La calvicie en las mujeres se produce con mucha más frecuencia de lo que nos gustaría. Si te encuentras en esta situación, elige entre los diversos remedios y terapias alternativas que te proponemos.

Remedios Caseros para la calvicie femenina

Varios son los factores que pueden determinar la pérdida de cabello en la mujer:

    • Genéticos. La calvicie suele ser hereditaria, aunque este factor es más común en el hombre que en la mujer.
    • Emocionales: Atravesar una etapa de estrés en el plano físico o sobrellevar una fuerte carga emocional suele ser la causa más frecuente de la Alopecia, consistente en una pérdida abundante y repentina de cabello
    • Hormonales: Tras el embarazo pueden caerse cantidades anormales de pelo, aunque se trata de una situación temporal, y con la llegada de la menopausia, además de perder cabello éste tiende a volverse más fino.
    • Nutricionales: Una deficiencia prolongada de vitaminas y minerales puede conducir a la pérdida de cabello, especialmente cuando estas deficiencias lo son de vitaminas C y A, hierro y zinc.
    • Proceso de envejecimiento. Con el paso del tiempo, el envejecimiento y oxidación del organismo provocan el debilitamiento de los folículos, hasta el momento en que no son capaces de generar nuevos cabellos. Sin embargo, este proceso no tiene por qué ser definitivo.

Si te encuentras en cualquiera de los anteriores supuestos,  puedes elegir entre las diversas opciones de los siguientes remedios caseros naturales y terapias alternativas para la calvicie o la caída del cabello.

Aromaterapia para calvicie femenina

Disolver un total de 10 gotas de aceite esencial (puede utilizarse uno solo o la mezcla de los tres) diluidas en una cucharada de aceite vegetal portador, como el aceite de avellana, que fortalece el cabello.
Masajear el cuero cabelludo

Fitoterapia para calvicie femenina

Infusión de ortiga.

Regenera el cuero cabelludo y ayuda a evitar la caída, estimulando, además, su crecimiento.
Preparar la infusión vertiendo 4 ó 5 cucharadas de la planta en medio litro de agua hirviendo. Hervir a fuego lento durante 10 minutos y dejar que se repose durante unas horas (mejor durante toda la noche).
Colar y usar esta infusión como loción para el cuero cabelludo, masajeándolo suavemente. Es conveniente hacerlo diariamente y, como mínimo, debes realizar el masaje al menos 2 veces a la semana para notar sus efectos

Milenrama.

Preparar un tónico capilar según se indica a continuación y aplicar después del champú, en cada lavado. Combate la caspa y ayuda previene la caída del cabello. Además, mejora la apariencia de todo tipo de cabellos.
Echar 1 puñado de milenrama (hojas y flores) en medio litro de agua hirviendo, dejándolo hervir durante unos 12 minutos. A continuación, añadir medio litro de vinagre y dejar reposar la mezcla 24 horas. Colar y embotellar el líquido resultante y utilizar como tónico capilar.

Homeopatía para calvicie femenina

Utilizar uno u otro producto en función de la causa de la caída del cabello:

    • Lycopodium. Para la pérdida de cabello tras el parto.
    • Acido fosfórico, si se debe a un disgusto emocional
    • Varita Carbónica si la causa es la edad.

Suplementos vitamínicos para calvicie femenina

Aconsejables los siguientes suplementos si se tienen deficiencias crónicas o carencias de tales nutrientes

Vitaminas: A y C
Minerales: Hierro y Zinc

Productos de la despensa para calvicie femenina

    • Frotar el cuero cabelludo con aceite de ricino, antes de aplicar el champú puede favorecer el crecimiento del pelo.
    • Quizá la alternativa casera más sensata para combatir la calvicie femenina resida en un cuidado estricto de la alimentación.  De esta forma, podemos añadir a nuestra dieta:

Alimentos ricos en zinc como semillas y frutos secos, legumbres y cereales integrales, hígado, aves de corral o marisco.
Alimentos ricos en hierro, como hígado lentejas, soja, semillas de girasol, algas Nori, levadura de cerveza, mijo o almendras.
Alimentos ricos en vitamina C: frutos como kiwi, fresa, naranja y mandarina, arándanos, caquis; verduras, como brócoli, col de Bruselas, espinacas o algas marinas; frutos secos, como almendras o pistachos.
Alimentos ricos en vitamina A: Hígado de cordero o ternera, sardinas, bacalao, lácticos (queso fresco o curado, nata, mantequilla o margarina, yogurt o leche de vaca), frutas (cereza, melón melocotón o albaricoques), vegetales (diente de león, zanahoria o acelga)

Como siempre, nuestra recomendación es consumir, a ser posible, productos ecológicos, puesto que cuanto más natural sea su cultivo o el sistema de producción, más riqueza de vitaminas, minerales y otros nutrientes tendrán los alimentos.

te puede interesar de nuestra tienda…

Aceite Vegetal de Avellana

Aceite Esencial de Cedro Atlas. Oshadhi

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page