En este artículo exponemos las propiedades nutricionales de la soja, los principales motivos de su demonización actual: la problemática de la soja por su contenido en fitoestrógenos y el riesgo de proceder de cultivos transgénicos. Todo lo necesario para que puedas formarte tu propia opinión.

¿La Leche de Soja es Buena o Mala?

La leche de soja es uno de esos alimentos milagro cuya fama se extendió como la pólvora en la década de los 90, ya que según algunos argumentos era muy consumida por las mujeres orientales, que presentaban menor incidencia a la hora de desarrollar cáncer. En seguida se empezó a relacionar con todo tipo de benevolencias para la salud y, en poco tiempo, naturópatas y nutricionistas la recomendaban encarecidamente.

Luego, con el paso de los años, se ha ido demonizando poco a poco y relacionando con todo tipo de riesgos para la salud. ¿Qué hay en el medio? ¿Es tan milagrosa o todo lo contrario? Revisemos los pros y los contras de la leche de soja y veamos qué tiene más sentido.

Propiedades de la soja

En general, las personas expertas coinciden en señalar que la soja como más virtudes tiene es consumida a través de productos fermentados. De hecho, es así como los orientales la consumen más abundantemente. Ya sea en forma de grano, tamari, miso, leche o germinados, las propiedades más llamativas de la soja son:

    • Proteínas

      La soja es una de las legumbres más ricas en proteína, sin embargo no contiene todos los aminoácidos esenciales en las cantidades precisas, lo que nos obliga a consumir, además de la soja, cereales y otros alimentos que sí los contengan, sobre todo si seguimos una dieta vegetariana.

    • Hidratos de carbono

      Al igual que otras legumbres, la soja es rica en hidratos de carbono y fibra, y tiene a la vez un contenido bajo en grasas saturadas y suficientemente interesante en grasas poliinsaturadas, que son las beneficiosas para el sistema cardiovascular.

    • Vitaminas y minerales

      La soja es rica en minerales, como calcio y hierro, y en algunas vitaminas, sobre todo del grupo B.

    Beneficios de la leche de soja

    Entre otras muchas cosas, estas son las ventajas de la leche de soja tan predicadas por sus defensores:

      • La leche de soja supone una buena alternativa a la leche de vaca, ya que no contiene grasas saturadas ni caseína y, por el contrario, posee cantidades nada despreciables de aminoácidos esenciales.
      • La leche de soja reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.
      • Es más digestiva que la leche de vaca.
      • Posee ácidos grasos esenciales Omega-3 muy beneficiosos para el sistema nervioso y cardiovascular.
      • Son muchos los que han prodigado el poder estrogénico de las isoflavonas a la hora de reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama.
      • No contiene lactosa ni otros azúcares simples, lo que la hacen apta para personas diabéticas.

    El asunto de los fitoestrógenos de la leche de soja

    Aunque en un principio fue ampliamente vendida la idea de que la soja reducía el riesgo de sufrir cáncer de mama y así lo demostraban las estadísticas relativas a la incidencia de este tipo de cáncer en mujeres orientales, lo cierto es que cada vez son más las voces y las evidencias científicas que sugieren todo lo contrario. La revista Discovery Dsalud ofrece en su página web un reportaje muy interesante al respecto.

    Los fitoestrógenos, presentes en la soja, son unos componentes vegetales que actúan de manera muy similar a los estrógenos femeninos. En Francia, por ejemplo, las autoridades sanitarias recomiendan reducir el consumo de soja, especialmente a niños menores de 3 años y mujeres que hayan sufrido cáncer de mama.

    Es evidente que si los fitoestrógenos actúan sobre el sistema hormonal de la mujer, deben ser tomados con mucha precaución. Seguramente el hecho de que las mujeres orientales sufran menos cáncer de mama se debe a una serie de generalidades en su alimentación y estilo de vida, no a un sólo alimento.

    La leche de soja transgénica

    La mayor parte de la leche de soja que encontramos en los supermercados comunes es procedente de cultivos transgénicos. Mientras la precaución nos aconseja no señalar un alimento como milagroso o diabólico, por diversas razones creemos que sí tiene sentido señalar a determinados sistemas de producción como culpables de numerosos trastornos en la salud de consumidores y de la contaminación del planeta.

    Los cultivos transgénicos llevan tras de sí un historial de análisis, estudios e investigaciones nada esperanzadoras y una serie de sospechosos procedimientos a nivel legal que nos han convencido de que consumir cultivos transgénicos o ganadería alimentada con semillas transgénicas, no es una buena idea.

    El problema con la soja es que se trata de uno de los productos más cultivados mediante manipulación genética para que resista la acción de los pesticidas. La soja transgénica no sólo está poniendo elementos tóxicos en nuestra mesa y contaminando el planeta, sino que además enferma a las miles de personas que trabajan en estas explotaciones agrícolas o viven en sus alrededores, debido a las masivas e intensivas fumigaciones, y empobrece a las pequeñas plantaciones de todo el mundo.

    El consumo de leche de soja por mujeres orientales

    Aunque este argumento ha sido muy utilizado, el sentido común nos dice que si las mujeres orientales viven más tiempo y tienen menos cáncer de mama, no tiene porqué deberse al consumo de leche de soja sino a que aquellas personas que mantienen una dieta equilibrada y variada, combinan numerosos alimentos, hacen ejercicio, tienen hábitos de vida saludables y practican actividades que desarrollan su espiritualidad y alegría, obviamente, deben disfrutar en general de una mejor salud.

    Aunque las investigaciones y estadísticas nos pueden orientar y servir como cierta garantía, cada vez que aparezca en acción un alimento milagroso con millones de estudios científicos que lo avalen, hemos de tener presente que los seres humanos somos máquinas complejas y sensibles a infinidad de variables, al contrario de lo que ocurre en un laboratorio, donde los parámetros son muy diferentes a la realidad en toda su dimensión.

    Conclusiones sobre la leche de soja

    La moda de los “alimentos milagro” es cuanto menos sorprendente. Primero alguien aparece diciendo que no sé qué cosa lo cura todo y, entonces, todo el mundo enloquece y ya no podemos vivir sin consumir esa cosa. Luego alguien sale diciendo que no, que era mentira, que en realidad es muy perjudicial para la salud y se nos queda cara de idiotas y dejamos de consumirlo ipso facto, a la espera de que vuelva a surgir otro alimento al que poder engancharnos. ¿Tan ciegos estamos como para seguir la corriente, ahora aquí y luego allá, sin profundizar ni relativizar la información? Seguramente en esta era con exceso de información que vivimos, no resulta fácil separar el grano de la paja y, por lo tanto, mejor no tomar decisiones precipitadas.

      • La soja es una legumbre abundantemente consumida por numerosos pueblos desde hace siglos, no una panacea descubierta en los últimos años. Por lo tanto, no puede ser ni tan buena, ni tan mala.
      • Es cierto que la soja tiene sus virtudes y sus inconvenientes, como hemos visto. Por tanto, puesto que años de experiencia avalan su seguridad alimentaria, no tiene por qué tener ningún riesgo para la salud siempre y cuando la consumamos, al igual que todo, con moderación y prudencia.
      • Nuestro consejo es que sigas consumiendo soja con moderación. Los productos elaborados a partir de la fermentación de la soja, como el miso, el shoyu o el tamari, son más digestivos y seguramente más beneficiosos para la salud. La leche de soja no es un producto fermentado, pero si te gusta su sabor, seguro que no está mal que te des un capricho de vez en cuando.
      • Si se trata de sustituir la leche de la mañana por una bebida vegetal, puesto que la soja tiene algunos inconvenientes por su composición nutricional, hay otras opciones como la bebida de arroz, horchata, de almendra, etc., con menos probabilidades de provenir de cultivos transgénicos y, además, con excelentes cualidades nutricionales.

    te puede interesar de nuestra tienda…

    Crema hidratante de leche de Burra. Bio

    Omega 3 para niños. Lamberts. Tienda Vidanaturalia