Descubre un remedio casero y natural para el dolor de cabeza que se prepara en un momento y quita el dolor de cabeza, evitando así tomar medicamentos, cada dos por tres, como si fuesen golosinas

Remedio Casero para el Dolor de Cabeza

Los medicamentos son una excelente alternativa, sin duda, para casos extremos o para cuando no queda otro remedio. Pero, como bien decía Joan Ramón Laporte, jefe del servicio de farmacología de Valle Hebrón, “los medicamentos curan o causan cualquier enfermedad“. Por ello, mejor empezar por remedios caseros tradicionales sin efectos secundarios y no habituarnos a tomar medicinas como si fuesen caramelos. Según nuestra propia experiencia, este remedio casero que proponemos para el dolor de cabeza, es uno de los más eficaces, incluso mejor que cualquier medicina, actúa rápidamente y no tiene efectos secundarios.

Ingredientes y utensilios

    • Una cuchara
    • Aceite de oliva
    • Aceite esencial de menta
    • Agua fría
    • Un pañuelo
    • Un lugar silencioso y oscuro

ingredientes dolor de cabeza

Pasos a seguir

    • El aceite esencial de menta y el de oliva

      Llena una cuchara grande de aceite de oliva y añade 7 gotas de aceite esencial de menta. Remueve un poco con el dedo y aplica esta mezcla por todo el nacimiento del cuerpo cabelludo, alrededor de la cabeza, sienes orejas, nuca, etc.

    • El pañuelo

      Moja completamente un pañuelo con agua bastante fría y colócalo alrededor de la cabeza, como si fuese una cinta, justo por encima de los mismos sitios donde has aplicado los aceites. Haz un nudo en la parte de la nuca para que se sujete.

    • Túmbate en silencio

      Si no puedes porque estás trabajando o por cualquier otro motivo, no pasa nada. Pero si te resulta posible, tras realizar los pasos anteriores, túmbate en un sofá, en la cama o en cualquier lugar tranquilo y silencioso donde puedas reposar diez minutos sin estrés, sin prisas y sin ruidos.

 

El efecto de este remedio casero para el dolor de cabeza

Si sigues bien los pasos y si dispones de esos diez minutos o media hora para poder tumbarte en silencio, te aseguramos que tu dolor de cabeza desparecerá. A los dos o tres minutos de haberte colocado el pañuelo, empezarás a sentir mucho frío en la cabeza, sentirás cómo “se te congelan las ideas”. Fuera de bromas, el frío proporcionado por la menta resulta un verdadero alivio para las jaquejas, migrañas o cualquier dolor tensional de cabeza. Si además te tumbas en silencio, el efecto está casi asegurado. Si no sientes demasiado frío, o notas que el efecto no es muy evidente, prueba a aplicar el aceite esencial directamente en la raíz del pelo. No es lo más aconsejado, ya que los aceites esenciales deben usarse con ciertas precauciones y dosificaciones (deben diluirse en sustancias conductoras), sobre todo porque irritan la piel. Haz una prueba primero y coloca una gota de aceite esencial de menta en el antebrazo. Si ves que no se irrita y no pasa nada, aplícalo por toda la raíz de la cabeza. En realidad nosotras lo hacemos siempre así, aunque lo más aconsejable es diluir el aceite esencial de menta en aceite de oliva para rebajarlo.

Si lo aplicas directamente, el frío no se hará esperar.

Propiedades de la menta

La menta es un aceite esencial imprescindible en nuestro botiquín natural, pues tiene numerosas aplicaciones en la salud y en cosmética e higiene. Te aconsejamos que visites el reportaje completo sobre el aceite esencial de menta para conocer todos los usos que puedes hacer de este versátil aceite, pero a modo de resumen, te contamos que:

    • Es vasoconstrictor (reduce la congestión en los capilares sanguíneos)
    • Es antiinflamatorio
    • Provoca frío y es analgésico (alivia los dolores)
    • Descongestiona el sistema respiratorio
    • Ahuyenta los mosquitos
    • Es un buen desodorante
    • Está desaconsejado su uso durante el embarazo y durante largos períodos de tiempo

El origen del dolor

Muchas veces, el dolor de cabeza puede tener causas emocionales y de estrés. Por muchas excusas que encuentres para seguir haciendo lo que haces y llevar el ritmo de vida que llevas, recuerda que no hay anda más importante que tu salud y bienestar y que, muchas veces, cuando nos negamos a realizar cambios profundos, la vida nos pone en tesituras en las que no nos deja otra alternativa que cambiar sí o sí, solo que en esos casos la necesidad viene dada por motivos más evidentes y dolorosos. No te olvides de cuidarte, de cuidar tu cuerpo conociéndolo, comiendo bien, durmiendo las horas suficientes, librándote de sustancias tóxicas en la alimentación (según numerosas voces expertas, el aspartamo y los productos ligh son neurotóxicos), en los productos de higiene y en el hogar. Aunque nunca te lo hayas planteado, esas muchas sustancias tóxicas pueden tener efectos muy negativos sobre tu salud (y pueden estar provocando esos dolores indeseables).

Cambiar a un estilo de vida más ecológico no es tan difícil como pueda parecer a primera vista. Tan solo hay que aprender a detectar los productos de calidad, a leer etiquetas, a tomar contacto con algunas sustancias naturales que, por mucho que nos cueste creer, son, la mayoría de las veces, mucho más eficaces que las sustancias químicas que nos venden como panacea. Los aceites esenciales, tal y como te planteamos en este remedio casero, son una de las alternativas más eficaces, versátiles y polivalentes de las muchas disponibles en el reino natural. Descubre qué son los aceites esenciales, los aceites vegetales y los hidrolatos. Estos elementos, junto con la arcilla, son buenos ingredientes para empezar a experimentar tu propia alquimia natural. No creas que por ser casero es complicado o te va a llevar mucho tiempo. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que te cuesta bastante menos elaborar una crema natural que ir hasta el super a comprarla. Y como eso, todo lo demás.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page