Los anuncios son muy seductores: cremas y productos milagrosos, dietas expres infalibles…son engaños publicitarios. Quizá lo que te vamos a proponer no te resulte tan atractivo y fácil como comprar una crema, pero te aseguramos que se trata del único método responsable para adelgazar saludable y definitivamente.

Cómo Adelgazar Definitivamente

Los anuncios son muy seductores. Es muy atractivo escuchar que no tengo que hacer nada más que comprar cierto producto exclusivo y muy sofisticado que cambiará mi aspecto de la noche a la mañana. O que haciendo una dieta de proteínas que dura un mes adelgazaré para siempre y no volveré a tener problemas de sobrepeso. Pero si escucho atentamente mi vocecita interior, el sentido común me dice que se trata de un engaño publicitario.

Quizá lo que te vamos a proponer no te resulte tan atractivo y fácil como comprar una crema, pero te aseguramos que se trata del único método responsable para adelgazar saludable y definitivamente.

Comer bien

Imagina por un momento que tu finalidad no fuese adelgazar, sino sentirte de maravilla en todos los aspectos. Sentirte fuerte, ágil, vital y rebosante de vida y belleza. Pues bien, ese ha de ser el objetivo. Si lo miras desde esta perspectiva, quizá no veas el hecho de adelgazar como un trabajo forzado que debes hacer para no sentirte fatal, sino como un maravilloso acto de generosidad que vas ofrecer a tu cuerpo.

Visto con esta perspectiva, no se trata de hacer una dieta imposible y complicadísima de llevar a cabo durante un tiempo, confiando en que si aguanto, conseguiré adelgazar un poco. Más bien se trata de cambiar definitivamente hacia un estilo de vida más saludable. Es más, te aseguramos que, lejos de ser una tortura, comer bien es un auténtico placer.

Si comes bien, te lo aseguramos, adelgazarás. Y rápido.

¿Qué quiere decir comer bien? Bueno, este es un asunto largo de explicar y complejo. Te aconsejamos que leas nuestros artículos de alimentación porque una de las bases fundamentales para poder comer con responsabilidad es disponer de la información correcta. Es decir, saber qué nutrientes necesita tu cuerpo para mantenerse joven, atlético y vital. Pero, a modo de resumen, te ofrecemos algunas pautas muy básicas:

    Hacer ejercicio

    Hacer ejercicio moderado es imprescindible, no solo para adelgazar, sino para mantener la salud en general. Como decíamos antes, no se trata de un castigo que nos estemos autoimponiendo, sino de comprometernos con nuestra salud bajando peso y buscando una calidad de vida óptima.

    Cuando vivimos el objetivo de bajar peso como una imposición tortuosa, solemos castigarnos doblemente: Primero, haciendo una dieta imposible que nos hace sufrir. Y segundo, martirizándonos en el gimnasio con sesiones demoledoras. Estas dos actitudes son verdaderamente dañinas para la salud.

    Para adelgazar de forma saludable hay que comer bien, y ejercitarse bien. El ejercicio moderado y saludable ofrece resultados rápidos y evidentes. No hace falta castigarse poniendo en peligro el corazón y envejeciendo prematuramente con un exceso oxidativo.

    El ejercicio moderado y saludable consiste en caminar, por ejemplo, durante una hora a paso ligero todos los días. Eso es perfecto. O también puedes hacer algún tipo de disciplina oriental como yoga. O estiramientos. O una tabla de ejercicios moderados que puedas practicar en casa. Seguramente estás pensando en mil excusas por las que no puedes hacer nada de lo que acabamos de proponerte. Pero solo son excusas. Si de verdad quieres comprometerte con tu salud y tu peso, existen maneras y alternativas de todo tipo para llevar a cabo. Pero recuerda, el ejercicio debe ser moderado y, a ser posible, al aire libre, en silencio y con tranquilidad.

    Quererse para adelgazar

    Quizá este último punto te parezca una tontería, pero quizá sea el factor más importante. Siempre que observes el acto de adelgazar como un castigo o un paso necesario para sentirte una persona válida y aceptada, porque la falta de autoestima te provoca inseguridad, tu cuerpo recibirá esa información. Es decir, la ansiedad, el estrés y el conflicto fomentará estados de ansiedad y no conseguirás adelgazar feliz y definitivamente.

    En cambio existe una alternativa mucho más optimista. Empieza a observarlo como un acto de amor que vas a empezar a tener con tu propia persona, con tu propio cuerpo. A partir de ahora vas a comer bien, a hacer ejercicio y a mimarte siempre que puedas porque quieres disfrutar de una vida llena de energía.

    Piensa en los alimentos como aliados, como algo maravilloso que introduces en tu cuerpo para proporcionarle salud y energía. No seas extremista. No pasa nada por cometer algún pequeño exceso de vez en cuando. Lleva a cabo una forma de alimentarte que seas capaz de cumplir. Y recuerda hacerlo siempre con respeto hacia ti. No comas algo para adelgazar, hazlo porque sabes que se trata de un alimento excepcional para tu organismo. Aprende a elaborar una dieta sana y equilibrada para el resto de tu vida y regálate algún tipo de terapia como un buen masaje o una sesión de drenaje linfático para adelgazar (y para ser feliz), utiliza productos naturales para desintoxicar tu piel, mantén unos hábitos de vida saludables y rodéate de personas amorosas.

    Quizá te interese leer los reportajes: obesidad: causas y factores y obesidad: tratamiento natural definitivo.

    Tu cuerpo empezará a escucharte de otra manera y a reaccionar…

    te puede interesar de nuestra tienda…

    Café verde Drasanvi 60 comprimidos. Tienda VidaNaturalia

    Aceite Corporal Adelgazante Ciprés y Limón Oshadhi 100 ml

    Artículos Relacionados