Descubre cuáles son los síntomas de infarto que presentan las mujeres, diferentes a los de los hombres, porque reconocerlos puede salvarte la vida.

Cómo Reconocer un Infarto en Mujeres

Las enfermedades isquémicas del corazón son la principal causa de muerte en España y afectan más a las mujeres que a los hombres, según datos del Instituto Nacional de Estadística.  Anualmente mueren más mujeres que hombres por infarto agudo de miocardio y también por insuficiencia cardíaca.

Ya es hora de ir cambiando esa creencia general, incluida la clase médica, de que el infarto afecta más a los hombres.  Nada más lejos de la realidad.  De hecho, además de los datos del INE mencionados en el punto anterior, en una reciente investigación publicada por una prestigiosa revista médica, se han descubierto dos hechos bastante preocupantes:   los ataques al corazón en mujeres jóvenes son cada vez más comunes, además de que cada vez mueren más mujeres que hombres por enfermedades cerebrovasculares, debido a que ellas tienen menos probabilidades de sobrevivir a su primer ataque al corazón que los varones.

Y parece ser que la razón, según estos investigadores, es que en ellas  los ataques cardíacos en mujeres se presentan de forma “silenciosa” o muestran síntomas diferentes en un infarto que hasta ahora se han considerado inusuales y difíciles de asociar con un infarto.  Es decir, los síntomas que nos pueden alertar son diferentes en ambos sexos.

Los principales factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares en mujeres son:

  • Tabaquismo.  El riesgo que el tabaquismo representa es un 25% superior en la mujer que en el hombre
  • Hipertensión. A partir de los 60 años es más frecuente en mujeres que en hombres
  • Diabetes Melitus. Una mujer diabética tiene más posibilidades de morir de infarto que un varón diabético.
  • Enfermedades renales crónicas
  • Obesidad, que plantea mayores riesgos en las mujeres
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre, también más común en mujeres que entre hombres

Entre las mujeres afectadas, se ha observado también un elevado perímetro de cintura, atribuido a una disminución de la actividad física y a ingerir bebidas azucaradas y comida rápida.

Finalmente, también se asocia a un menor tiempo para dormir, a situaciones de depresión, ansiedad y estrés antes del infarto, muchas veces como resultado de conflictos familiares y bajos ingresos a pesar de trabajar muchas horas y tener que afrontar más responsabilidades en el hogar sin apoyo social.

Factores de riesgo de infarto que son exclusivos de mujeres

Relacionados con el embarazo y las hormonas

  1. Hipertensión gestacional y preclamsia
  2. Diabetes gestacional
  3. Anticonceptivos orales (que no deben recetarse a mujeres mayores de 35 años y fumadoras y actuar con cautela si la mujer tiene hipertensión o diabetes
  4. Terapia hormonal postmenopáusica

Algunos trastornos psicoinmunes sistémicos

Que aparecen sobre todo en mujeres y predisponen a una inflamación crónica o a una aterosclerosis acelerada, especialmente el lupus eritematoso sistémico

Los síntomas más claros de un infarto de miocardio son:

El primer síntoma de infarto suele ser dolor opresivo en el pecho y/o en el estómago que suele irradiarse al brazo izquierdo (a veces a ambos brazos), al cuello, a la mandíbula y a la espalda, acompañados de sudoración, náuseas y dificultad para respirar.

8 posibles síntomas de infarto en mujeres

  1. Dolor o presión en el pecho 

El dolor y opresión en el pecho es el síntoma más común de ataque al corazón en un hombre.  Pero las mujeres pueden estar sufriéndolo sin este dolor, sin este síntoma (menos del 30% de mujeres sintió alguna molestia en las semanas previas y solo un 57% tuvo dolor durante el infarto).

  1. Fatiga extrema o inusual

Incluso al realizar actividades simples que no requieren de mucho esfuerzo.  La mujer puede sentirla en las semanas previas y justo antes del ataque.

  1. Debilidad y/o temblores

Ambos son síntomas agudos de ataque cardíaco muy comunes en mujeres.  Esta sensación de debilidad puede ir acompañada de ansiedad, mareo o desmayo.

  1. Falta de aliento

Una respiración pesada, aún en reposo, y una falta de aliento, sobre todo si viene acompañada de la fatiga indicada o de dolor en el pecho, sugiere de forma clara un problema cardíaco. Suelen sentir una dificultad para respirar estando acostadas, que se suaviza al sentarse o ponerse de pie.

  1. Sudoración excesiva

Sudores excesivos sin que haya una causa aparente es un síntoma también bastante común de ataque al corazón en las mujeres.

  1. Dolor en la parte superior del cuerpo

Se trata de un dolor inespecífico en la parte superior del cuerpo, que no puede atribuirse a un músculo o a una articulación.  Suele aparecer repentinamente en un brazo, en el cuello, en la mandíbula o en la parte superior de la espalda, propagándose poco a poco a otras zonas.

  1. Alteraciones del sueño

Casi la mitad de las mujeres tuvieron problemas de sueño en las semanas previas al ataque, bien porque no podían dormir en toda la noche, bien porque se sentían cansadas al levantarse aunque hubiesen dormido  el tiempo suficiente.

  1. Problemas en el estómago

Algunas mujeres sienten dolor o presión en el estómago antes del ataque y otras indican haber tenido indigestión, náuseas o vómitos.

 

Cómo prevenir el infarto en mujeres

Según la Asociación Americana del Corazón, la mejor forma de evitar problemas cardiovasculares es una alimentación adecuada, ejercicio físico moderado y disfrutar de un sueño reparador.

  • Alimentación. Basada sobre todo en el consumo de futas y verdura, legumbres, cereales integrales (grano entero), frutos secos, aceites vegetales de primera presión en frío (no los tropicales), aves y pescados.
  • Actividad física. Recomendables 3 a 4 sesiones semanales de actividad aerobica moderada, durante unos 40 minutos.  En el caso de las mujeres resulta vital, pues pueden beneficiarse de ello más que los hombres.  Este tiempo debería aumentarse a 60/90 minutos diarios si lo que se necesita es adelgazar.
  • Sueño. Dormir bien y durante el tiempo necesario es el complemento perfecto para la alimentación y la actividad física.

 

Nos ha parecido importante dar a conocer a las mujeres estos factores de riesgo y síntomas específicos de infarto de miocardio en mujeres, puesto que todavía son muchos los médicos que no conocen bien o no tienen en cuenta esta diferencia de síntomas y riesgo entre hombres y mujeres cuando tienen que valorar una enfermedad isquémica.  Y ello es debido, sobre todo, a que la mayoría de estudios y ensayos que se han realizado sobre esta materia, han girado teniendo en cuenta principalmente a los hombres.