La lechuga es un alimento excelente para dietas de adelgazamiento, para reforzar el sistema inmunológico y, muy especialmente, para el insomnio y para eliminar la retención de líquidos.

Lechuga, Tranquilizante y Diurética

La lechuga (Lactuca Sativa), tan típica de nuestras mediterráneas ensaladas, posee propiedades particulares que la hacen especialmente interesante en caso de nerviosismo y retención de líquidos.

La lechuga es tranquilizante y diurética, pero también posee otras virtudes que te explicamos a continuación.

Nutrientes y elementos medicinales de la lechuga

La lechuga es un alimento que contiene, sobre todo, agua. Por su bajo contenido en calorías, suele incluirse en dietas de adelgazamiento. Además del agua natural, la lechuga también contiene:

    • Vitaminas. La lechuga contiene, sobre todo, vitamina A, C y muy especialmente casi todas las vitaminas del grupo B.
    • Minerales: La lechuga posee prácticamente todos los minerales y oligoelementos más importantes: hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc, etc.
    • Macronutrientes: La lechuga contiene cantidades muy pequeñas de macronutrientes como proteínas (aunque posee algunos aminoácidos esenciales) y es particularmente baja en grasas y carbohidratos. Eso sí, los carbohidratos que posee son casi todo fibra, excelente para la flora intestinal.
    • Elementos medicinales: La lechuga posee flavonoides (antioxidantes), cumarinas, alcaloides, sustancias amargas (todos ellos principios medicinales) y, muy especialmente lactucropiquina y lactucina, que le proporcionan su característica sedante y tranquilizadora.

Beneficios de la lechuga en la salud

Gracias a su composición particular, la lechuga tiene estas propiedades y beneficios en la salud:

    • Sedante: Como ya hemos visto, la lechuga contiene unas sustancias que la convierten en una planta tranquilizante. Estas sustancias regulan el sistema nervioso, nos ayudan a dormir mejor, combaten las palpitaciones y el nerviosismo.
    • Salud de los ojos: Una decocción de lechuga nos puede servir como colirio natural para ojos cansados, infecciones oculares, etc. Este beneficio se debe, sobre todo, a su contenido en betacarotenos (pro-vitamina A).
    • Diurética: La lechuga es una de las plantas más diuréticas tradicionalmente usada en todo tipo de afecciones que se vean mejoradas con la eliminación de líquidos como obesidad, hipertensión, etc.
    • Diabetes: La lechuga es también una buena opción para reducir el nivel de azúcar en sangre en caso de diabetes y regular el colesterol gracias a sus sustancias antioxidantes.
    • Piedras en el riñón: Por su efecto diurético, la lechuga está recomendada en caso de piedras en el riñón.
    • Salud intestinal: Por su aporte en fibra, la lechuga mejora la salud de la flora intestinal.
    • Insomnio: Por sus propiedades tranquilizantes, la lechuga está indicada en caso de insomnio.
    • Sistema respiratorio: La lechuga está también indicada en caso de afecciones del sistema respiratorio, especialmente en caso de asma, tos y bronquitis.
    • Sistema inmunológico: Según diversos estudios, la lechuga estimula la producción de células inmunológicas y refuerza el sistema inmunológico.

Tabla nutricional de la lechuga

Estos son los nutrientes de la lechuga por cada 100 gramos:

 

Tipos de lechuga

Existen más de 100 variedades de lechuga, entre las cuales, las más comunes y habituales en el mercado son:

    • Lechuga romana

      Es la lechuga más habitual (hojas alargadas y apretadas), la que solemos encontrar en los mercados. Por su resistencia a distintas temperaturas, la encontramos en todas las estaciones del año. Además, es la más nutritiva de todas.

    • Iceberg

      Es la lechuga redonda que tiene forma de repollo. Lo más interesante de esta variedad de lechuga es que resulta muy crujiente y le da un toque especial a las ensaladas.

    • Hoja de roble

      Esta bonita lechuga es verde y blanca en la parte cercana al tronco y morada en el extremo. No solo embellece cualquier ensalada por su espectacular color, sino que, además, contiene especial riqueza de antocianinas. La encontramos, sobre todo, al final de la primavera y en verano.

Cómo consumir la lechuga

Para obtener los mejores beneficios de la lechuga, tanto en sabor como por sus principios medicinales, aquí van algunos consejos:

    • Ecológica, por favor

      La lechuga es uno de los vegetales que más sustancias químicas y pesticidas lleva cuando es de producción industrial. Nuestro consejo, desde luego, es que compres lechuga ecológica libre de estas sustancias nada deseables para consumirla llena de propiedades beneficiosas, en lugar de llena de venenos… ¡Aprende a comprar ecológico!

    • Fresca

      Para que mantenga intactas sus propiedades medicinales y nutritivas, hemos de consumir la lechuga fresca, es decir, lo antes posible después de ser arrancada de la tierra. Por ello te sugerimos, como siempre, que pruebes a consumir tus propios alimentos cultivando tu huerto en casa.

    • Decocción de lechuga

      Además de consumirla en las populares ensaladas, una buena forma de obtener sus principios medicinales es realizar decocciones de lechuga (mantenerla hirviendo unos minutos) al 50% de agua/lechuga.

    • Batidos de lechuga

      Por último, también te sugerimos que introduzcas la lechuga en tus batidos vegetales. Sin duda, se trata de uno de los vegetales más idóneos para introducir en los batidos de desayuno, por su textura, su sabor neutro y sus propiedades nutricionales. Combínala con otros vegetales de la huerta como zanahoria, col, tomate o espinacas (añade un poco de agua, un poco de aceite de oliva virgen, un poco de sal, bátelo todo junto y… listo!)