La potencia adecuada, el uso eficiente de los electrodomésticos y el sentido común son grandes aliados a la hora de reducir considerablemente la factura de la luz.

Trucos para Ahorrar en la Factura de la Luz

En este artículo queremos contarte algunos trucos indispensables para pagar menos en la factura de la luz, sin olvidar, por supuesto, nuestro compromiso con el medio ambiente y nuestra más firme oposición a la vergonzosa oligarquía energética con tintes caciquistas que sufrimos en nuestro país (y en casi todo el mundo).

Primero, te explicaremos cómo ahorrar en la factura de la luz y cómo ayudar, al mismo tiempo, al ahorro energético global. Más abajo te hablaremos de algunos detalles sobre la oligarquía energética que sufrimos en España y que nos ponen los pelos de punta.

Lo más importante, contratar la potencia adecuada

Quizá este recurso te de un poco de pereza porque ello conlleva mirar la factura, comprobar cuál es la potencia que has contratado, averiguar cuál es la potencia real que gastas y realizar los cambios oportunos, si fuera necesario.

Pero, sin duda, de todas las opciones, esta es la más relevante a la hora de ahorrar en la factura de la luz. Según la OCU, bajar la potencia contratada puede suponer un ahorro de hasta 300 Euros al año.

Primero, debes mirar en tu factura de la luz cuál es la potencia que tienes contratada. Después, tendrás que saber cuál es la potencia real que necesitas. Para ello tienes varias opciones:

    • Comprar un medidor de potencia en el mercado y medir la potencia que gastas habitualmente
    • Comprobar qué potencia necesitas en las calculadoras de potencia que encontrarás en las páginas web de empresas energéticas (mejor la de Endesa que la de Iberdrola)
    • Recurrir a la prueba-error, es decir, bajando la potencia y comprobando si los plomos saltan o no. Haciendo un uso inteligente de los aparatos (no todos a la vez sino por partes), podemos moderar bastante las necesidades de potencia real.

En definitiva, la forma más eficiente de rebajar los costes en la factura de la luz es bajar la potencia contratada, pues una gran parte de la factura va destinada a pagar esta potencia, aunque se use menos de la contratada o aunque no se use en absoluto.

Uso eficiente de los electrodomésticos

En primer lugar, es importante utilizar electrodomésticos de alta eficiencia energética. Son más caros en la compra pero duran más (al menos eso dicen, aunque nosotras tenemos la sensación de que nos suelen tomar el pelo con casi todo) pero, en principio, ahorran bastante energía.

Según el tipo de electrodoméstico, estos son algunos consejos que puedes aplicar:

    • Lavadora y lavavajillas

      Para ambos electrodomésticos, lo más importante es usarlos siempre llenos (a no ser que tengan la función de media carga) y con temperaturas lo más frías posible. Gran parte del gasto de estos electrodomésticos se van en calentar el agua.

    • Vitrocerámica y horno

      Aprovecha siempre el calor residual, es decir, apaga siempre un poco antes de terminar para aprovechar el calor que desprende el electrodoméstico hasta que se enfría del todo. Por otra parte, nunca uses sartenes u ollas más pequeñas que el quemador de la vitrocerámica.

    • Nevera

      Procura dejar siempre espacio entre el motor y la pared. Evitar que se formen placas de hielo es también importante para ahorrar energía. Por supuesto, no introducir alimentos calientes (dejar primero que se enfríen y luego introducirlos para su conservación). Y, por último, poner una temperatura adecuada (5º para el frigorífico y -18º para el congelador).

    • Televisión y aparatos electrónicos

      No dejes los aparatos en stand-by, ya que siguen gastando (poco, pero siguen gastando). Lo mejor es utilizar regletas con interruptor On-Off para cortar la corriente eléctrica.

Luz y bombillas tóxicas

Numerosas publicaciones hacen referencia a la “estafa” de las bombillas de bajo consumo. Se supone que consumen menos pero también se funden bastante antes de lo que aseguran los fabricantes. Aunque el asunto que más nos preocupa es el de su toxicidad.

Las bombillas de bajo consumo contienen pequeñas cantidades de mercurio gaseoso, uno de los metales más tóxicos para el ser humano. Los fabricantes y la OCU aseguran que no resultan tóxicas en su uso ordinario y que el problema viene cuando si se caen y se rompen.

En caso de que se rompa accidentalmente, la OCU recomienda salir de la habitación durante 10 minutos, dejar ventilando, recoger los restos con un paño húmedo y llevar a un punto limpio. Recuerda, además, que es muy importante no tirar las bombillas de bajo consumo que se fundan a la basura ordinaria, sino llevarlas siempre al punto de reciclaje.

Teniendo en cuenta que nos instan a realizar estos pasos de seguridad… no es sospechoso que las califiquen de “no peligrosas”?

¿Halógenas, fluorescentes, bajo consumo o LED? Pues cada uno dice una cosa. Se supone que las LED son lo más novedoso, lo más eficiente y muy seguras en todos los aspectos. Sin embargo, la OCU asegura que:

    • Las fluorescentes compactas gastan 3 veces menos que una halógena
    • Las bombillas de bajo consumo son entre un 5% y un 10% más eficientes que las LED

Otras fuentes, en cambio, aseguran que la OCU (al igual que todas las grandes organizaciones) puede estar influida por el interés de las empresas fabricantes de bombillas de bajo consumo y que las LED son la tecnología más avanzada y más eficiente, sin ningún tipo de riesgo.

En cualquier caso, nosotras no hemos llegado a una conclusión clara, no sabemos qué pensar.. bueno, sí, tenemos la sensación de que, a quienes consumimos, siempre se nos acaba metiendo el gol.

Calefacción y aire acondicionado

Este es uno de los puntos que, personalmente, más nos escuece. No podemos entender de ninguna manera que se nos haya llegado a convencer de que, en pleno invierno, las casas (y los centros comerciales, y los trenes, y las oficinas y todo) deban tener temperatura de verano y en verano, temperaturas de invierno (para ir a cine en verano es mejor coger abrigo para hacer frente al puñetero aire acondicionado).

Un poquito de sentido común, por favor. Si duda, ahorraríamos muchísimo dinero entendiendo que es normal que en inverno haga frío y en verano, calor. Es más, somos absolutamente contrarias al aire acondicionado, no nos gusta y no lo usamos.

No decimos que haya que vivir como en la edad media, pero entendemos que hay otras formas más solidarias y económicas del protegerse del frío y del calor:

    • En invierno… abrígate!! Los gerseys, las adorables mantitas, las batas, todo ello son fabulosos elementos que nos sirven para abrigarnos en casa sin confundir nuestros biorritmos naturales. Una estufa, un poco de calor, por supuesto que sí, pero… ¿No es una verdadera locura mantener la casa en invierno con la misma temperatura que si fuese verano?
    • En verano… baja las persianas, date una ducha fría, come ligero y tantas y tantas otras cosas…

Ahorrar dinero y energía también está en nuestras manos. Desde luego, poco se puede hacer por la oligarquía energética en nuestro país (y en el mundo en general), pero de hecho, una buena forma de no favorecer esta oligarquía, es reducir al máximo el consumo energético. No les hagas más ricos!!

La oligarquía energética

Simplemente comentamos unos datos:

    • Roberto Centeno (Consejero Delegado de Enagas y Campsa) asegura que una oligarquía de empresas energéticas ha recibido de manos de una oligarquía política la licencia para robar, que es exactamente lo están haciendo. Habla de la situación actual como “un tsunami de corrupción incontrolada que nos ha llevado a tener la mayor potencia eólica y solar del mundo y el doble de capacidad de generación eléctrica de la necesaria”.
    • En España se produce la energía más barata de Europa y se paga la más cara.
    • La factura de la luz ha subido en últimos años un 70%.
    • Después de gobernar, prácticamente toda la oligarquía política (de izquierdas y de derechas) pasa a ocupar cargos importantes en los Consejos de Administración de las empresas energéticas.

Sin comentarios…

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page