Descubre cómo cambia el cuerpo con el paso de los años para poder poner remedio y hacerte responsable con tu salud para vivir muchos años y de forma confortable

Cambios que se Producen en el Cuerpo Cuando Envejecemos

En este reportaje vamos a analizar algunos cambios asociados al envejecimiento que se producen en el cuerpo y que conviene tener en cuenta para poner en práctica la medicina preventiva, es decir, saber de antemano qué sucede en el cuerpo para ir poniendo remedio y tomar cartas en el asunto.

¿Cómo podemos evitar que estos cambios en el cuerpo se produzcan rápido? Como siempre, con la dieta, el ejercicio, suplementos y grandes dosis de control emocional. 

Veamos ahora cuáles son esos cambios asociados al envejecimiento que se producen en el organismo:

Cambios en las Células

Aunque nuestras células se reproducen constantemente, lo hacen con su edad, es decir, producimos células de una persona de nuestra edad (ojalá fuesen jóvenes :). En general, con el paso de los años, nuestras células se van haciendo más grandes y les cuesta más reproducirse, es decir, se reproducen más lentamente y en menos cantidad.

De la salud de las paredes de nuestras células depende en gran medida nuestra salud integral, pues es a través de esas paredes que pasan los nutrientes y el oxígeno al interior de las células para cumplir importantes funciones. Con el paso de los años, estas paredes se vuelven más rígidas y menos flexibles, por lo que cuesta mucho más el intercambio de oxígeno y nutrientes en el interior y el exterior de la célula.

Puesto que todos nuestros órganos y tejidos están compuestos de células, todo nuestro organismo se vuelve más rígido, los vasos sanguíneos, las vías respiratorias, etc. Así, poco a poco, se van volviendo menos eficientes, siendo los más perjudicados el corazón, los riñones y los pulmones. 

Algo esencial para ralentizar este proceso es seguir una dieta sana y equilibrada (si estás comprometida con un verdadero cambio, te explico todo esto y cómo elaborar una dieta para la salud de por vida cómoda y fácilmente en el curso Alimentación Bioenergética).

Cambios en los Huesos, Musculatura y Articulaciones

Con respecto a los cambios en los huesos, van perdiendo fuerza y se vuelven mas vulnerables y frágiles, ya que la masa ósea disminuye con el envejecimiento por la falta de ciertos minerales como el calcio.

La columna vertebral se hace más corta, se contrae y los fluidos de los discos que hay entre las vértebras se pierde poco a poco.

La masa muscular también se reduce y se va produciendo debilitamiento de los músculos y fuerza.

Las articulaciones, por eso que veíamos de la rigidez celular y porque también se pierde líquido en las articulaciones, pierden su flexibilidad.

Una buena forma de cuidar nuestro aparato locomotor es, de nuevo, aportando a través de una dieta sana y equilibrada los minerales  necesarios (macrominerales y oligoelementos), especialmente calcio y magnesio, aunque todos son importantes).

Si este es un tema que te preocupa, echa un vistazo a músculos y huesos saludables, ejercicios para estirar cervicales, ejercicio para estirar dorsales y lumbares, remedios caseros para dolores musculares, crema super-efectiva y natural para dolores musculares, Oligoterapia.

Cambios en el Sistema Cardiovascular

Con el paso de los años y el envejecimiento de nuestro cuerpo, las válvulas que tenemos en el corazón se vuelven también rígidas. El corazón pierde su funcionalidad poco a poco y van apareciendo cambios en el ritmo, la frecuencia y la presión sanguínea (consulta hipotensión e hipertensión).

El corazón se va haciendo más grande, se llena más lentamente de sangre y esto produce cansancio (consulta cómo combatir la fatiga generalizada).

Los capilares también se hacen más gruesos y entonces resulta más lento y complejo el intercambio de nutrientes en las células. Además, disminuye la cantidad de sangre y también la cantidad de linfocitos, lo que hace que nuestro sistema inmunológico se resienta.

Para ralentizar estos cambios, te proponemos algunas soluciones en: Plantas medicinales para el corazón, dieta para el corazón, ácidos grasos esenciales, ácidos grasos Omega 3, nueces para el corazón, cómo medir el PH de la sangre.

Cambios en el Sistema Genito-Urinario

En el caso de los hombres, se produce un agrandamiento de la próstata y en el de las mujeres, una distensión del útero y la vagina que puede producir infecciones con mayor regularidad.

En el riñón disminuyen las neuronas, responsables de la filtración y limpieza de los productos de deshecho.

Para evitar que estos cambios se produzcan rápido, quizá te interese leer: Cómo evitar los cálculos renales, Infusión para limpiar las vías urinarias, zumo depurativo de apio, manzana y zanahoria, piedras en el riñón.

Cambios en los Pulmones

También en los pulmones, la cosa se va reduciendo, pues disminuye el número de alveolos pulmonares. Además, debido al debilitamiento del sistema locomotor (tendones, músculos, articulaciones), tenemos menos capacidad de expansión en el tórax y la respiración se va haciendo más débil y profunda, y aumenta la cantidad de aire que se mantiene siempre en los pulmones sin ser intercambiada por nuevo oxígeno.

Para mejorar el funcionamiento de los pulmones consulta: Plantas medicinales para catarros y bronquitis, Tratamiento natural de la bronquitis y dieta para los pulmones.

Cambios en la Piel

Al igual que ocurre con el resto de tejidos, también en la piel se producen cambios cuando envejecemos. El grosor de la epidermis se reduce y nuestra piel se hace más frágil, más seca, menos firme, más delgada y pálida, sea como sea nuestro tipo de piel. El sol puede producir además manchas y cambios en la pigmentación.

Las glándulas sebáceas encargadas de lubricar la piel producen menos aceite y por ello la piel se vuelve ligera, débil, poco tersa y arrugada.

Sin duda, aquí sí podemos hacer muchas cosas para evitar que estos cambios sean prematuros y drásticos. Y lo más importante es conocer los peligros de la cosmética industrial y empezar a usar siempre, sí o sí, cosmética natural BIO… no te imaginas el enorme potencial que tienen los aceites vegetales y los aceites esenciales para mejorar la salud de las capas profundas de la piel.

También es importante que conozcas el peligro de las cremas solares.

Cambios en el Sistema Digestivo

Con el paso del tiempo se producen cambios importante en el modo en que comemos y asimilamos los nutrientes. Para empezar, nuestro hígado tiene menos capacidad para limpiarnos por dentro y ello produce una intoxicación progresiva del organismo (que luego se puede traducir en cualquier tipo de enfermedad).

Además, nuestras digestiones se hacen más lentas y menos eficientes, por lo que resulta más difícil descomponer los nutrientes y asimilarlos correctamente (consulta información importante sobre las enzimas). En este sentido es importante saber cómo funcionan los nutrientes esenciales que necesitamos para vivir y cómo es el metabolismo en nuestro cuerpo…. ello te dará un idea de cuál es la mejor forma de alimentarte correctamente.

La alimentación es importante para la salud en general, pero desde luego es esencial apea mantener saludable el aparato digestivo. Si estás interesada en mantenerlo con plena funcionalidad, echa un vistazo a: Cómo evitar la acidez de estómago, Las mejores infusiones digestivas, alimentos saciantes para un apetito exagerado, úlcera de estómago, dolor en el hígado, síntomas y tratamiento, cómo mantener un hígado saludable, remedios naturales para el hígado y la vesícula, tisana para limpiar el hígado y la vesícula.

Cambios en el cerebro y el Sistema Nervioso

Como ya sabrás, el número de neuronas se va reduciendo según vamos envejeciendo. Esto produce no solo una menor funcionalidad de nuestras capacidades mentales, sino que también reduce la capacidad de memoria y una mayor descoordinación neuromuscular (temblores, torpeza, etc).

Además, cambia nuestra percepción de las cosas porque se atrofian nuestros sentidos y así, por ejemplo, tenemos peores reflejos y menos capacidad en la vista, el oído, etc.

Con respecto al cerebro y el sistema nervioso puedes consultar: Dieta para el cerebro y el sistema nervioso, el poder de tu mente inconsciente, cómo la mente crea felicidad o sufrimiento, plantas medicinales para la depresión.

Sin duda, es doloroso saber que estos cambios se van a presentar sí o sí (si tenemos la suerte de vivir muchos años), pero lo cierto es que cuando nos hacemos responsables de nuestra salud y comprendemos que la vida es como es y que el envejecimiento y la muerte son inevitables, podemos llevarlo con alegría y verdadero compromiso para procurar que los años que estemos aquí sean lo más confortables y felices posible.

 

 

Artículos Relacionados