La leche de coco es perfecta en dietas para deportistas. Te explicamos las particularidades de la leche de coco y cómo hacer leche de coco.

Leche de Coco, la más Energética

De todas las bebidas vegetales disponibles en el mercado, la leche de coco, no solo tiene un delicioso sabor, sino que además es una de las más energéticas.

¿Cómo se obtiene la leche de coco?

No hay que confundir la leche de coco con el agua de coco. El agua de coco es el líquido natural que hallamos en el interior de los cocos.

La leche de coco es la mezcla de agua con la carne del coco.

Lo que conocemos como coco, es la pulpa de la semilla del coco, una especie de carne vegetal con un sabor exquisito, textura aceitosa y numerosos e interesantes nutrientes que veremos a continuación.

Nutrientes y composición de la leche de coco

Estas son las características nutricionales de la leche de coco:

    • Agua: El componente principal de la leche de coco, al igual que otras bebidas vegetales, es el agua, aunque su cantidad depende de cada firma o de la cantidad de agua que usemos si hacemos leche de coco casera.
    • Proteínas: La leche de coco es particularmente rica en proteínas, comparada con otras leches como la leche de arroz y otros cereales, pues el coco es un fruto seco y los frutos secos, al igual que las legumbres, son más ricas en proteínas que los cereales.
    • Hidratos de carbono: La leche de coco no es particularmente rica en azucares, pues, como hemos visto, el mayor porcentaje de su composición es agua.
    • Grasas: Comparada con otros tipos de leche, la leche de coco es una de las más ricas en grasas, sobre todo grasas saturadas. Este es un tema controvertido, pues aunque las grasas saturadas se han demonizado hasta la saciedad, lo cierto es que también son necesarias para la salud (tomadas con moderación), sobre todo en este caso, al tratarse de una fuente vegetal. Además, esta riqueza en grasas la convierte en una de las leches más energéticas (deporte, desnutrición, delgadez).
    • Fibra: Aunque el coco sí es una fuente rica en fibra (al igual que la mayoría de los vegetales), hemos de recordar que, en la elaboración de la leche de coco, se cuelan los restos de coco, por lo que contiene poca fibra.
    • Vitaminas: La leche de coco contiene una cantidad moderada de vitaminas, especialmente vitaminas del grupo B.
    • Minerales: También contiene cantidades interesantes de minerales como potasio, fósforo y selenio y de prácticamente todos los oligoelementos.

Tabla nutricional de la leche de coco

Estos son los nutrientes de la leche de coco por cada 100 gramos:

Beneficios de la leche de coco

La leche de coco tiene ciertas particularidades que podemos usar por su efecto en la salud:

    • Remineralizante

      La leche de coco es especialmente rica en minerales y oligoelementos, por lo que supone una importante fuente de nutrientes para huesos en caso de osteoporosis.

    • Dieta para deportistas

      La leche de coco, además de ser rica en agua, también posee cantidades interesantes de hidratos de carbono (azúcares simples y complejos) y grasas saturadas, ambos una excelente fuente de energía para entrenamientos y ejercicios físicos prolongados, perfecta en una dieta para deportistas.

    • Antioxidante

      Los minerales y oligoelementos presentes en la leche de coco ejercen una función antioxidante en el organismo, fortaleciendo el sistema inmunitario y evitando el envejecimiento prematuro.

    • Digestiva

      La leche de coco ejerce una labor protectora del estómago en caso de úlcerasacidez y digestiones pesadas.

    • Antiinflamatoria

      La leche de coco posee propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras, por eso, gracias a minerales como el magnesio o el selenio, está indicada en caso de artritis y otras enfermedades inflamatorias.

    • Salud de la piel

      La leche de coco es un magnífico hidratante, tanto a nivel interno como externo. De hecho, el aceite de coco es uno de los elementos naturales más interesantes para pieles secas o envejecidas.

Cómo hacer leche de coco

Por supuesto, una buena opción es comprar leche de coco en un establecimiento comercial (normalmente la puedes encontrar en establecimientos y tiendas de productos ecológicos).

Pero otra opción (mucho más económica) es elaborar leche de coco en casa y congelarla.

Para hacer leche de coco, sigue estos pasos:

    • Vacía el agua del  coco

      Haz un pequeño agujero en el coco (en la parte superior encontrarás unas hendiduras) con un destornillador o unas tijeras. Por en el vaso de la batidora el agua que contiene el coco.

    • Añade más agua

      Añade, además, dos tazas de agua (o lo que precises según tu gusto particular)

    • Rompe el coco

      Una vez que hayamos sacado el agua del interior, procederemos a romper el coco con un martillo o cualquier otro instrumento que nos permita trocearlo.

    • Extrae la pulpa

      Una vez troceado, extrae la pulpa del coco (la parte blanca) y añádela a la batidora.

    • Batir y colar

      Bátelo todo y, una vez que hayas obtenido un líquido espeso y homogéneo, cuélalo para eliminar la parte más carnosa del coco. El líquido que obtengas es la leche de coco. Puedes tomarla así, o endulzarla con azúcar, estevia, miel, y añadir canela o vainilla. Conviene tomarla fresca y recién hecha, aunque se puede conservar en la nevera durante dos o tres días, o en el congelador.

Si conseguir coco te resulta muy difícil, puede hacer la leche con coco rallado (bastante más fácil de encontrar en los supermercados). Para ello, sigue los mismos pasos, mezclando en la batidora 2 vasos de agua por cada vaso de coco rallado. ten en cuenta, eso sí, que la opción más natural y saludable es usar coco fresco.