Acelga, fabulosa para el embarazo, para adelgazar, para la salud de los ojos y para mantener un hígado que nos ayude a depurar la sangre y a estar saludables por los cuatro costados.

Acelga, la Verdura rica en Betacarotenos

La acelga es una de las verduras más recomendables para ingerir de manera regular, pues contiene una combinación muy interesante de nutrientes y numerosas propiedades medicinales.

Veamos las propiedades nutricionales y los beneficios en la salud de la acelga, una verdura excepcionalmente rica en betacarotenos.

Los betacarotenos de la acelga

Los betacarotenos son una sustancia que, una vez dentro de nuestro cuerpo, se transforma en vitamina A, por eso también se le llama pro-vitamina A.

La acelga, junto con otras verduras y vegetales como las espinacas, la zanahoria o los pimientos, son una de las verduras más ricas en betacarotenos. Los betacarotenos (Vitamina A) realizan funciones muy importantes en nuestro organismo. En primer lugar son grandes antioxidantes (lucha contra los radicales libres), previene el envejecimiento prematuro y fortalece nuestro sistema inmunológico, además de ser grandes aliados en la lucha contra el cáncer.

La vitamina A es también esencial en la salud de los ojos y la vista, así como para mantener en buen estado la piel y los tejidos (venas, arterias, etc) y para la salud de la boca y las encías.

Propiedades nutricionales de la acelga

Estos son algunos de los nutrientes más interesantes de la acelga:

    • Vitaminas

      Como hemos dicho, por encima de todas las demás vitaminas, la acelga destaca su riqueza en vitamina A (betacarotenos), aunque también posee cantidades no despreciables de vitamina C, vitaminas del grupo B y vitamina K.

    • Minerales

      La acelga destaca por su gran contenido en minerales como el calcio (esencial para la salud de huesos y dientes, para tratar la osteoporosis y en dieta para deportistas). También contiene magnesio, un mineral esencial para las funciones musculares, para el cerebro y los estados anímicos y para el sistema nervioso en general. La acelga también destaca por su contenido en potasio (junto con el sodio, esencial para mantener el equilibrio de agua en el cuerpo), en dietas de adelgazamiento y para reducir la retención de líquidos. Por último, también es importante señalar que la acelga contiene hierro (que, junto con la vitamina C hace que se absorba mejor).

    • Fibra

      Al igual que todos los vegetales, contiene cantidades importantes de fibra, esencial para la salud de la flora intestinal, para el estreñimiento y para mantener en buen estado el intestino.

Tabla nutricional de la acelga

Esta es la cantidad aproximada de nutrientes por cada 100 gramos de acelga:

Beneficios en la salud de la acelga

En general, el consumo regular de acelga es bueno para:

    • El embarazo, pues contiene numerosos minerales y vitaminas, entre ellas ácido fólico
    • Alimentación infantil: la acelga es una de las verduras más recomendadas para niños y niñas, pues contiene nutrientes importantes y además un sabor y una textura agradable para cualquiera.
    • La salud de los ojos, ya sea por pérdida de visión, infecciones y enfermedades relacionadas con la vista
    • Evitar el estreñimiento y favorecer la salud de la flora intestinal
    • Adelgazar, pues es una planta que depura, ayuda a eliminar líquidos y favorece las labores desintoxicantes del hígado y los riñones
    • Mantener la salud de la piel, especialmente en caso de dermatitis y acné
    • El buen funcionamiento del corazón y las arterias y a mantener una sangre limpia y depurada

Contraindicaciones de la acelga

La única contraindicación que puede tener la acelga es su alto contenido en oxalatos (al igual que otros vegetales como las espinacas o el perejil), una sustancia que, en exceso, puede llegar a provocar piedras en el riñón, sobre todo en personas que siguen una dieta hiperprotéica o personas que beben poca agua.

En general, esto no debe preocuparnos, pues la acelga es una verdura que puede tomarse tranquilamente todos los días si se quiere.

Simplemente deben tener una mayor precaución las personas:

    • Que tiene facilidad para crear piedras en el riñón
    • Personas que beben pocos líquidos a lo largo del día
    • Personas con artritis y otras enfermedades inflamatorias

Cómo comprar y cocinar la acelga

Aunque la acelga se puede consumir a lo largo de todo el año, el momento en que esta verdura tiene una mayor riqueza nutricional es en otoño y en invierno.

Al margen de este detalle, estos son algunos consejos que, de manera general, podemos seguir con todo tipo de vegetales y verduras, para obtener un verdadero impacto beneficioso en la salud:

    • Recién cortada

      Al igual que todas las verduras, la acelga pierde numerosas propiedades medicinales según van pasando los días desde que se cortó. La mejor manera de asegurarnos sus beneficiosas propiedades es comiéndola recién cortada o que pase el menor tiempo posible.

    • Sin pesticidas

      Por alguna extraña razón, pensamos que con el simple hecho de comprar vegetales en cualquier establecimiento ya vamos a comer saludable. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que prácticamente todos los vegetales que se adquieren en supermercados y tiendas convencionales están cultivados con pesticidas y sustancias químicas que les otorgan ese aspecto impecable con el que solemos encontrarlos en este tipo de establecimientos. Para asegurarnos de que no contienen ninguna sustancia peligrosa y que, por el contrario, mantienen intactas sus propiedades nutricionales, te aconsejamos, como siempre, que compres en tiendas ecológicas.

    • Poco cocinada o cruda

      Sí, la acelga contiene todos los nutrientes y beneficios en la salud que hemos comentado, pero eso sí, solo cuando se ha cocinado poco o se come cruda, puesto que muchos de sus nutrientes (como las vitaminas hidrosolubles) se pierden cuando se cocinan durante mucho tiempo y a altas temperaturas. por lo tanto, para asegurar su riqueza nutricional, procura cocinarla durante poco tiempo, a fuego lento o comerla cruda en ensaladas y batidos vegetales.

Artículos Relacionados