Su gran riqueza en nutrientes y las importantes propiedades antioxidantes y anticancerígenas que le otorgan recientes investigaciones, le proporcionan un papel protagonista para  el sistema inmunológico.

El Champiñón: Poder Antioxidante y Antitumoral

Según la FAO (Organización de Naciones Unidad para la Agricultura y Alimentación), el champiñón vulgar (agaricus bisporus) es el hongo más cultivado y consumido en el mundo.  El no tratarse de un hongo estacional, su facilidad de cultivo y de conservación y su asequible precio contribuyen a ello.

Pero lo más destacable del champiñón son sus excelentes propiedades: Además de nutritivo, se le considera un alimento funcional, con componentes beneficiosos para la salud, especialmente en la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes o colesterol.  Un estudio realizado por el Laboratorio de Inmunología Nutricional de la Universidad de Tufts (Massachussets),  publicado en la revista Journal of Nutrition ratifica su potencial antioxidante y plantea que el beneficio saludable de su consumo podría ampliarse al ámbito del sistema inmunitario (refuerzan el sistema inmune frente a las infecciones) y del cáncer (propiedades antitumorales).

Ricos y saludables nutrientes en el champiñón:

Este alimento es una fuente de 17 nutrientes:  Riboflavina, Niacina, Vitamina B5, Cobre, Selenio, Potasio, Fósforo, Tiamina (B1), Proteína, Vitamina B6, Ácido Fólico, fibra alimentaria, Vitamina C, Zinc, Hierro, Magnesio y Vitamina D.

    • Vitamina B2 (Riboflavina). Favorece la oxigenación intercelular, mejorando las células del sistema nervioso y colaborando en la regeneración de tejidos (piel, cabello, uñas, córnea)
    • Vitaminas B3 (Nicina) y B6.  Mejora la producción de glóbulos rojos, colaborando al mantenimiento del sistema inmune.
    • Cobre. Ayuda en la producción de glóbulos rojos
    • Selenio. Antioxidante que previene enfermedades degenerativas y tumores y colabora en la salud de piel, cabello y uñas.

Un extraordinario aminoácido:  Ergotioneína

El mayor beneficio de los champiñones sobre la salud  radica en la ergotioneína, un aminoácido natural derivado de la histidina.   La ergotioneína actúa en el organismo como poderoso antioxidante frente a los radicales libres, y sus efectos pueden apreciarse en el hígado, el cristalino y los glóbulos rojos.    No se comporta como un antioxidante clásico sino como un antioxidante  antiinflamatorio«Todo apunta a que un consumo regular de champiñones protege al organismo frente al desarrollo de tumores e infecciones», concluye el artículo de la revista Journal of Nutrition en relación al estudio realizado

La Ergiotioneína necesita ser absorbida a través de la dieta, dado que no puede ser sintetizado por las células humanas.  Aunque el germen de trigo ha sido considerado como una de sus mejores fuentes de obtención, en el estudio mencionado se ha demostrado que los champiñones tienen doce veces más ergotioneína.

 

Y otras ventajas nada desdeñables del Champiñón

    • Para veganos. Su gran calidad proteica, junto con la importante presencia de vitaminas del grupo B, la convierten en un alimento imprescindible en su despensa para reemplazar a la carne como fuente de proteínas.
    • En dietas de adelgazamiento. Su bajo contenido calórico (22 calorías  los 100 gr.) y la sensación de saciedad que proporcionan sus fibras que, a su vez,  favorecen el tránsito intestinal,  hacen de él un eficaz  aliado para un el control de peso
    • Hipercolesterolemia. Además de aportar grasas saludables que no contienen colesterol, La fibra del champiñón no se absorbe y funciona ayudando a mejorar el nivel de colesterol en sangre.
    • El complejo de Vitaminas B, contribuye a combatir migrañas y situaciones de estrés.
    • Por su contenido en hierro, es aconsejable para quienes sufren anemia ferropénica.
    • Contienen la mayoría de los aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo.

Dos advertencias importantes sobre el champiñón

    • Adquirir champiñones de origen biológico

Paul Stamets, investigador de la Universidad de Arizona,  micólogo de profesión y  autor de numerosas publicaciones y libros sobre la curación mediante setas y hongos, que lleva años investigando el efecto de distintos hongos en pacientes con cáncer o SIDA y ha patentado el empleo de especies que él mismo ha descubierto con potencial antivírico, advierte, sin embargo, que, frente al champiñón de origen biológico,  los champiñones cultivados a gran escala (de coloración más blanca y pardusca) contienen un agente químico, la agaritina, «no precisamente protectora frente al desarrollo de tumores».

  • No consumir champiñones crudos

De hecho, se considera que los  champiñones comunes contienen un compuesto de hidrazina (la agaritina mencionada) que es carcinógeno, aunque este compuesto puede eliminarse mediante la cocción. La agaritina se encuentra en los champiñones frescos (no en los enlatados) y en las setas Shiitake.  Evite, por tanto, las ensaladas con champiñones crudos en láminas finas que podemos encontrar en algunos restaurantes.

Ahora que has comprobado las cualidades de este extraordinario y sabroso hongo, no dudamos que lo incorporarás a tu dieta.  Puedes incluirlos enteros en exquisitas brochetas, en  estofados de carne o vegetarianos (seitán o tofú), fritos o a la plancha, previamente cortados en láminas, o incorporarlos a la tortilla.  Combinan bien con casi todas las hortalizas y cereales, pero, especialmente con el arroz y la pasta.

te puede interesar de nuestra tienda…

acidophilus-extra-10-10000-millones-de-bacterias-amigas-60-cap-lamberts

Café-Verde-60-comprimidos-Drasanvi. Tienda Vidanaturalia