La achicoria es el mejor y más recomendable sustituto del café, pues tiene un sabor muy parecido y es extremadamente saludable. También te hablamos de la malta y te proponemos algunas infusiones originales.

Los Mejores Sustitutos del Café

El café tiene sus ventajas e inconvenientes en lo que se refiere a la salud. En este reportaje, dirigido a aquellas personas que tienen contraindicado el café por alguna razón, hablamos de los mejores sustitutos del café; aquellos cuyo sabor se parece más y otras alternativas diferentes pero muy saludables.

Achicoria, el mejor sustituto del café

La achicoria es una planta originaria de Europa cuya raíz se utiliza, no solo para elaborar este popular sustituto del café, sino para numerosas aplicaciones medicinales. Una vez recolectada la raíz, se tuesta y se muele muy fina. La infusión de este polvo es lo que se usa para hacer el sustituto del café.

Normalmente el resultado es algo más acuoso y menos espeso que el café, pero el sabor es bastante parecido. Podemos encontrar achicoria en algunos supermercados convencionales, pero en herbolarios y tiendas de productos ecológicos siempre encontrarás.

Además de usar las raíces tostadas y molidas como sustituto del café, también se pueden consumir las hojas y las yemas de la achicoria como alimento en ensaladas o cocidas, ya que tienen propiedades depurativas del hígado.

Sin duda, de todas las opciones, la achicoria es la alternativa más parecida al café en sabor, y la más saludable (pues la malta, de la cual hablaremos luego, tiene el gran inconveniente de contener gluten).

Indicaciones de la achicoria

La achicoria tiene numerosas propiedades medicinales. Estos son algunos de sus efectos beneficiosos en la salud:

    • Digestiva: La achicoria favorece el proceso digestivo y abre el apetito.
    • Laxante: Está indicada en caso de estreñimiento
    • Corazón: favorece la circulación ya que fluidifica la sangre, además de limpiar, pues es un buen depurativo general. Está indicada en caso de hipertensión y taquicardia, pues reduce el ritmo cardíaco.
    • Articulaciones: La achicoria también está indicada en trastornos relacionados con articulaciones como gota, reúma o artritis reumatoide.
    • Otros: También es una buena opción para acelerar el metabolismo en caso de obesidad y de diabetes

Contraindicaciones de la achicoria

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que la achicoria está contraindicada en caso de:

Malta, el otro sustituto del café

La malta proviene de la cebada y es el otro gran sustituto del café. La malta se elabora después de germinar, secar y tostar los granos de cebada, por lo tanto, es un cereal con sus correspondientes cualidades nutricionales, es decir, rico en hidratos de carbono y algunos aminoácidos, vitaminas y minerales, y bajo en grasas.

Al igual que ocurre con todos los cereales, la malta es un alimento que proporciona gran cantidad de energía al organismo, por lo que es una buena alternativa para el desayuno.

La parte negativa de la malta es su contenido en gluten. La cebada, junto con el trigo, el centeno y la avena) es uno de los cereales que contiene gluten. Las últimas corrientes nutricionistas (especialmente la nutrición ortomolecular) aseguran que el gluten es auténtico veneno para el organismo de todas las personas, no solo de los celíacos. Según estos especialistas, la intolerancia al gluten no es una anomalía, sino la muestra del perfecto funcionamiento del sistema inmunológico de algunas personas que “alerta” sobre el efecto perjudicial de esta proteína en el organismo humano. Si el tema te interesa consulta Trigo, veneno en la dieta, sonde te hablamos sobre le efecto del gluten en la dieta.

Infusiones originales

Estos dos sustitutos del café que te hemos propuesto son las copiones más parecidas de sabor y textura, pues puedes igualmente beberlas con leche de vaca o leche vegetal (arroz, coco, soja, etc). De las dos opciones, la más saludable es la achicoria, especialmente si la tomamos sola o con leche vegetal (consulta los pros y contras de la leche de vaca).

Pero, además de estos sustitutos del café, también disponemos de otras alternativas más distintas al café que las anteriores, pero saludables e idóneas para quienes tienen contraindicado el café.

A continuación te sugerimos algunas infusiones originales y diferentes para empezar el día con buen pie:

    • Infusión de Canela y Jengibre

      Para elaborar esta deliciosa infusión, pon agua a hervir y añade una rodajita pequeña de jengibre fresco y una ramita de canela. Deja hervir 3 minutos, retira del fuego y cuela. Endulza con miel o stevia. Si te resulta complicado disponer de los ingredientes, también puedes encontrar esta infusión preparada en muchas herboristerías, pues es una famosa combinación la del jengibre con la canela.

    • Infusión de Té Verde, Goyi y Limón

      Para elaborar esta infusión, pon agua a hervir. Cuando hierva, retira del fuego y añade una bolsita de té verde. Déjala macerar 3 minutos y saca la bolsita (el té a remojo se oxida). Añade una cucharada de bayas de Goyi y el zumo de medio limón y endulza con miel o stevia.

    • Infusión de Naranja, Menta y Canela

      Para hacer esta exótica infusión, pon agua a hervir. Cuando llegue a la ebullición, retira del fuego y añade una cucharadita de menta seca. Deja macerar fuera del fuego durante 3 minutos y cuela. Añade el zumo de media naranja y espolvorea un poco de canela en polvo. Endulza con un poco de miel o stevia.

Beneficios del café en la salud

A pesar de que el café tiene muy mala prensa y son muchas las personas intentando dejar de consumir café, lo cierto es que, al igual que ocurre con todo, tomado con moderación, no solo no es perjudicial sino que puede llegar a ser muy saludable. De hecho, lo peor de consumir café es la leche que suele acompañarlo.

Distintos estudios realizados demuestran que el café:

    • Reduce el riesgo de padecer Alzheimer, Gota y Parkinson
    • Dilata los bronquios y favorece el buen funcionamiento de los pulmones
    • Protege al corazón y reduce la incidencia de cardiopatías
    • Reduce la Diabetes del Tipo II
    • Es laxante, diurético y, por lo tanto, depurativo
    • Es analgésico
    • Reduce la propensión a las piedras en el riñón y estimula el buen funcionamiento de la vesícula biliar
    • Estimula la memoria a corto plazo y las funciones cognitivas en general

Riesgos y contraindicaciones del café

A pesar de todo ello, el café también tiene sus sombras, casi siempre relacionadas con la cafeína (algo fácilmente solucionable tomando café descafeinado).

Estos son algunos aspectos negativos del café:

    • Adicción: aunque la cafeína no tiene efectos tan negativos en la salud como otras drogas, lo cierto es que sí genera dependencia y dejarlo conlleva, en algunos casos, sufrir el síndrome de abstinencia.
    • Sistema nervioso: principalmente, el café causa insomnio, nerviosismo, ansiedad y taquicardias.
    • Colesterol: algunos estudios relacionan un mayor consumo de café con mayores niveles de colesterol
    • Sistema digestivo: El café no favorece en absoluto el proceso digestivo (es fatal después de comer o mezclado con otros alimentos) y puede generar gases, mala digestión, diarreas y úlceras.
    • Corazón: Aunque está demostrado que el café ejerce un papel cardioprotector, al mismo tiempo estimula el sistema nervioso y puede generar hipertensión, con los riesgos que ello conlleva.
    • Otros: el café también está relacionado con fallos renales, cistitis y mal desarrollo del feto en embarazo.