Descubre cuáles son los aceites vegetales y esenciales más adecuados para el tratamiento, hidratación y nutrición de las pieles sensibles, irritadas o con dermatitis.

Aceites Vegetales y Esenciales para Pieles Sensibles

En este artículo revisamos cuáles son los aceites vegetales y esenciales más indicados para hidratar las pieles con tendencia a la irritación. Se trata de aceites particularmente regeneradores que han sido tradicionalmente utilizados por su capacidad para calmar y reducir la inflamación. Recuerda que, para un uso seguro y eficaz, es necesario tener en cuenta algunas propiedades de los aceites vegetales y los aceites esenciales, y las diferencias entre ambos.

Aceites vegetales para pieles sensibles

Los aceites vegetales provienen de las semillas de algunos frutos oleaginosos, por lo que tienen un aspecto aceitoso pero no dejan la piel grasa (simplemente la hidratan y la nutren en profundidad). No es necesario tener en cuenta sus proporciones y son verdaderos sustitutos naturales de las cremas industriales, pero en lugar de intoxicar el organismo con sustancias sintéticas peligrosas, aportan a la piel nutrientes naturales que estimulan sus defensas. De hecho, muchas voces expertas están de acuerdo en que el aumento de alergias y enfermedades de la piel se debe, en gran medida, a la inclusión en el mercado de todo tipo de sustancias químicas. Para usar aceites vegetales en la piel, simplemente úsalos como si fuesen un serum tonificando antes la piel con un hidrolato natural.

Aceite Vegetal de Caléndula: Calmante

    • El aceite vegetal de caléndula es el aceite por excelencia para hidratar y nutrir las pieles infantiles y las pieles sensibles. Cuando queramos hacer un producto hidratante para este tipo de pieles, conviene incluirlo en cualquier mezcla que hagamos de aceites vegetales y esenciales.
    • Tiene numerosas propiedades. En primer lugar, al igual que todos los aceites vegetales, hidrata y nutre en profundidad sin dejar la piel grasa (se absorbe rápidamente) Es suave y terapéutico y contiene componentes con capacidad antiinflamatoria, cicatrizante y regeneradora de la piel.
    • Por todas estas razones te proponemos este aceite para que lo uses como base en tus productos de cosmética (cremas, aceites, etc), ya que resulta excelente, sobre todo, para cuidar la dermatitis y otras afecciones de la piel.

Aceite Vegetal de Neem: Terapéutico

    • Es un gran antiséptico y antibacteriano (adecuado para casos de infección de la piel).
    • Se absorbe rápidamente.
    • Tiene un olor desagradable pero es muy eficaz.
    • Perfecto para el tratamiento de las alteraciones de la piel.

Aceite Vegetal de Onagra: Estimulante

    • El aceite vegetal de onagra se utiliza con frecuencia en numerosas afecciones de la salud pero, en cosmética, su propiedad más llamativa es la acción activadora y tonificante que tiene. Estimula el riego sanguíneo y con ello la cantidad de nutrientes y oxígeno que llegan a la piel, lo cual ejerce un notable efecto en la regeneración celular.
    • Este aceite posee una gran riqueza de vitamina Eácidos grasos esenciales.

Aceite Vegetal de Sésamo: Nutritivo

    • Junto con la caléndula, el aceite vegetal de sésamo es uno de los aceites vegetales más adecuados para las pieles sensibles por ser muy suave e hidratante.
    • Las propiedades que destacan de este aceite tienen que ver con su acción calmante y antioxidante. También es depurativo (lo cual viene muy bien para estimular las defensas infantiles) y además posee ácidos grasos esenciales muy beneficiosos para la piel de bebés, niños y niñas y pieles sensibles o reactivas.

Aceites esenciales para pieles sensibles

Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas que provienen de la destilación (u otros métodos de extracción) de plantas, tienen compuestos fitoquímicos terapéuticos y su aplicación requiere dosis muy reducidas (gotas) y siempre debemos diluirlos en una sustancia conductora como los aceites vegetales. Más abajo te daremos indicaciones para que aprendas a hacerlo. Estos son las más indicados para pieles sensibles:

Aceite Esencial de Lavanda: Imprescindible

    • El aceite esencial de lavanda es el primero con el que se debe experimentar cuando no se tienen muchos conocimientos de aromaterapia. Tiene una gran polivalencia en distintos ámbitos pero, en la cosmética, su propiedad más destacable es su acción regeneradora de la piel. Estimula el crecimiento celular y, por lo tanto, es uno de los aceites más indicados en pieles estropeadas, sensibles, heridas y quemaduras, etc… cualquier situación que requiera reparación de la piel.
    • Este es uno de los pocos aceites esenciales que se pueden aplicar en la piel sin diluir (también permite el uso infantil y en embarazadas).
    • Además, otra de las cualidades destacables de este aceite es que, según marca la tradición, potencia la sinergia con otros aceites, es decir, hace que cualquier mezcla tenga más efectividad.

Aceite Esencial de Manzanilla: Antiinflamatorio

    • Junto con la lavanda y el árbol del té, el aceite esencial de manzanilla es otro de los aceites esenciales que puede aplicarse en la piel sin diluir, y también es una de las propuestas más indicadas en el tratamiento de pieles irritadas. Eso sí, no está recomendado en embarazadas ya que es emenagogo (favorece la menstruación).
    • Su cualidad más llamativa, así como la de la lavanda es la regeneración celular, la de la manzanilla es su poder antiinflamatorio y calmante de las zonas sensibles o dañadas.
    • También sirve para favorecer el sueño y tranquilizar aplicando simplemente una gota en la almohada antes de ir a dormir.

Aceite Esencial de Jazmín: Potencia la Elasticidad

    • El aceite esencial de jazmín no debe usarse sin diluir, es decir, tenemos que diluir siempre unas gotas en algún aceite vegetal (al 2%).
    • Tiene cualidades similares a los anteriores y destaca, principalmente, por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas y  cicatrizantes (perfecto para pieles dañadas). Pero, sobre todo, tiene la capacidad de estimular la elasticidad natural de la piel.
    • Además, el agua de jazmín, aplicado en forma de tónico, refresca y ¡alegra el espíritu!
    • Al igual que la lavanda o la manzanilla, es tranquilizante (aplicando una gota en la almohada).

Aceite Esencial de Neroli: El que Embellece

    • El aceite esencial de neroli, junto con el jazmín, es otra de esas flores eternamente ligadas a la belleza y utilizadas en todo tipo de tratamientos cosméticos. Es un gran aliado de las pieles sin brillo y proporciona una gran luminosidad, además de hidratar y regenerar las células.
    • El aceite esencial de neroli no  se debe aplicar directamente en la piel sino siempre diluido (al 2%) en una sustancia conductora (aceites vegetales)
    • Tampoco hay que olvidar el hidrolato de neroli, que, aplicado en forma de tónico, no solo mejora el aspecto general de la piel sino que, además, nos ofrece un aroma que alegra el día de cualquiera.

Aceite Esencial de Siempreviva: Cicatrizante

    • Aunque se trata de un aceite bastante desconocido o no tan popular, lo cierto es que las propiedades cicatrizantes del aceite esencial de siempreviva no desmerecen en absoluto comparado con otros aceites esenciales.
    • Según nuestra experiencia, estimula la regeneración de la piel y la circulación linfática y sanguínea, y por ello resulta un aceite particularmente eficaz en pieles sensibles, irritadas o pieles estropeadas por el sol
    • Este aceite  no  se debe aplicar directamente en la piel sino siempre diluido (al 2%) en una sustancia conductora (aceites vegetales)

Para elaborar mezclas de aceites conviene saber que…

te puede interesar de nuestra tienda…

Aceite Vegetal de Caléndula, Oshadhi

https://www.vidanaturalia.com/wp-content/uploads/2014/03/aceite-esencial-manzanilla-romana-oshadhi-5-ml.jpg

Aceite Esencial de Manzanilla Romana de Oshadhi 5 ml.

Ver producto