El impacto de cada fase lunar en la vida cotidiana a la hora de tomar decisiones, recuperar la salud o tener en cuenta algunos aspectos emocionales

Qué Hacer en Cada Ciclo Lunar: Salud y Emociones

Sin duda, se trata de un tema controvertido en el que cada cual tiene su propia opinión.

Nosotras te ofrecemos un punto de vista naturista sobre el impacto  de cada una de las fases de la luna a la hora de realizar cambios y pequeñas acciones cotidianas teniendo en cuenta que, casi todas las grandes civilizaciones del pasado (mucho más ligadas a las leyes de la naturaleza) lo han tenido en cuenta.

Luna Nueva

La luna nueva tiene que ver con vaciar, es decir, debemos emprender cualquier acción en luna nueva cuando lo que pretendemos tiene que ver con eliminar algo de nuestra vida o con cambios, deshacernos de cosas o para recuperar fuerzas.

La luna nueva es tiempo de reposo y vacío, ideal para:

    • Hacer ayuno
    • Eliminar adicciones o malos hábitos
    • Reposar y recuperarnos de un exceso de trabajo
    • Cambios en la vida personal o profesional
    • Emprender nuevos retos
    • Dejar de fumar
    • Desintoxicar el organismo
    • Adelgazar o comenzar una dieta
    • Hacer meditación o retiro espiritual
    • Podar plantas enfermas
    • Cortar el pelo para fortalecerlo
    • No conviene depilar porque el vello crecerá más rápido que en otras fases lunares.

La mejor hora para empezar estos retos es desde el amanecer hasta el atardecer, en un día, por supuesto, de luna nueva. ten en cuenta que esta fase dura 2 o 3 días solamente.

Cuarto Creciente

Como su nombre indica, durante la luna creciente, en nuestro organismo también van a “crecer” las cosas, es decir, cuanto introduzcamos, tendrá mayor impacto.

Lo mismo ocurre con las plantas y los animales, por supuesto.

Durante el ciclo de luna creciente:

    • Crece más deprisa el cabello y las uñas
    • Ideal para tonificar el organismo
    • Iniciar una dieta rica en vitaminas y minerales
    • Iniciar tratamientos contra la fatiga y el cansancio
    • Tonificar hígado y páncreas
    • Emprender negociaciones de trabajo (para que sean fructíferas, para que crezcan)
    • Realizar tratamientos de belleza nutriendo la piel con aceites vegetales y aceites esenciales
    • Buscar trabajo o solicitar una subvención o préstamos
    • Desarrollar actividades intelectuales
    • Fortalecer nuestra autoestima o hacer psicoterapia
    • Abrir una cuenta de ahorro
    • Casarse
    • Durante esta etapa no deben podarse árboles ni plantas, ni cortar el cabello

Ten en cuenta que esta fase dura alrededor de 12-13 días.

Luna llena

Es la fase más poderosa de la luna y tiene un gran impacto, tanto en la vida del ser humano, como en los animales, plantas, mareas y todo lo referente a la naturaleza.

Este ciclo de luna llena es todo lo contrario a la luna nueva, es decir, al contrario que aquella que tenía que ver con vaciar, la luna llena tiene que ver con llenar. Durante la luna llena todo se llena, todo se hincha, todo resplandece.

Durante la luna llena:

    • El cuerpo retiene más líquidos y tiende a hincharse
    • No conviene realizar operaciones quirúrgicas durante la luna llena
    • Se sangra más, pues la sangre se vuelve más fluida y se coagula menos
    • Buen momento para concebir
    • Las emociones están a flor de piel
    • El sueño es menos profundo (se segrega menos melatonina) y se tiende a tener pesadillas
    • Buen momento para recolectar plantas medicinales (raíces)
    • Aumentan las crisis nerviosas y los ataques de ansiedad
    • Se pueden tener dolores de cabeza y migrañas
    • Buen momento para resolver problemas complejos de la vida
    • Resolver asuntos legales
    • Ideal para iniciar proyectos artísticos de intensidad emocional

El momento culminante son las 6 horas anteriores y posteriores de la luna llena.

Cuarto menguante

Durante el  cuarto menguante ocurre lo contrario a lo que ocurre durante el cuarto creciente, es decir, todo mengua y decrece.

Podríamos decir que la luna nueva el la culminación de el cuarto menguante, y la luna llena la culminación del cuarto creciente. Es decir, siempre va a estar relacionado con lo que ocurre durante el período precedente. De este modo, todo lo que ocurre durante el cuarto menguante es similar a lo que ocurre durante la luna nueva:

    • El cuerpo elimina todo aquello que no necesita
    • El cuerpo se deshincha, se desinflama y se reduce la retención de líquidos
    • Las heridas sangran menos y se curan antes
    • Las irritaciones menguan
    • La sangre se coagula más y es menos fluida en general
    • Momento perfecto para desintoxicar el organismo
    • Hacer dieta, adelgazar
    • Hacer ayuno
    • Buen momento para realizar operaciones y cirugías
    • Quitar herpes y verrugas
    • Ideal para realizar tratamientos antiarrugas o para eliminar el acné o manchas en la cara
    • Terminar relaciones tóxicas
    • Cerrar negocios
    • Deshacerse de hábitos perniciosos
    • Ciclo perfecto para recargarse de energía reposando
    • Superar depresiones
    • Buen momento para recuperarse de una enfermedad, convalecencia
    • No se deben tomar decisiones importantes

Este período dura 12-13 días. Al final de este ciclo (los 3 días antes de luna nueva) se conocen como “una negra” y según la astrología es un período muy negativo, por lo que se recomienda permanecer en casa y hacer meditación.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page