Qué es exactamente la meditación, preparación, tipos y técnicas de meditación y algunos consejos para empezar a practicarla en casa.

Todo lo que Necesitas Saber sobre la Meditación

La meditación es un concepto que se utiliza para definir una serie de prácticas orientales que favorecen el control y desarrollo de la mente y la consciencia, la lucidez del pensamiento, la relajación profunda, la atención y un mejor discernimiento de la realidad para afrontar las situaciones de la vida desde una perspectiva más limpia y menos contaminada de prejuicios o venenos mentales.

Religión o Técnica

Aunque la meditación se ha usado dentro de la práctica religiosa de numerosos pueblos desde la antiguedad, la meditación en sí no es una religión. Es más, en las últimas décadas occidente ha rescatado algunos de los aspectos más prácticos de la meditación bajo el término Mindfulness, eliminando todo matiz religioso, con el objetivo de aplicar estas técnicas de control mental a la vida práctica: salud, relajación, atención, empatía, etc.

Sin embargo, es una pena que ese rechazo al matiz religioso nos impida observar la meditación como un ejercicio íntimamente ligado a la espiritualidad. Efectivamente, en el sentido más práctico, la meditación puede servirnos para mejorar la salud física, mental y emocional pero no debemos olvidar que, sobre todo, nos puede servir para gozar una vida plena llena de sentido profundo y en ese aspecto la espiritualidad (que no religión) puede ser una gran aliada.

Para qué sirve meditar

Hablando en plata, meditar sirve para ser más feliz y sufrir menos cuando:

    • Nos liberamos de una visión personal y egocéntrica de las cosas
    • Observamos la vida desde una perspectiva más saludable
    • Mejoramos la atención y las funciones mentales
    • Vivimos el presente y gozamos de una vida más plena
    • Desarrollamos la compasión, la serenidad, el perdón, el amor, la generosidad, la armonía y la paciencia.

Si quieres información más amplia, consulta nuestro reportaje beneficios de la meditación.

Cómo meditar

Antes de empezar a meditar (sobre todo si queremos hacerlo en casa por nuestra cuenta) es muy importante tener claros algunos conceptos:

    • En qué consiste exactamente la meditación (es decir, conocer las técnicas especificas)
    • La importancia de la preparación (elegir la hora y el lugar, cuánto tiempo queremos o podemos dedicarle
    • En qué consiste exactamente la meditación (es decir, conocer las técnicas especificas)
    • La ropa
    • Saber adoptar la posición correcta
    • Comprender la importancia de la disciplina y la regularidad
    • Cuál es la actitud más adecuada para mantener esta práctica en el tiempo y que verdaderamente nos resulte útil
    • Las distintas fases de la meditación
    • Los obstáculos con los que vamos a encontrarnos

Cuanto más conozcamos a cerca de todo lo que implica la meditación, más capaces seremos de convertirla en una práctica habitual con innumerables beneficios para nuestra vida.

Si quieres más información sobre todo lo que necesitas saber antes de empezar a meditar, consulta nuestro reportaje cómo meditar.

Técnicas y tipos de meditación

Existen distintos tipos de ejercicios y técnicas para practicar la meditación, o mejor dicho, para entrenar la mente y conseguir dirigirla en lugar de que sea ella la que nos dirija en nuestra vida.

Algunos de estos ejercicios versan sobre:

    • Atención a la respiración
    • Atención a un objeto externo
    • Atención al universo interior
    • Atención a la propia mente
    • Atención a un mantra
    • Atención al ser

Si quieres disponer de información más extensa, consulta nuestro reportaje técnicas de meditación.

Dependiendo de estas técnicas, existen distintas corrientes de meditación que ponen mayor énfasis en unos aspectos que en otros. Los tipos de meditación más populares son: 

    • Meditación Vipassana
    • Meditación Zen
    • Meditación Trascendental

Si quieres información más ampliada, consulta nuestro reportaje tipos de meditación.

Consejos para meditar en casa

Comprométete del todo, toma la decisión de mejorar tu vida y alégrate de tomar esta decisión con todo lo que ello implica

Sobre todo al principio, es preferible meditar poco tiempo pero con regularidad, todos los días

Cuando empieces, elige todo aquello que te facilite la práctica: ropa, lugar, horario, técnicas y ejercicios que te gusten, con o sin música, postura, etc. En lugar de obsesionarte con hacerlo todo bien, es preferible que empieces siguiendo pautas que faciliten el esfuerzo.

No esperes resultados. Regocíjate en tu decisión de mejorar tu vida y el valor que tiene aceptar el reto con esfuerzo. Los resultados llegarán solos cuando menos lo esperes.

Recuerda la importancia de la meditación para niños. Los niños y las niñas también puede verse igualmente beneficiados y les ayudará a:

    • Relajarse y controlar la hiper-actividad y el hiper-estímulo
    • Valorar la lentitud y la autenticidad en la vida
    • Encontrar herramientas para el control físico, mental y emocional
    • Dormir mejor

 

te puede interesar de nuestra tienda…

Aceite vegetal de hiperico

Aceite Esencial Lavanda BIO Labiatae

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page