Te enseñamos a utilizar la henna que es un tinte natural para el cabello que, además de dar color, lo fortalece, nutre y defiende de hongos y bacterias. Un excelente alternativa a los tintes industriales, uno de los productos más tóxicos que existen. La henna cubre las canas, combate la caspa,frena la caída del cabello…

Henna, Tinte Natural para el Cabello

La henna es un tinte natural que procede de las hojas de un arbusto llamado Lawsonia Inermis. Tiene un color marrón o rojizo y se utiliza con mucha frecuencia en países como India, Pakistán, Irán, Oriente Medio y también en África.

A lo largo de la historia de la humanidad se ha utilizado para teñir la piel, el cabello, las telas y también como anti-hongos, conservante o repelente de mosquitos. Se trata de un producto cuyas aplicaciones en la cosmética natural capilar nos resultarán muy beneficiosas gracias a las muchas propiedades de esta hierba procedente de África y Asia.

Ventajas de usar Henna

Los tintes industriales son uno de los productos más tóxicos que existen y, de hecho, la personas profesionales que trabajan diariamente con este tipo de sustancias presentan índices más altos de cáncer de vejiga. Además, los tintes industriales hacen sufrir al cabello y son muy irritantes para la piel por lo que, como consecuencia de su uso a largo plazo, observaremos las consecuencias en la caída del cabello y podemos acabar sufriendo algún tipo de alergia severa.

La henna, por el contrario, es un tinte natural completamente inofensivo que cubre las canas y puede darnos diferentes tonalidades cuando se combina con otras hierbas.

Entres sus muchas ventajas destacan las siguientes:

    • Protege nuestro cabello de los excesos climatológicos (sol, aire, viento, etc).
    • Lo fortalece gracias a su aporte de nutrientes.
    • Ayuda a controlar la producción de grasa en el cuero cabelludo, por lo que los cabellos que tienen este problema se verán muy beneficiados con su uso.
    • Sirve para combatir la caspa.
    • Da volumen al cabello.
    • Lo pueden usar las embarazadas sin ningún riesgo.
    • Al contrario que los tintes químicos, como no es peligroso puede usarse con frecuencia.
    • Tiene cualidades químicas en su composición natural similares y adecuadas al cabello humano.
    • Repara las puntas dañadas
    • La henna es un excelente tratamiento natural para frenar la caída del cabello.

Consideraciones en el uso de la Henna

A pesar de todas estas ventajas, antes de usar henna como tinte para el cabello, debes tener en cuenta algunas consideraciones. La henna no es un tinte al uso y tiene sus propias características:

    • En primer lugar, no te ofrece toda la gama de colores que nos ofrece la industria química. La henna ofrece marrones, caobas, rojizos y anaranjados.
    • No tiñe de oscuro a claro, es decir, no decolora.
    • Se trata de un tinte semi-permanente que va perdiendo cierto color con los lavados, pero dura entre dos y cuatro meses.
    • Cuando se tienen pocas canas ofrece reflejos rojizos o caobas permanentes que favorecen y que se realzan con la luz del sol.
    • Cuando se tienen canas en abundancia, nunca sabremos con certeza de qué color va a quedar nuestro cabello. Puede que, dependiendo de nuestro estado, nutrientes, hormonas, etc, el color cambie de una sesión para otra. Siempre se mantiene, eso sí, en tonos anaranjados.
    • Presta atención al tipo de henna que compras, ya que muchas veces la henna viene mezclada con ingredientes químicos para que su aplicación sea más efectiva. La auténtica henna tiene un color verdoso, nunca negro. El lugar donde con más seguridad comprarás henna auténtica es en una tienda hindú o árabe.
    • Al igual que otros tintes, según vaya creciendo tu pelo natural, el color se dejará entrever en las raíces y tendrás que volver a teñir.
    • No utilices henna cuando tengas el pelo ya teñido o decolorado. El problema no es que sea peligroso, pero el color resultante puede ser una auténtica sorpresa.

Cómo aplicar la Henna

Aplicar henna como tinte natural no conlleva ningún misterio y se hace de la misma manera que aplicarías cualquier otro tinte. Estos son los pasos que tienes que seguir:

    1. Para elaborar la mezcla, utiliza guantes de goma, ya que la henna tiñe la piel con gran facilidad y si no los utilizas, tus manos se quedarán marrones.
    2. Hierve agua en un cazo.
    3. Añade polvo de henna en un recipiente de plástico (no de metal, ya que puede influir en el color) y ve mezclándola con el agua que has hervido.
    4. Remueve bien con un utensilio de madera hasta conseguir una consistencia cremosa ni demasiado espesa ni demasiado acuosa.
    5. Otra opción es añadir a la pasta un yogurt natural ecológico, lo cual ayudará hidratando el cabello y dejándolo más suave.
    6. Sin lavar el cabello, y en seco, aplica la mezcla con una brocha dividiendo el pelo en mechones, de la misma forma que lo harías con un tinte industrial.
    7. Cuando hayas terminado de aplicarlo, cubre el pelo con una toalla.
    8. Déjala actuar durante al menos tres horas (cuanto más tiempo lo dejes, más oscuro será el color resultante).

Aclara con agua abundante todo el pelo y, después, lávalo con un champú lo más natural y ecológico posible.

Como ves, no se trata de un procedimiento complicado ni mucho menos. El tinte de henna es una alternativa natural que, lejos de dañar el cabello, lo mantiene cuidado y protegido, fortaleciendo, además, las zonas más estropeadas. Si quieres más información visita nuestro artículo Cuidados Naturales del Cabello.

te puede interesar de nuestra tienda…

Loción capilar revitalizante Romero Weleda 100 ml. -Tienda VidaNaturalia

Mascarilla capilar Aloe Vera y enebro Corpore sano 250 ml -Tienda VidaNaturalia

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page