El apio es una planta tradicionalmente utilizada en medicina natural para eliminar impurezas del organismo, para adelgazar y para desintoxicar la sangre.

Apio, la hortaliza diurética que adelgaza

El apio es una hortaliza muy popular en medicina naturista, pues es diurética, adelgaza y tienes propiedades desintoxicantes para el organismo.

Su uso culinario en España no es demasiado popular, al contrario de lo que ocurre en países como Francia o Alemania, donde el apio se consume abundantemente por sus beneficiosos efectos en el organismo.

Beneficios del Apio

El apio (Apium Graveolens) pertenece a la familia de las apiáceas, al igual que otras plantas desintoxicantes como el perejil. A continuación te mostramos algunos de los muchos beneficios del apio en la salud:

    • Adelgazar. El apio es una hortaliza muy apropiada en dietas de adelgazamiento, pues ayuda a eliminar líquidos y reducir el peso.

    • Limpiar el organismo. Por la misma razón, incluir apio en nuestra dieta es una buena forma de eliminar toxinas, desintoxicar el organismo y limpiar la sangre, eliminar ácido úrico, etc.

    • Sistema digestivo. El apio también está indicado para aliviar enfermedades del sistema digestivo, estómago, intestino, etc, ya que estimula el tracto intestinal y tiene un efecto carminativo y calmante.

    • Nerviosismo. El apio también se puede incorporar a la cena en caso de insomnio, ansiedad, intranquilidad, etc.

    • Diabetes. Las semillas de apio se han utilizado en estudios clínicos como método auxiliar en el tratamiento de la diabetes.

    • Otros. Síndrome pre-menstrual, hipertensión, hiperuricemia, piedras en el riñón, acidez de estómago, afecciones respiratorias (asma, bronquitis, etc), retención de líquidos, obesidad, etc.

Propiedades nutricionales del apio

Esta es la tabla nutricional aproximada del apio por cada 100gr:

Contraindicaciones del apio

Aunque el apio es un alimento muy saludable que conviene introducir en la dieta, también es cierto que no debemos abusar de él por gran contenido de oxalatos, una sustancia levemente tóxica que tiende a generar piedras en el riñón.

Siempre y cuando comamos apio en cantidades moderadas, no hay por qué preocuparse, ya que es un alimento, como hemos visto, muy beneficioso. Lo que sí hemos de tener en cuenta es que está contraindicado en caso de:

Recetas con apio

Por supuesto, hay muchas formas de usar apio en la cocina. Nosotras vamos a sugerirte 3:

    • Caldos depurativos de apio

      Pon a hervir en una olla con 1l de agua 4 ramas de apio, dos cebollas pequeñas, tres puerros y dos dientes de ajo. Deja cocer a fuego lento durante 10 minutos y retira del fuego. Deja macerar 20 minutos, cuela el líquido y guárdalo en la nevera.  Toma este caldo depurativo tres veces al día, media hora antes de cada comida.

    • Batido vegetal de apio, manzana y zanahoria

      Este batido también tiene un efecto depurativo y desintoxicante. Para hacerlo, bate los siguientes elementos: un vaso de agua, una rama de apio, una manzana y una zanahoria. Una vez batido, beber inmediatamente para el desayuno, y no tomar nada más durante la siguiente hora. Consulta cómo hacer un batido depurativo de apio, manzana y zanahoria.

    • Ensalada calmante de apio y aguacate

      Esta ensalada puedes hacerla si tienes problemas digestivos como acidez, estreñimiento, o si tienes en mal estado la flora intestinal. La mezcla de estos dos elementos es calmante y te ayudará a limpiar el intestino y a eliminar gases. Para hacerla, tan solo tienes que trocear un par de ramas de apio (con sus hojas) y un aguacate. Alíñalo con un poco de sal,  aceite de oliva virgen extra y el jugo de medio limón.

Cultivar apio en casa

Una buena forma de tener apio siempre fresco en casa es cultivándolo. Si tienes un huerto en casa, perfecto, pero si simplemente dispones de un balcón, tampoco hay problema, puedes elegir variedades de apio pequeñas que pueden cultivarse perfectamente en macetas y jardineras.

Esto son los cuidados que, en general, requiere el cultivo de apio en casa:

    • Tierra

      El apio ha de cultivarse en tierra fresca y profunda (si es en maceta, que sea profunda).

    • Clima

      Al apio le convienen los climas templados, ya que no soporta bien las heladas y el frío intenso. Lo ideal es una temperatura entre 5 y 20º. Si vives es una zona fría, siempre puedes cultivarlo dentro de casa en los meses de frío y sacarlo al exterior durante el verano. Tampoco le conviene un calor excesivo por lo que, en verano, es mejor dejarlo en un espacio con semi-sombra.

    • Riego

      El apio, en verano, debe regarse a diario y si se vive en una zona húmeda, en días alternos. El riego ha de ser abundante y regular.

    • Recolección

      A partir de los 2 meses podrás empezar a coger algunas ramitas sueltas de apio y a los 4 meses se pueden cosechar los apios enteros.