Distinguir un producto de calidad a veces es tan sencillo como leer su etiqueta. Aprende a descifrarlas.

Cómo Distinguir Productos de Calidad

Comprar en una tienda de productos ecológicos, en un herbolario, en un supermercado o en una farmacia no garantiza una calidad 100% bio. Incluso a las personas que dirigen el establecimiento se les puede pasar por alto un producto y, por muy buenas intenciones que tengan de ofrecer productos de calidad, no siempre es fácil distinguirlos.

Por eso, la mejor manera de asegurarnos un producto de calidad es interesándonos por él, leyendo la etiqueta, comprobando su procedencia, etc.

Los establecimientos

Como norma general, los establecimientos ecológicos (tiendas, cooperativas, mercadillos, etc.) suelen esforzarse en ofrecer buenos productos de calidad, ya que su naturaleza ecológica y biológica es precisamente su fundamento. Para encontrar un establecimiento de este tipo o alguna forma alternativa de comprar productos ecológicos consulta el artículo “Aprende a comprar ecológico“. Pero eso no implica que todos los productos ofrecidos en este tipo de comercios sean de calidad.

En ocasiones hemos encontrado en alguna tienda ecológica algún champú con parabenes o alimentos con aditivos peligrosos o nada recomendables. Si se trata de un establecimiento comprometido, lo normal es que se deba a un despiste y, sin duda, agradecerá que tú se lo indiques para que proceda a retirarlo.

Lo importante es que los establecimientos ecológicos tienen la voluntad de buscar siempre las alternativas más saludables para quienes buscan un consumo responsable y ecológico con productos de calidad.

Las etiquetas

Tanto al comprar en un supermercado tradicional como en un establecimiento ecológico, si queremos asegurarnos de la calidad de un producto es fundamental que leamos la etiqueta de ingredientes.

Hemos comprobado muchas veces que, en una misma estantería de un establecimiento, podemos encontrar productos similares pero con ingredientes completamente diferentes. Por ejemplo, en la sección de quesos podemos diferenciar quesos con ingredientes completamente naturales y quesos cuyas etiquetas enumeran un sinfín de sustancias químicas y aditivos. Por eso es tan importante detenerse un momento y comprobarlo.

Las sustancias químicas más tóxicas tienen numerosas nomenclaturas diferentes, lo que las hace muy difíciles de distinguir. Sin embargo, existen unos trucos sencillos que sí es posible llevar a cabo sin tener que estudiar ciencias químicas ni llevar encima una enciclopedia de nomenclaturas a evitar.

Trucos para detectar los productos de calidad

Cuando vayas a realizar la compra semanal, antes de introducir un producto en la cesta, lee la etiqueta y comprueba lo siguiente:

    • Los productos de calidad llevan, normalmente, muy pocos ingredientes. Cuando veas una etiqueta con una interminable lista de ingredientes, seguramente tienes ante ti un producto con bastantes aditivos.
    • Las sustancias de calidad suelen aparecer con nombres en latín (plantas), mientras que las sustancias químicas aparecen con nombres en inglés, letras y números que sugieren “química”.
    • Comprueba la cantidad de cada ingrediente que lleva. Los más abundantes aparecen en primer lugar.
    • Aunque no es necesario que te aprendas un montón de nombres, sí es interesante que sepas distinguir los más tóxicos y las diferentes nomenclaturas con las que aparecen en las etiquetas. Si te interesa, puedes imprimir nuestros artículos lista de aditivos seguros y peligrosos y tóxicos en cosmética y lista de aditivos alimentarios peligrosos para llevarlos cuando vayas a hacer la compra y evitar peligros innecesarios.

El aspecto

No te dejes engañar por el aspecto de los productos, sobre todo si se trata de vegetales y alimentos del campo que no tienen etiqueta. Normalmente los más saludables no tienen un aspecto impoluto, sino todo lo contrario. Cuando veas unas manzanas brillantes y perfectamente redondas, con toda seguridad están tratadas y bañadas en productos químicos.

Los productos más saludables son aquellos que se ponen pochos rápidamente. Si has comprado verdura y apenas te dura unos días en el frigorífico… ¡bien por ti! Se trata de verdura ecológica y rebosante de nutrientes. Si, por el contrario, compras verdura empaquetada que dura más de un mes en la nevera con el mismo aspecto que el día en que la compraste… desconfía.

Tendemos a dejarnos seducir por la publicidad y el aspecto de la comida, a que nos entre por los ojos. Pero recuerda que lo que de verdad importa es que esa comida nos nutra, en lugar de envenenarnos.

Empezar a interesarte por los productos que compras puede convertirse en una experiencia muy gratificante. Te involucrarás más activamente en tu salud y establecerás con los alimentos que vas a comer una relación más… ¡personal!

Si ya sabes cómo comprar ecológico y distinguir productos de calidad, ahora debes animarte a elaborar tu propia dieta sana y equilibrada.

te puede interesar de nuestra tienda…

Co-Enzima Q10. 100 mg. 60 caps. Lamberts

Ergy C 250 gr. Nutergia.  Antioxidante

Artículos Relacionados