Te proponemos 3 tipos de dietas muy beneficiosas que optimizan tus defensas y tu vitalidad y te sugerimos algunas ideas determinantes para adelgazar definitivamente

3 Dietas Muy Saludables

Es fácil seducir a la población con dietas y productos milagrosos que no buscan sino el beneficio económico, sobre todo, porque existe un gran desconocimiento en la población general sobre nutrición y sobre cómo funciona el organismo. Nosotras somos partidarias de que, para  mantener la salud en general, es necesario informarse, conocer y actuar con sentido crítico para poder hacernos responsables de nuestra salud y bienestar.

Más abajo te ofreceremos algunas sugerencias para que comprendas lo importante que es la nutrición a la hora de adelgazar y mantener la salud. De momento, te hablamos de 3 dietas sencillas y equilibradas que te servirán como referencia para comer bien el resto de tu vida.

La dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica se conoce gracias al filósofo japonés George Oshawa, y es, en realidad, una filosofía de vida que incluye un tipo de nutrición para el desarrollo físico, personal e incluso espiritual. Esta dieta está basada en el equilibrio Yin-Yang y aconseja alimentarse principalmente con productos que se mantengan en el medio del rango y que no pisen los extremos, es decir, que no sean ni muy Yin, ni muy Yang. Según esta filosofía, estos alimentos son los cereales, las legumbres y las verduras frescas. No obstante, no propone unos alimentos específicos para todo el mundo, sino un equilibrio según el tipo de personalidad o deficiencias que se deban compensar. No se trata de una dieta vegetariana, ya que permite el consumo de cualquier productos teniendo en cuenta, eso sí, algunos preceptos fundamentales. Aconseja comer poco, consumir productos de temporada y de la zona donde se resida y masticar abundantemente. Esta dieta está pensada para optimizar las defensas del organismo y la vitalidad espiritual.

La dieta mediterránea

La dieta mediterranea es una de las más populares en el mundo occidental por sus beneficios en la salud, especialmente en lo que se refiere al área cardiovascular. Esta dieta es rica en cereales integrales, legumbres, verduras y frutas. También es partidaria de consumir poca cantidad de comida, y sobre todo, de comer productos frescos y de temporada. La principal fuente de grasas poliinsaturadas proviene del aceite de oliva y no es propensa al consumo excesivo de carne. Además, propone como forma de cocinar la plancha, hervir o consumir los alimentos crudos y frescos. Si te interesa esta dieta y quieres consultar sus particularidades, visita nuestro artículo dieta mediterránea para adelgazar.

La dieta vegana

La dieta vegana elimina cualquier producto animal y derivado del mismo, fundamentalmente por un compromiso con el medio ambiente, y como rechazo expreso a la explotación de otros seres sensibles. No solo se abstiene de incluir en la dieta carne animal (pescado, carne, aves, etc) sino también productos elaborados o creados por animales como huevos, leche, miel, etc.

La dieta vegana sufre habitualmente graves críticas, sin embargo, existen rigurosos estudios como por ejemplo The China Study, realizado por el bioquímico nutricional Colin Campbell de la Universidad de Cornell (USA) junto con la Universidad de Oxford, que concluyen que una alimentación estrictamente vegana a base de cereales integrales es la más idónea para la salud. Además, este tipo de alimentación está avalada por instituciones como Asociación Americana de Dietética o la Asociación Dietética de Nueva Zelanda. Eso sí, todos estos estudios están de acuerdo en que debe ser una dieta muy estudiada, variada y de alto valor nutritivo, rica en proteína vegetal eficiente, en hierro (y alimentos que favorezcan su asimilación) y suplementos o alimentos ricos en vitamina B12. Por lo tanto, si decides iniciar una dieta vegana, ponte en manos de profesionales o infórmate rigurosamente.

Factores imprescindibles para adelgazar saludablemente

Existen muchos mitos y falsas afirmaciones sobre el tipo de dieta ideal para adelgazar. La dieta en sí o los alimentos que ingerimos no son el asunto determinante, sino que deben tenerse en cuenta distintos factores para que nuestro peso ideal se mantenga en el tiempo y, sobre todo, para que la forma de perder peso sea equilibrada y saludable. De hecho, no todo el mundo responde de la misma manera ante los alimentos y lo que puede ser muy beneficioso para una persona, puede ser perjudicial o poco recomendable para otra. Así que antes de empezar una dieta es importante tener muy en cuenta los siguientes factores:

    • Comer menos

      Adelgazamos cuando ingerimos menos calorías de las que gastamos.  Es decir, al margen de los alimentos elegidos o del tipo de dieta que nos siente bien, hemos de tener en cuenta que debemos comer algo menos de la energía que vamos a consumir a lo largo del día, porque si no, no adelgazaremos. Cuando hablamos de comer menos, nos referimos a comer “ligeramente menos” de la energía consumida, es decir, no se trata de no comer, sino de comer lo justo y necesario. Consulta: Tratamiento natural de la obesidad y cómo adelgazar definitivamente.

    • Desintoxicar el organismo

      Otra de las pautas imprescindibles a la hora de elegir una dieta es seguir aquella rica en alimentos depurativos. Es decir, si nos hinchamos a proteínas (peor aún si son de origen animal) lo más probable es que acabemos generando en nuestro cuerpo acidosis y un montón de residuos tóxicos que no solo nos engordan sino que además nos enferman. Una dieta equilibrada ha de contener todos los nutrientes y alimentos que nos limpien por dentro y nos hagan disfrutar de una excelente energía vital. Consulta cómo desintoxicar el organismo.

    • Actitud positiva

      Uno de los factores más importantes para lograr nuestro objetivo es observarlo desde un punto de vista positivo. En lugar de enfrentarnos a un reto desagradable en forma de castigo, es mucho más útil pensar que lo que vamos a hacer a partir de ahora es cuidarnos, mimarnos y procurarnos los alimentos más saludables para disfrutar de un peso y una salud óptimas.

    El factor más importante: escuchar el cuerpo

    De todas las combinaciones posibles de alimentos que podemos realizar para seguir una dieta, hemos de elegir aquella que le guste a nuestro cuerpo. Y al decir cuerpo nos limitamos al cuerpo, y no a la mente. Es crucial empezar a escuchar los mensajes que nos envía nuestro cuerpo. ¿Cómo nos habla? Muy fácil, a través de las sensaciones que tenemos. Para escucharlo simplemente tenemos que prestar atención a qué alimentos nos sientan bien o mal, cuáles nos producen ardor, cuáles frío, cuáles gases, con cuáles hacemos una rápida digestión, etc.

    No existe una dieta o una forma de alimentarse ideal para todo el mundo. Antes de elegir la forma en que vamos a nutrirnos saludablemente, debes permitir que tu cuerpo te hable y te aconseje cuál es la que más le gusta. Si tú le cuidas, ten por seguro que acabará haciendo lo que tú quieres, es decir, adelgazar y mantenerse en forma, saludable, y feliz.

    Esto son sólo algunas propuestas sobre las que puedes empezar a investigar. Nosotras somos partidarias de elegir siempre una opción personalizada que incluya tus gustos, costumbres y forma de vida. Teniendo en cuenta todos estos factores, solamente has de decidir cuidarte un poco y comprar alimentos que te nutran y te llenen de vitalidad. En realidad, la mejor forma de adelgazar definitivamente es seguir una dieta saludable que puedas mantener en el tiempo como forma de vida. Te recomendamos que, para aprender a elaborarla, leas nuestro artículo cómo elaborar una dieta saludable. Además, puedes mejorar los resultados de la dieta con estos 4 trucos para adelgazar.

    te puede interesar de nuestra tienda…

    Flavogen-silueta-500-ml-Drasanvi -Tienda VidaNaturalia

    Depur Slim Alcachofa. Drasanvi -Tienda VidaNaturalia