Propiedades y aplicaciones cosméticas y terapeúticas de los distintos tipos de arcilla según su composición química y color de arcilla para que las aplicaciones en la piel sean más efectivas.

Tipos de Arcillas para la Piel

Las propiedades de la arcilla en la piel son similares en todas sus variantes (desinfectantes, desintoxicantes, antiinflamatorias, depurativas, calmantes, etc), las leves diferencias de su composición hacen que algunas se utilicen con mayor frecuencia en determinados casos. En este artículos te explicamos cuáles son esas diferencias y para qué usar cada tipo de arcilla.

La arcilla blanca o caolín

La arcilla blanca tiene unas cualidades que la hacen idóneas, sobre todo, para tratamientos rejuvenecedores y calmantes de la piel en caso de dermatitis. Estas son las principales características de la arcilla blanca:

    • Proporciona frío
    • Estira la piel
    • Aporta numerosos nutrientes (minerales)
    • Es muy calmante
    • Descongestiona
    • Es antiséptica

Dadas estas características, los usos más indicados de la arcilla blanca son estos:

No obstante, la arcilla blanca tiene muchas aplicaciones y muchas formas de combinarla y aplicarla con otros ingredientes. Si quieres más información visita nuestro artículo aplicaciones de la arcilla blanca en la piel

Arcilla verde

La arcilla verde destaca por sus propiedades desinfectantes y porque tiene una capacidad mayor para arrastrar impurezas de la piel:

    • Tiene poder antibacteriano
    • Es muy desintoxicante
    • Arrastra impurezas
    • Gran desinfectante
    • Equilibra los niveles de grasa
    • Descongestiona
    • Depura las capas profundas de la piel
    • Baja la inflamación
    • Reduce el dolor

Dadas estas cualidades de desintoxicación y su mayor capacidad de depurar y equilibrar la grasa y la infección, estas son sus principales aplicaciones:

Si quieres saber otros usos y cómo aplicar la arcilla verde, no te pierdas nuestro artículo usos de la arcilla verde en la piel

Arcilla roja

Existen muchas páginas en internet que hablan de la arcilla roja como tratamiento para pieles sensibles, acnéicas o problemas de celulitis. Nosotras lo desaconsejamos encarecidamente, ya que la arcilla roja congestionaría más las zonas ya de por sí inflamadas. Según nuestra experiencia, la arcilla roja:

    • Aumenta el riego sanguíneo
    • Estimula el riego linfático
    • Proporciona más calor que la arcilla blanca o la verde
    • No está aconsejada en procesos inflamatorios

Así, las principales aplicaciones de la arcilla roja en la piel con:

    • Pieles desvitalizadas o blanquecinas
    • Lesiones musculares crónicas (no en fase aguda o inflamatoria)
    • Baños de calor (como mascarilla corporal dentro de la bañera)

Si quieres más información sobre la arcilla roja en el artículo aplicaciones de la arcilla roja en la piel te  explicamos más extensamente para que es mejor usar la arcilla roja y cómo utilizarla o aplicarla para estas dolencias.

La arcilla es, sin duda, un elemento natural extremadamente terapéutico, pero para poder sacar un rendimiento eficaz de su uso, es importante tener en cuenta algunas consideraciones importantes sobre cómo usar la arcilla, es decir, con qué utensilios, dónde comprarla, etc.

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados