Te mostramos un remedio casero muy eficaz con productos naturales para desinfectar, calmar, tratar y regenerar en caso de herida o quemadura leve.

Heridas y Quemaduras, Remedio Casero y Natural

Es evidente que si hemos sufrido una herida o quemadura de gravedad, hemos de dirigirnos rápidamente al centro hospitalario o médico más cercano.En este reportaje te mostramos un remedio natural muy eficaz para que lo utilices cuando te hagas una pequeña herida o quemadura leve,de esas que suelen ocurrir en el hogar con cierta frecuencia. A continuación te proponemos una serie de ingredientes y una forma de utilizarlos. Si no dispones de alguno de ellos, óbvialo y utiliza los que sí tengas.

Ingredientes

  • Aceite esencial de árbol del té
  • Aceite esencial de lavanda
  • Aceite vegetal de rosa mosqueta
  • Aloe vera
  • Miel
  • Arcilla blanca

sdsdfg

Pasos a seguir

  1. Desinfectar

    Lava la herida o quemadura con agua fría, a ser posible libre de cloro, y aplica unas gotas de aceite esencial de árbol del té para desinfectar en profundidad. Déjalo actuar durante dos minutos.

  2. Calmar

    Pasados los dos minutos, aplica sobre la herida o quemadura gel de aloe vera. Nuestro consejo es que utilices el gel de la planta viva, ya que, por muy natural que sea, el gel cosmético nunca es tan puro como el que proviene directamente de la planta. Para ello corta un trocito de sus carnosas hojas y aplica el gel de su interior, dejándolo actuar hasta que la piel lo haya absorbido del todo (lo hará rápido).

  3. Regenerar

    Una vez desinfectada la zona, te proponemos una crema terapéutica natural para regenerar la herida o quemadura y evitar que se formen cicatrices o marcas visibles. Sus ingredientes tienen propiedades calmantes, cicatrizantes, regeneradoras y antiinflamatorias. Elabórala como te mostramos: Echa en un cuenco de madera una cucharada de arcilla blanca en polvo. Añade aceite vegetal de rosa mosqueta hasta que consigas una pasta cremosa (puedes añadir un poco de agua si quieres). Añade cinco gotas de aceite esencial de lavanda y una cucharadita pequeña de miel. Remueve bien todos los ingredientes y aplica  cuantas veces quieras a lo largo de los días siguientes hasta que la herida haya cicatrizado del todo (puedes aplicar y luego tapar con una gasa).

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page