Alergias e intolerancias alimentarias: causas, síntomas, alimentos que provocan alergia y tratamiento natural

Alergias e Intolerancias Alimentarias: Síntomas, Causas y Tratamiento

El aumento de alergias e intolerancias alimentarias ha crecido espectacularmente en los últimos años y numerosas voces expertas aseguran que esto se debe a la gran desnaturalización en la producción de los alimentos industriales.

Diferencia entre alergia e intolerancia alimentarias

Tanto la alergia como la intolerancia pueden cursar con síntomas similares, sin embargo conllevan procesos diferentes.

ALERGIA ALIMENTARIA

En el caso de la alergia alimentaria, el sistema inmunológico identifica como agresor a un alimento (alérgeno) y desencadena una reacción adversa y exagerada liberando histamina. Las alergias alimentarias, aunque pueden darse a cualquier edad, son más frecuentes en bebés y menores como consecuencia de haber introducido alimentos alérgenos antes de tiempo. La delicada mucosa en el sistema digestivo del bebé puede verse afectada y cuando existe inflamación, pueden producirse heridas de modo que el sistema inmunitario reacciona ante un alimento, en principio inofensivo, para proteger las lesiones.

INTOLERANCIA

La intolerancia alimenticia es una incapacidad personal para metabolizar y digerir un alimento y es una afección en la que no participa el sistema inmunológico. Por ejemplo, algunas personas tienen intolerancia a ciertos alimentos porque tienen una deficiencia en las enzimas encargadas de metabolizar alguno de sus nutrientes (intolerancia a la lactosa por carencia de lactasa, por ejemplo).

Síntomas de alergia o intolerancia alimentaria

Como decíamos, tanto la alergia como la intolerancia pueden cursar con síntomas similares:

    • Alteraciones digestivas. Dolor, diarreas y malestar producido por una inflamación de la mucosa
    • Dolor de cabeza. A veces puede aparecer dolor de cabeza producido como una afectación de alergia o intolerancia en los tejidos del cerebro
    • Alteraciones en el sistema respiratorio. Puede producirse asma o tos  producida por la inflamación en el tejido pulmonar
    • Alteraciones de la piel. Puede aparecer urticaria, picor o escozor, enrojecimiento de la piel, eccema, escamas o incluso vesículas.

Causas de alergia o intolerancia alimentaria

Aunque es posible contar con un factor genético, ya sabéis que nuestra opinión es que las herencias genéticas solo indican una tendencia y que, dependiendo de nuestras costumbres y el modo en el que nos cuidemos, esas tendencias pueden no llegar a desarrollarse nunca.

En cambio, somos bastante más partidarias de señalar directamente y una vez más a los procedimientos industriales y los malos hábitos... esta teoría encaja mejor con el hecho de que este tipo de dolencias se hayan multiplicado en los últimos años.

    • Producción industrial. El modo en que se alimenta con piensos transgénicos, así como las hormonas y fármacos con los que se trata sus enfermedades y se potencia la productividad acaban pasando al interior de nuestro organismo deteriorando nuestro sistema fisiológico.
    • Tóxicos. Los aditivos químicos (colorantes, espesantes, conservantes, etc) y procesos industriales (envasado, empaquetado, etc) con los que los alimentos pierden toda su naturalidad.
    • Transgénicos. Los alimentos transgénicos cambiados genéticamente que nuestras enzimas no pueden metabolizar correctamente.

Los alimentos que más alergias provocan

Las reacciones alérgicas se producen normalmente frente a una sustancia de naturaleza proteíca, es decir, una proteína que se encuentra presente en el alimento. Por ejemplo, en el caso de la leche se trata de la caseína o en el caso del trigo, el gluten.

    • Trigo y cereales con gluten

      El gluten es la principal proteína del trigo y de otros cereales como el centeno, cebada, avena, espelta, kamut o escanda. Esta proteína es la que produce numerosas reacciones alérgicas y se recomienda evitar siempre que sea posible, no solo en el caso de alergias, sino en general (para evitarlas en el futuro y evitar el deterioro del sistema digestivo). Consulta nuestro reportaje sobre la intolerancia al gluten.

    • Maíz y soja

      Aunque ni el maíz ni la soja contienen gluten, casi toda la producción mundial proviene de cultivos transgénicos para los cuales nuestras enzimas no están preparadas. Por ello, las nuevas corrientes holísticas nutricionales recomiendan evitarlos. Los mejores cereales y los menos transformados genéticamente son el arroz y el trigo sarraceno (que no es trigo, en realidad). Consulta nuestro reportaje sobre la controversia de la soja.

    • Leche de vaca

      En este caso, la proteína responsable de producir alergias es la caseína. No obstante, si a esta proteína le añadimos las hormonas y los fármacos que se administra a las vacas para potenciar a la enésima potencia su productividad, podemos concluir que se trata de un alimento poco recomendable. Consulta nuestro reportaje sobre la controversia de la leche y echa un vistazo a los alimentos ricos en calcio (que son muchos y mucho más ricos que la leche).

    • Huevos

      El huevo es otro de esos alimentos que suele provocar bastantes alergias. Sin embargo, muchas voces expertas coinciden en señalar que el huevo es un alimento muy rico nutricionalmente y que su peligrosidad reside más en el origen industrial. Consúmelos ecológicos y evita todos aquellos productos que contengan huevo industrial como la bollería, pastelería, etc. Consulta nuestro reportaje sobre cómo comprar productos ecológicos y cómo distinguir productos de calidad.

    • Mariscos

      En el caso de los mariscos la reacción se desata por la liberación exógena de histamina aportada por el propio marisco. En general y dada la gran contaminación de los mares, no conviene comer marisco y si se hace, es mejor hacerlo muy esporádicamente.

    • Azúcar

      Aunque no se trata de un alimento que suela producir alergias, sí deteriora gravemente nuestro sistema digestivo y todo lo demás. El azúcar provoca hieractividad en los niños. El azúcar estimula el sistema cerebral y produce un descenso repentino de glucosa en el cerebro cuando se consume que provoca una posterior hipoglucemia.

Tratamiento natural de la alergia y la intolerancia

Aunque la medicina alopática utiliza corticoides y antihistamínimos cuando la salud corre verdadero peligro, no debemos olvidar que el abuso de fármacos conlleva otro tipo de peligros y que no hay mejor tratamiento que evitar todos aquellos alimentos susceptibles de provocarnos alergias o intolerancias. Una alergia o intolerancia es una llamada de atención de nuestro organismo para que no sigamos introduciendo los mismos alimentos y esa llamada no debe deoírse.

Así pues, para el tratamiento natural de las alergias o intolerancias alimentarias, sigue estos pasos:

    • Diagnóstico

      Lo primero que tenemos que hacer es saber con certeza cuáles son los alimentos que nos están causando la alergia o intolerancia. Para ello, debemos estar alerta sobre las reacciones que tenemos, seguir una dieta de rotación en la que se introduzcan y eliminen ciertos alimentos hasta dar con el causante o hacer pruebas diagnósticas de alergia en un centro médico.

    • Evitar por completo los alimentos alérgicos

      Una vez que sepamos cuáles son los alimentos que nuestro organismo está rechazando, debemos excluirlos por completo y para siempre de la dieta.

    • Seguir una dieta sana y equilibrada

      Cuanto más biológica y saludable sea nuestra dieta, menos probabilidades tendremos que desarrollar algún tipo de alergia o intolerancia en nuestra vida y más evitaremos causar ningún tipo de deterioro en nuestro precioso cuerpo. Nuestro consejo es que leas atentamente el punto que sigue para aprender a elaborar una dieta biológica, saludable y equilibrada que excluya todos los alimentos anteriormente mencionados, tengas alergia o no.

Cómo elaborar una dieta sana para evitar alergias e intolerancias

Esta dieta que te vamos a proponer no es solo para evitar alergias o intolerancias, sino todo tipo de enfermedades. Se trata de una forma de comer biológica, ecológica, saludable y equilibrada. Comer bien implica un compromiso con nuestro organismo que nos reportará salud y vitalidad.

Aprender a elaborar una dieta sana es un asunto que requiere disciplina, información y tiempo. Nosotras, por nuestra parte, ponemos a tu disposición la información relevante para que comprendas lo que significa una “dieta sana” y te pongas manos a la obra. Estos son los reportajes donde te resumimos todo lo que necesitas saber:

Te aseguramos que, cuando acabes de leer estos artículos, tendrás una idea bastante aproximada de cuáles son los pasos a seguir para cambiar la dieta definitivamente y mantener la salud.

Remedios naturales para alergias e intolerancias

Aunque la dieta y la elección de alimentos es el asunto más importante, aquí te mostramos algunos remedios caseros bastante eficaces que te pueden ayudar a aliviar algunos síntomas:

UN TRAGO DE AGUA DE MAR

El agua de mar tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Contiene oligoelementos muy necesarios y tiene un efecto alcalinizante. Tomar un taponcito todos los días ayuda al sistema digestivo y mejora la salud. Consulta nuestro reportaje sobre los beneficios del agua de mar.

ARCILLA

La geoterapia utiliza las propiedades de la arcilla para mejorar la salud. La arcilla se puede aplicar de forma externa o ingerir internamente.

Si quieres conocer otras formas de usar la arcilla consulta propiedades de la arcilla, arcilla para la salud, cómo usar la arcilla en la piel, tipos de arcilla, usos de la arcilla blanca, usos de la arcilla verde o usos de la arcilla roja.

FITOTERAPIA

Estas son algunas plantas especialmente indicadas para reducir los síntomas de alergia o intolerancia. Se trata de plantas que estimulan la producción endógena de cortisona:

    • Grosellero negro
    • Azafrán
    • Abedul

Consulta nuestro reportaje sobre cómo elaborar preparaciones caseras con plantas medicinales.

Hábitos para evitar alergias e intolerancias alimentarias

Cuando proporcionamos al organismo todas las herramientas que necesita, es bastante más difícil que nuestro sistema inmunológico se vuelva loco, que los virus y bacterias colonicen, que la herencia genética prospere y que las patologías se desarrollen.

Además de una dieta sana, es importante tener en cuenta otros factores igualmente esenciales:

te puede interesar de nuestra tienda…

Olioseptil 15 Lvcaps. gastrointestinal. Ineldea

Pediakid Bebé Gas jarabe infantil 60 ml. . INeldea