Te mostramos cuáles son los alimentos recomendados, los que hay que tomar con moderación y los que hay que evitar cuando se trata de mantener la salud del hígado y la vesícula. También te hablamos de suplementos y hábitos saludables.

Hígado y Vesícula: Alimentos, Suplementos y Hábitos

Como venimos diciendo habitualmente, la dieta (así como otros hábitos saludables e imprescindibles para la salud) tiene un impacto directo en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y es determinante a la hora de evitar una enfermedad o proporcionarnos una vida enérgica y longeva.

No obstante, aunque de manera general conviene seguir una dieta equilibrada y unos consejos de higiene alimenticia, existen algunos alimentos más o menos recomendados para cada órgano de nuestro cuerpo.

En este artículo vamos a revisar cuáles son los alimentos más recomendados, los que es mejor tomar con moderación y los alimentos completamente desaconsejados, además de revisar algunos suplementos de micronutrientes y plantas medicinales y los hábitos de vida que te ayudarán a  mantener la salud del hígado y la vesícula. 

Los alimentos imprescindibles

Estos son los alimentos más recomendados para la salud del hígado y la vesícula, ya que favorecen el drenaje y la eliminación de sustancias tóxicas en el organismo. Por lo tanto, tienen una acción diurética, laxante, reguladora, antioxidante y depurativa:

    • Alcachofa
    • Cebolla
    • Ajo
    • Endibia
    • Escarola
    • Cardo
    • Borraja

Los alimentos beneficiosos

Estos son los alimentos que, siendo beneficiosos, no tienen una acción tan directa en la salud del hígado y la vesícula, pero si embargo, su consumo habitual reporta beneficios en la salud de manera general:

    • Fruta en general (especialmente fresas, limón, lima, kiwi)
    • Verduras en general (a excepción de pimientos y coles de Bruselas, cuando se trata de la salud del hígado y vesícula)
    • Cereales: arroz integral, avena, sarraceno, quinoa, mijo

Los alimentos buenos, pero con moderación

Estos son los alimentos que, aún siendo beneficiosos, debemos tomar con moderación, no solo en una dieta para el hígado, sino en cualquier tipo de dieta. Es decir, que no hablamos de calidad (que la tienen), sino de cantidad:

    • Legumbres: lenteja, azukis
    • Pescado o pollo ecológico a la plancha o cocido
    • Frutos secos y semillas
    • Algas marinas (desaconsejadas en caso de hipertiroidismo)

Alimentos a evitar

Estos son los alimentos que influyen negativamente en la salud del hígado y la vesícula. Normalmente tienen un impacto nefasto en cualquier sistema, no solo a nivel hepático:

    • Grasas saturadas (fritos)
    • Carne grasa y derivados: embutidos, mantequilla, leche
    • Mariscos
    • Productos procesados (cualquier tipo de producto procesado y desnaturalizado, conservas, bollería industrial, etc)
    • Productos refinados (cualquier tipo de alimentos que no sea integral)
    • Productos industriales con aditivos alimentarios
    • Bebidas industriales
    • Productos light (aspartamo)
    • Alcohol, tabaco y otras drogas

Suplementos y plantas medicinales

Además de los alimentos recomendados, también existen micronutrientes y plantas medicinales que puedes tomar en forma de suplemento dietético. Estos son los más recomendados para el hígado y la vesícula:

    • Alcachofa
    • Cardo mariano
    • Rábano negro
    • Diente de león
    • Cúrcuma

Otros factores para mantener la salud en general

El hígado y la vesícula contribuyen de manera notable a depurar el organismo. Es más, el hígado es uno de los centros esenciales de control del organismo, y en él tienen lugar numerosas funciones de detoxificación. Además de consumir los alimentos recomendados, también puedes ayudar a su salud teniendo en cuenta otros factores importantes: