Te explicamos lo que es el ayúrveda, lo interesantes, lógicos y cabales que son sus principios, las diferencias con la medicina que nosotros conocemos, cómo trabajan y se forman los médicos ayurvédicos, qué tratamientos utilizan para curar y restaurar la salud y qué puede hacer por ti esta medicina tradicional hindú.

Qué es el Ayúrveda. Principios y Aplicación de la Medicina Hindú

Ayúrveda es un sistema de medicina tradicional originado en India que, junto con la medicina tradicional china, es uno de los sistemas médicos más antiguos que se conocen, ya que data de hace más de 5.000 años. En términos sánscritos, ayúrveda significa ciencia o conocimiento de la vida, término heredado de los antiguos rishis védicos, que fueron hombres y mujeres que alcanzaron hace varios miles de años el autonocimiento a través de la meditación y otras prácticas encaminadas a equilibrar la mente y el espíritu, y sobre todo, a integrar la naturaleza individual con la Naturaleza misma en los distintos planos de la existencia.

El ayúrveda difiere en todo de la medicina convencional que nosotros conocemos en occidente, ya que aborda la salud desde un punto de vista holístico, integral, personalizado, espiritual y filosófico, y no desde una visión molecular, mecanicista, científica o fragmentada en especializaciones que es lo que nosotros vivimos en nuestra industrializada y supuestamente avanzada civilización.

Principios del Ayúrveda

    • Diagnóstico global

      El ayúrveda no sólo tiene en cuenta la enfermedad y los síntomas, sino la forma única en la que el paciente vive, siente y padece esa enfermedad, sus costumbres, sus pensamientos y sus hábitos diarios, realizando un diagnóstico global que tiene en cuenta todos los aspectos de la vida del enfermo.

    • El impacto de las emociones

      El ayúrveda observa al ser humano como una unidad de cuerpo-mente-espíritu y considera fundamentales los procesos fisiológicos que se originan a partir de los pensamientos que tenemos y la forma en la que estas emociones afectan al organismo.

    • Los cinco elementos

      El ayúrveda reconoce que hay cinco elementos: espacio, aire, fuego, agua y tierra, de los cuales está compuesto, en distintas proporciones, todo lo que existe en el universo, incluidos nosotros.

    • Los Doshas

      Según la cantidad que cada uno de nosotros tenemos de estos cinco elementos, el ayúrveda clasifica a las personas según su dosha (vata, pitta, kapha), que veremos a continuación, considerando que toda enfermedad se genera por un desequilibrio de los doshas y aplicando la medicina con el objetivo de equilibrarlos de nuevo para recuperar la salud.

Para entender el Ayúrveda, empecemos por la base

Aunque de momento te parezca que esto no tiene nada que ver con la salud, es necesario examinar de dónde parten los principios del ayúrveda y por qué utiliza estos elementos como base para recuperar la salud. Para identificar a las personas con un patrón de bienestar personal, el ayúrveda identifica una serie de rasgos dependiendo de los cinco elementos esenciales:

    • Espacio: expansivo, ligero, seco
    • Aire: frío, áspero, ligero, seco, móvil
    • Fuego: caliente, agudo, ligero, aceitoso, penetrante
    • Agua: pesada, adaptable, fluida, húmeda, pesada
    • Tierra: pesada, aceitosa, húmeda, fría, densa

Qué son los doshas

Como hemos visto, el ayúrveda considera que todo lo existente en el universo está compuesto de distintas cantidades estos cinco elementos que nos hacen únicos. Dependiendo de las cantidades de ellos que tenemos, el ayúrveda clasifica a la personas en tres categorías, o doshas. Todos tenemos todos los elementos, pero dependiendo de las cantidades, en todos nosotros predomina uno o dos de ellos. El médico ayurvédico hace un extenso test para determinar, dependiendo de los atributos personales, físicos, costumbres y actitudes del paciente, a qué dosha pertenece. A continuación te explicaremos qué relevancia tiene a la hora de tratar las enfermedades. De forma general, estos son algunos atributos que definen los tres doshas:

    • Vata

      Vata es el principio que mueve y genera las cosas. Las personas vata tienen la piel seca y delgada, los poros cerrados y el cabello largo, fino y quebradizo. Tienen una consistencia delgada y suelen ser personas altas. Son muy creativas, inteligentes, rápidas, que generan cambio y movimiento, impacientes, ansiosas, dispersas, irregulares y cambiantes.

    • Pita

      Pita es el principio que dirige las cosas. Las personas pita suelen tener la piel sensible, rojiza, tendentes a tener afecciones, con piel brillante y cabello graso y grueso. Tienen una constitución atlética. Son personas ambiciosas, con ansia de poder, con tendencia a la ira, inteligentes, generan movimiento y suelen tener éxito en la vida profesional, apasionadas, ordenadas, eficientes, decididas y buenas negociadoras.

    • Kapha

      Kapha es el principio que mantiene la unidad de las cosas. Las personas kapha tienen una piel gruesa, poros abiertos, cabellos resistentes y grasos. Suelen tener una constitución grande y con tendencia a engordar. Son personas calmadas, lentas, estables, bondadosas, felices, románticas, con tendencia a la depresión y dignas de confianza.

Qué es el Prakriti

El prakriti es una especie de patrón de bienestar personal ligado al dosha de cada persona, que describe una actitud personal y emocional, una apariencia física, y una determinada tendencia a sufrir cierto tipo de enfermedades cuando su dosha está desequilibrado.

La medicina ayurvédica dirige toda su atención a reequilibrar esta fuerza primordial, o patrón de bienestar personal. Es decir, considera que toda enfermedad se genera cuando el dosha está desequilibrado y dirige todos sus esfuerzos a proporcionar al paciente los cuidados nutricionales, emocionales, físicos y ambientales adecuados para que su dosha se equilibre.

¿Cómo se equilibran los doshas?

Los médicos ayurvédicos cuentan con un dispensario de alimentos, actitudes, tratamientos, hierbas, masajes, condiciones ambientales, y hábitos clasificados según sus características con respecto a los cinco elementos esenciales, que utilizan para equilibrar las fuerzas. Es decir, el ayúrveda cree que lo semejante atrae a lo semejante, de manera que cuando una persona tiene un exceso o desequilibrio de alguno de los elementos (que es lo que genera la enfermedad) debe contrarrestarlo con fuerzas contrarias.

Por ejemplo, una persona vata con exceso de sus atributos (sequedad, aire, frío, cambio, etc), debe equilibrar el dosha con elementos contrarios como alimentos, hierbas, tratamientos o hábitos que le proporcionen calor, quietud, humedad, etc.

Qué diferentes son los médicos ayurvédicos

El ayúrveda es la medicina tradicional más importante y practicada de la India, y allí se estudia en numerosas universidades de una manera tan amplia y extensa como lo hacen los médicos en occidente. Pero es que, además de los muchos años en los que los aspirantes estudian los asuntos específicos de la medicina, el ayúrveda más antiguo cuenta con una especie de juramento hipocrático por el que los médicos ayurvédicos se comprometen a:

    • Dedicarse en cuerpo y alma a los enfermos.
    • No traicionar a ningún paciente en beneficio propio.
    • Vestir de manera modesta.
    • Tener autocontrol y moderar sus palabras.
    • Esforzarse en mejorar su conocimiento y sus habilidades técnicas.
    • Ser amable y modesto en casa del enfermo, prestando máxima dedicación al paciente
    • No manifestar su opinión en caso de no encontrar cura para no causar daño al paciente y sus más allegados.

Cómo cura el ayúrveda

El ayúrveda busca restablecer el equilibrio vital del paciente, teniendo en cuenta como bases principales de ese equilibrio:

    • Dharma: Cumplimiento riguroso de las responsabilidades personales de cada cual en virtud de sí mismo y de los demás.
    • Arth: Búsqueda de la riqueza y la abundancia material siempre y cuando se respete un riguroso sistema de valores.
    • Kama: Búsqueda de la abundancia y riqueza sensorial, sensual y sentimental siempre y cuando tenga un propósito espiritual.
    • Moksha: Plenitud, autorrealización, unificación del yo con el todo.

Hierbas medicinales en el ayúrveda

En función de su sabor, textura y propiedades esenciales, la medicina ayurvédica utiliza un gran número de plantas y hierbas para equilibrar los doshas, no solo de manera ingerida, sino también aplicadas sobre la piel o en forma de vaporizaciones a través de la respiración. El ayúrveda relaciona las distintas partes de una planta con los diferentes sistemas del organismo:

    • Jugo de la planta: Sangre y plasma
    • Tronco: Músculos y tejido graso
    • Corteza: Huesos
    • Hojas: Sistema nervioso y médula ósea
    • Flores y frutos: Sistema reproductivo
    • Semillas: Conjunto del organismo

Además, la medicina ayurvédica utiliza con gran frecuencia el masaje como técnica para aliviar numerosas enfermedades y síntomas, para los cuales recurre una gran variedad de aceites esenciales y vegetales, o las llamadas pindas, que son saquitos de tela rellenos de plantas medicinales e impregnados en aceites esenciales.

Ayúrveda y física cuántica

Como venimos diciendo numerosas veces en nuestra página, la ciencia moderna ha terminado dando la razón en algunos aspectos ya identificados por los más antiguos sabios y maestros que vivieron hace miles de años. Y lo curioso es que los científicos de hoy en día han necesitado los más avanzados sistemas tecnológicos para averiguar algo que los antiguos maestros descubrieron simplemente con la meditación y el autoconocimiento, es decir, no lo hicieron mirando hacia afuera, sino hacia adentro.

¿Y qué dice la física moderna? ¿Qué dice la mecánica cuántica? Lo mismo que los antiguos rishis: que no existe una realidad objetiva fuera de nosotros, que la realidad depende de la observación, que el mundo es como es, porque lo observamos así… es decir, que somos lo que pensamos.

Una alegoría ayurvédica

Hay una bonita alegoría ayurvédica que Pratima Raichur cuenta en su magnífico libro  “Ayúrveda, las mejores técnicas para conseguir una belleza duradera”; un libro que te recomendamos encarecidamente. La alegoría dice así:

Un ciervo se siente atraído por un delicioso aroma que flota en el aire, pero aunque lo busca incansablemente por todos los rincones del bosque, no consigue dar con él. Con una triste mirada, el ciervo no comprende que ese aroma maravilloso es el almizcle que nace de su propio vientre. El ciervo solamente alcanzará la perfección que tanto anhela cuando consiga mirar en su interior.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page