Es tan importante elegir los grupos de alimentos en la dieta como el tipo de producto que estamos comprando… no es lo mismo una verdura fresca que una cortada y empaquetada; no es lo mismo un cereal en grano que uno procesado y lleno de aditivos…

Comida Saludable y Alimentos Procesados

Todo sabemos más o menos en qué consiste una dieta saludable. Sin embargo, cuando vemos a la gente en los supermercados haciendo fila con sus carros llenos de productos plastificados nos damos cuenta de la gran confusión que existe al respecto y la desinformación general en relación a la diferencia entre los productos realmente saludables y la comida basura. 

Comida saludable

Hemos escuchado miles de veces lo importante que es incorporar a la dieta una gran variedad de frutas, verduras y hortalizas, pero si lo que compramos son paquetes de verduras u hortalizas cortadas, la cosa cambia bastante.

También hemos oído que tomar cereales es muy sano, pero si lo que compramos son cajas con bolas de colores, la cosa cosa cambia más que bastante.

Comida saludable significa abundancia de:

Cereales

Una dieta saludable debe fundamentarse, sobre todo, en cereales, pues son los que nos aportan la energía para funcionar (especialmente para el cerebro). Los cereales, junto con las legumbres, deben constituir el grueso de la dieta (aprox. un 60%). Pero al hablar de cereales, hablamos de cereales en grano, de los de toda la vida. Además, seamos celíacos o no, hemos de procurar elegir cereales sin gluten. Los mejores:

Los cereales de caja son pura basura y no contienen los nutrientes que deben de tener. Por lo general, tanto si son normales, infantiles, de dieta, de fibra, etc… todos contienen básicamente cereales transgénicos, llenos de gluten, azúcar a toneladas (o edulcorantes sintéticos que son aún peor) y aditivos. Entre esas formas redondas, alargadas y variopintas de los cereales de caja y los granos de arroz, como comprenderás, hay gran diferencia. Pregúntate qué llevarán y qué les habrán hecho para que no se parezcan en nada.

Los cereales pueden tomarse en cualquier comida (dulce por la mañana y salado a medio día o por la noche), pero siempre en grano (también podemos consumirlos en copos, que se cuecen mucho antes). Por ejemplo, unos copos de arroz que tardan en hacerse 5 minutos con cacao ecológico es un fabuloso desayuno para los peques.

Vegetales

Todos los tipos de vegetales (verduras, hortalizas, frutas, etc) son los que nos aportan la mayor cantidad de vitaminas y minerales, agua orgánica y fibra. Una dieta saludable no puede basarse en comer solo vegetales (pues carecen de los grandes macronutrientes) pero su riqueza en micronutrientes (nutrientes que necesitamos en pequeña cantidad) los hacen imprescindibles en poca cantidad todos los días.

De nuevo, no tiene nada que ver consumir vegetales frescos, ecológicos, sin pesticidas, sin transgénicos, sin aditivos, y recién cortados, que comer vegetales en bolsa.

Los paquetes de verduras y hortalizas cortadas han perdido la mayor parte de sus vitaminas y minerales, por lo que, consumir eso o nada es parecido (bueno, la diferencia está en los aditivos que llevan para que se conserven en un estado impoluto durante tanto tiempo).

Los mejores vegetales, los más saludables y los más ricos en nutrientes son aquellos que se empochan rápido. Una fruta o una verdura normal, sin aditivos, se empocha al poco de haberla cortado… esos son los que debemos consumir!!

Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas deben ser también alimentos que, en poca cantidad, consumamos diariamente. Contienen una gran riqueza de ácidos grasos esenciales y grasas beneficiosas parta nuestras células. Además, algunas semillas como las semillas de sésamo, contienen mucho más calcio que la leche (también las almendras).

Consumidos en poca cantidad no solo no engordan, sino que son extremadamente beneficiosas para el corazón, para limpiar la sangre y para todo.

Algunos tipos de estos alimentos aconsejables son:

Recuerda también que los alimentos fermentados son muy saludables para la flora intestinal (kefir, yogur, tofu, etc).

Otros alimentos

Revisemos, además, otros alimentos:

    • Carne: dependiendo de nuestro grupo sanguíneo (especialmente si somos 0+), la carne también debe ser incorporada. Pero eso sí, de nuevo, depende del tipos de carne. Para empezar debemos consumirla con bastante moderación (lo mejor es un par de veces a la semana más o menos dependiendo de las características de cada cual). A ser posible, que sea carne ecológica y recordar incluir los huevos, que son uno de los alimentos más ricos en todo tipo de nutrientes.
    • Pescado: Entendemos que cuando hablamos de carne, hablamos también de pescado, es decir, un par de veces a la semana en total entre los dos grupos de alimentos. El mejor es el pescado azul por su riqueza en Omega 3. Lo cierto es hoy en día es muy difícil adquirir pescado sin contaminar, por lo que debemos moderar su consumo.
    • Leche: Cada vez más nutricionistas de vanguardia aconsejan eliminar por completo la leche (por la lactosa, la intolerancia y, sobre todo, la caseína, una proteína que actúa como pegamento en el organismo). Por no hablar de la leche industrial llena de hormonas, medicamentos, aditivos, etc.
    • Pan: También se desaconseja, cada vez con mayor frecuencia, consumir pan. El pan es básicamente trigo con aditivos (consulta trigo, veneno en la dieta). Prueba a sustituirlo por tortillas de arroz… son deliciosas y te acostumbrarás en seguida.

Alimentos procesados

Cuando entramos a los supermercados convencionales a comprar papel higiénico, bolsas de basura, etc (que es lo único que consumimos del súper normal), nos aterroriza observar los carros de la gente, llenos de productos empaquetados de todas clases pensando, seguramente, que compran lo mejor para toda la familia. Y resulta que eso lo consumen día tras día, semana tras semana, año tras año.

Olvídate de los productos empaquetados. Hay formas muy sencillas de cocinar rápido y sano. O también puedes hacer un programa de cocina, congelar e ir consumiendo durante la semana.

No vamos a entrar a analizar cada producto, pero simplemente, la próxima vez que entres al súper, echa un vistazo a cualquier etiqueta y verás lo que lleva… eso que compras es, en verdad, un poco de lo que dice la caja y un mucho de esas letras y palabras innumerables e ilegibles que aparecen en la parte trasera del producto.

te puede interesar de nuestra tienda…

Agua Micelar Purificante So Bio Etic

MP3