Drasanvi. Menopausia

Fema 45 180 Tabs. Lamberts

Artículos Relacionados