Conoce las sustancias que nos causan más alergias y cuáles son sus efectos

¿Qué nos da más alergia?

Tan espectacular ha sido el aumento de alergias entre la población, sobre todo en las ciudades más industrializadas, que voces expertas aseguran que en pocos años una de cada dos personas sufrirá reacciones exageradas del sistema inmunológico a sustancias inofensivas como el polen o los ácaros, es decir, alergia.

A continuación, recogemos algunos de los principales alérgenos citados por Rosa Guerrero en su magnífico libro Tratamiento Natural de las Alergias, cuya lectura recomendamos.

Los alérgenos respiratorios

  • El Polen

    El polen liberado por las plantas en el aire puede provocar en las personas alérgicas rinitis, conjuntivitis o asma. La temporada de polinización abarca desde febrero, con el olmo o el sauce, hasta octubre, con plantas como la ortiga o el trébol. El ciprés, el fresno y los plátanos son los árboles que más reacciones alérgicas despiertan.

  • El Moho

    Los mohos se desarrollan prolíficamente en ambientes húmedos y suelen rodearnos por todas partes, incluso dentro de casa, donde se reproducen esparciendo sus esporas en el aire, donde se mezclan con otras sustancias tóxicas presentes en el hogar. Los síntomas que normalmente se asocian a los mohos incluyen la irritación de las vías respiratorias y mucosas, rinitis y asma.

  • El pelo de los animales

    Las sustancias alergénicas en los animales se encuentran en el pelo, en la saliva y en la orina. Los síntomas que presenta la alergia a los animales suelen ser rinitis, edema e inflamación de los párpados, asma e irritación y aumento de mucosidad en las vías respiratorias. Los gatos suelen despertar mayor reacción alérgica porque se lamen constantemente, depositando grandes cantidades de sustancia alérgena en el pelo a través de la saliva.

  • Los ácaros

    Los ácaros conviven con las personas, se encuentran por todas partes y no son totalmente inofensivos para las personas no alérgicas. Los síntomas que producen en quienes sufren alergia a los ácaros son rinitis y asma.

  • Picaduras de insectos

    A nadie le gusta recibir la picadura de una abeja o avispa, pero para las personas alérgicas a las picaduras de estos y otros insectos la cosa puede tan grave como llegar a shock anafiláctico. Las alergias a estas picaduras requieren intervención médica y terapéutica inmediata.

Los alérgenos en la piel

  • La ropa y otros tejidos

    Las sustancias químicas incluidas en la industria textil para fabricar tejidos sintéticos suelen ser las responsables de distintas manifestaciones alérgicas en la piel. En la industria textil se utilizan miles de sustancias químicas, algunas de ellas consideradas muy tóxicas. Pero eso no impide que algunos países  las permitan en la producción textil. Para evitarlas, lo mejor es utilizar prendas lo más naturales posibles, que permitan el movimiento, la transpiración y el paso del aire.

  • La goma y el látex

    Al igual que sucede con muchos derivados del petróleo, lo mejor es mantener ambos productos bien lejos. Debemos tener en cuenta que muchas veces la reacción alérgica no se debe a un solo compuesto, sino a los muchos que se utilizan en la producción industrial, como los colorantes, endurecedores, emulsionantes, etc.

  • El níquel

    Las joyas, algunos elementos de bisutería, cremalleras y otros muchos objetos que utilizamos cada día pueden contener níquel, un metal famoso como alérgeno y con capacidad para producir dermatitis y otras reacciones de la piel al contacto con este.

Alimentos

También la inclusión de sustancias químicas en la producción agrícola y ganadera, así como aditivos en todo tipo de productos de alimentación, tienen sus efectos indeseables en la salud y en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Cuando las sustancias químicas invaden nuestro organismo y nuestra bioquímica interna se ve alterada, es normal que el sistema inmunológico considere como extrañas sustancias que en realidad son inofensivas. Por eso es tan importante aprender a distinguir los productos de calidad y comprar productos ecológicos libres de pesticidas.  Estos son los alimentos con más tendencia a producir alergias:

  • Leche y queso

    Al margen de la intolerancia a la lactosa, la leche y el queso son dos de los alimentos favoritos a la hora de ganar el premio al más alérgico, sobre todo por la dificultad para metabolizar sus proteínas. La alergia a la leche y a los quesos produce reacciones cutáneas, diarrea o disfunciones digestivas y asma.

  • Pescado y mariscos

    El pescado puede desencadenar fuertes reacciones alérgicas a causa de las larvas anisakis, pero el marisco es otro de los alimentos estrella por su capacidad para producir alergias. Las reacciones cutáneas y el asma son algunas de las manifestaciones más habituales.

  • Huevos

    La clara del huevo contiene una proteína llamada ovomucoide capaz de desencadenar reacciones alérgicas frecuentes, sobre todo en niños y niñas, provocando dermatitis y asma.

  • Carne

    Las proteínas de la leche y de la carne de vaca son similares, por lo que es probable que las personas que tienen alergia a la leche (sobre todo los peques de la casa), también reaccionen ante las proteínas de la carne vacuna.

  • Chocolate

    La feniletilamina es una sustancia presente en el chocolate que además de despertar emociones parecidas al amor, despierta reacciones alérgicas, como la dermatitis o el asma.

  • Gluten

    Al margen de la intolerancia al gluten y otras alergias alimentarias, algunos cereales como el trigo o la cebada contienen gluten, una proteína con gran tendencia a provocar reacciones alérgicas como el eccema o la dermatitis.

  • Frutos secos

    Los cacahuetes son uno de los frutos secos que más reacciones alérgicas provoca.

El sol

De nuevo, una de las causas de que ahora cada vez más personas tengan alergia al sol (el astro rey, tan necesario para la vida) son nuestras omnipresentes sustancias químicas en la atmósfera. La polución agrava los efectos perjudiciales del sol.

Este tipo de alergia es causada principalmente por los rayos infrarojos y los rayos ultravioletas, que penetran en las capas profundas de la piel sin que a los melanocitos les haya dado tiempo de producir melanina, un pigmento da color a la piel y la protege de estos rayos. Por supuesto, es recomendable no tomar el sol en las horas centrales del día (sobre todo en verano), ponerse a la sombra cuando la piel se enrojece y cuidar la piel después de una exposición prolongada al sol.

Los medicamentos

Algunos medicamentos pueden provocar reacciones alérgicas como erupciones cutáneas, inflamación de las mucosas respiratorias, dolores artioculares o incluso shock anafiláctico en los casos más graves.

Los medicamentos con más boletos para provocar este tipo de reacciones son las sulfonamidas, los antiinflamatorios como la aspirina o el paracetamol y los antibióticos, sobre todo la penicilina. Es importante señalar que son más peligrosos cuando han sido inyectados directamente en el torrente sanguíneo sin haber pasado por el sistema digestivo.

A la hora de hacer un tratamiento natural de las alergias, conviene saber cuáles son sus causas y seguir unos hábitos de vida saludables, como una dieta equilibrada, hacer ejercicio regular, dormir bien, realizar ejercicios de respiración y controlar las emociones a través de disciplinas como la meditación.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page