Dependiendo de cómo consumimos los frutos secos, pueden ser origen de toxinas y grasas saturadas o todo lo contrario, una extraordinaria fuente de nutrientes esenciales muy saludables para todo el organismo.

Frutos Secos: Propiedades y Tipos

Existe el mito popular de que los frutos secos engordan mucho. Desde luego, si consumimos cualquier fruto seco en bolsas de productos procesados, tostados, con chocolate, azúcar, sal y millones de aditivos alimentarios, no te quepa duda de que sí engordan, y mucho.

Pero si consumimos frutos secos ecológicos, crudos y sin ningún tipo de aditivo, los frutos secos son una de las fuentes de alimentación más saludables que hay en la naturaleza y están repletos de nutrientes esenciales que, no solo no engordan, sino que proporcionan grandes beneficios a la salud.

En este reportaje te explicamos todo lo que necesitas saber, a nivel práctico, sobre los frutos secos.

Propiedades y beneficios de los frutos secos

En mayor o menor medida, todos los frutos secos contienen los mismos nutrientes  esenciales y, por lo tanto, un efecto en el organismo muy similar:

 

    • Proteínas de alto valor biológico (con numerosos aminoácidos esenciales) quer el cuerpo utiliza para regenerarse.
    • Ácidos grasos esenciales de la familia de los Omega, esenciales para la salud cardiovascular (corazón y sistema circulatorio) y para la salud de todas las células de nuestro cuerpo.
    • Carbohidratos que suponen energía abundante y eficiente para el sistema locomotor (huesos, articulaciones y sistema muscular).
    • Fibra que nos limpia el intestino (muy importante para la salud en general)
    • Vitaminas y minerales antioxidantes que previenen el cáncer, el envejecimiento prematuro y la oxidación del cuerpo.

Frutos secos buenos y malos

Para no dejarnos engañar por los falsos mitos que circulan entre personas que en realidad no entienden de nutrición, o por las grandes campañas publicitarias de productos nada saludables, conviene tener muy claro un asunto: TODOS LOS ALIMENTOS DE LA MISMA FAMILIA TIENEN NUTRIENTES MUY PARECIDOS.

¿Qué quiere decir esto? Pues que, a pesar de que se ponga de moda uno u otro, todos los alimentos que pertenecen al mismo grupo tienen nutrientes muy similares, aunque las proporciones de cada uno de ellos varíen levemente. Es decir, no existen frutos secos buenos y malos, pues simplemente echando un vistazo a su tabla de nutrientes, comprobaréis que tienen una composición muy similar. Lo que sí es bueno o malo es la forma de consumir los frutos secos, como veremos más adelante.

Lo mismo ocurre con otros grupos de alimentos como las legumbres, los vegetales, las hortalizas, etc. Es cierto que algunos alimentos en concreto pueden poseer ciertos elementos que los hagan más perjudiciales, como en el caso de los cereales con gluten (consulta trigo, veneno en la dieta). Pero, en general y a no ser que se de el caso de algún alimento concreto que pueda ser perjudicial por algún motivo, lo cierto es que no suele haber muchas diferencias entre unos y otros.

Qué frutos secos elegir

Teniendo en cuenta esto que os acabamos de decir, vamos a proponeros 4 frutos secos para que incorporéis a la lista de la compra de manera habitual, no porque haya muchas diferencias con los otros, sino simplemente por practicidad, porque nos parece absurdo andar comprando frutos secos de importación o frutos secos que son difíciles de conseguir.

Estos 4 frutos secos los encontraréis en todas las tiendas de productos ecológicos con facilidad, crudos y sin procesar y a efectos de comodidad, son los más recomendables:

Almendras

    • La almendra es el fruto seco con menor contenido calórico
    • Nutrientes muy equilibrados, no destaca por exceso o defecto de ninguno de ellos.
    • Salud cardiovascular, diabetes, no engordan, previene osteoporosis e intoxicación por alcohol.
    • Tomar unas 7 al día, crudas, como tentempié a mitad de mañana o añadidas a la comida principal en cualquier plato.

Nueces

    • Las nueces son un fruto seco especialmente rico en Omega 3, muy beneficiosas para el corazón.
    • Es el fruto seco más estudiado pro su efecto preventivo en enfermedades cardiovasculares y reducción de colesterol y triglicéridos.
    • Tomar 4 al día, crudas y mejor recién extraídas de la cáscara, como tentempié a mitad de mañana o incorporadas a la comida.

Pistachos

    • Al igual que las almendras,  tienen bajo contenido calórico con respecto a otros frutos secos
    • Es el fruto seco más rico en fitoesteroles, un componente vegetal que impide que en el intestino se absorba el colesterol, por lo que son muy saludables en personas con altos niveles de colesterol y triglicéridos.
    • Tomar 7 al día del modo en que indicábamos antes en los otros frutos secos.

Cacahuetes

    • Es el fruto seco con mayor riqueza de ácido fólico, importante en el embarazo, lactancia y enfermedades vasculares.
    • Muy importante tomarlo crudo, no con sal y otros condimentos como suele encontrarse la mayoría de las veces.
    • Tomar 7 al día del modo en que indicábamos antes en los otros frutos secos.

Cómo tomar los frutos secos

A la hora de consumir frutos secos, hemos de tener en cuenta algunas cosas importantes:

    • Preferentemente de procedencia ecológica (sin pesticidas)
    • Crudos (no tostados ni acompañados de aditivos, o sal, chocolate, azúcar, etc).
    • Poca cantidad. Las cantidades que te hemos propuesto son orientativas, pues depende del peso y actividad de cada persona. En general hemos de tener en cuenta que aportan mucha energía, que sacian el apetito y que depende, sobre todo, del ejercicio que hagamos diariamente.
    • Recuerda que, además de consumirlos como tentempié o almuerzo, se pueden añadir a las comidas (una rica ensalada con frutos secos y semillas está deliciosa; en el puré como condimento, en los aliños y salsas, etc).

te puede interesar de nuestra tienda…

Curso de Aromaterapia y Cosmética Natural

Champú Antipiojos Ecológico So BIO Etic