Un cocido madrieño engorda, claro, pero no son los garbanzos lo que aporta las calorías. Los garbanzos adelgazan, depuran y son fuente de energía eficiente para el organismo.

Propiedades de los Garbanzos

El mito generalizado de que los garbanzos engordan no puede estar más alejado de la realidad. Evidentemente, si los comemos acompañados de tocino y chorizo, seguro que sí nos engordamos.

Los garbanzos tienen unas propiedades nutricionales excepcionales y son perfectos en dietas de adelgazamiento y para regular los niveles de colesterol, entre otras muchas cosas.

¿Qué tienen los garbanzos?

Básicamente, los garbanzos son un alimentos imprescindible por su riqueza en proteínas, por sus hidratos de lenta absorción y por el tipo de grasa insaturada que poseen, muy beneficiosa para el corazón y las arterias.

    • Mucha proteína

      En general, las legumbres son ricas en proteínas, especialmente los garbanzos y la soja, aunque no contienen todos los aminoácidos esenciales. Para poder obtener una proteína completa debemos mezclar las legumbres con cereales. Un perfecto plato único rico en todo tipo de nutrientes esenciales sería, por ejemplo, garbanzos con arroz. No obstante, las legumbres contiene más proteína que los cereales y, en particular el garbanzo, es una de las legumbres más ricas en proteína.

    • Carbohidratos de los buenos

      Básicamente, existen dos tipos de azúcares en la dieta, los que nos perjudican (de rápida absorción) y los que nos benefician enormemente (lo de absorción lenta). Los dulces, bollos, repostería y ese tipo de azúcares son rápidamente absorbidos por el organismo descompensando los niveles de azúcar en sangre y generando todo tipo de trastornos, además de obesidad, por supuesto. Sin embargo, los sacáridos de absorción lenta (presentes fundamentalmente en las legumbres, los cereales y todo tipo de verduras) son paulatinamente absorbidos y regulados por el organismo y son la fuente más eficiente de energía. Los garbanzos, lejos de engordar, son aptos para la diabetes y para aquellas que quieran adelgazar porque proporcionan la gasolina necesaria durante muchas horas, lo que ofrece una sensación de saciedad y evita que sintamos hambre al poco tiempo de haber comido. Hemos de tener en cuenta, además, que los garbanzos son ricos en fibra, un tipo de carbohidrato que nuestro cuerpo no puede digerir y que sirve como cepillo limpiador de los intestinos.

    • Grasas de las buenas

      Igual que ocurre con los carbohidratos, también hay distintos tipos de grasas. Las saturadas (presentes en bollería industrial, embutidos, carne, etc) descompensan los niveles de colesterol y engordan. En cambio, las grasas mono y poliinsaturadas son extremadamente beneficiosas para el organismo y esenciales para la vida de nuestras células. De entre las grasas del garbanzo, destaca la lecitina, esencial para eliminar grasas saturadas del organismo y regular los niveles de colesterol. Además, los garbanzos también poseen ácidos grasos esenciales Omega 6.

    • Vitaminas y Minerales

      Los garbanzos, además, nos aportan una serie de vitaminas (especialmente vitaminas del grupo B) y minerales (magnesio, calcio, etc) esenciales y necesarios para numerosas funciones fisiológicas del organismo.

Tabla nutricional de los garbanzos

Por cada cien gramos, estas son las cantidades de nutrientes que encontramos en los garbanzos:

Calorías350 Kcal.
Proteínas20 gr
Hidratos de carbono55gr
Grasas5gr
Vitamina B10.5 mg
Vitamina B60.5 mg
Vitamina B20.15 mg
Ácido fólico180 mcg
Vitmina E2 mg
Calcio130 mg
Hierro6.5 mg
Zinc1 mg
Potasio800 mg
Fósforo360 mg
Magnesio150 mg

Beneficios de los garbanzos en la salud

    • Salud del corazón y las arterias: Gracias a sus ácidos grasos insaturados (omega 6 y lecitina) los garbanzos son imprescindibles en una dieta para la salud del corazón y las arterias.
    • Colesterol: Por la misma razón (su tipo de grasa insaturada), los garbanzos ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos.
    • Intestino: Gracias a su gran aporte de fibra, los garbanzos están recomendados en caso de estreñimiento y para mantener en buen estado la flora intestinal.
    • Sistema nervioso y muscular: Gracias a su aporte en minerales (especialmente magnesio) los garbanzos nos ayudan a relajar el sistema nervioso y a mantener en buen estado los músculos.
    • Fatiga y cansancio: Los garbanzos, por su combinación de nutrientes, suponen una óptima fuente de energía para personas con debilidad y agotamiento físico y mental.
    • Deporte: Sin duda, los garbanzos, al igual que otras legumbres, deben incluirse sí o sí en la dieta para deportistas, por su eficiente reserva energética para el organismo.
    • Embarazo: Por su alto contenido en ácido fólico, los garbanzos son ideales para incluir en la alimentación durante el embarazo.
    • Obesidad: lejos de engordar, los garbanzos son una excelente fuente de energía que nos ayuda a eliminar grasas del organismo, a desintoxicar y depurar en profundidad y, por lo tanto, indicados en dietas para el tratamiento de la obesidad.

Cómo consumir los garbanzos

Para aprovechar al máximo las propiedades nutricionales de los garbanzos y los beneficios en la salud que acabamos de explicarte, es importante tener en cuenta algunas cuestiones:

    • Sin pesticidas, por favor

      Como siempre, nuestro consejo es que compres los garbanzos (y todos los alimentos que vayas a consumir) en tiendas de productos ecológicos, en mercadillos ecológicos o en cooperativas ecológicas para evitar pesticidas y comer alimentos verdaderamente repletos de nutrientes. Aprende a comprar ecológico y a distinguir los alimentos de calidad.

    • Con cereal y ensalada de amargos

      Para obtener una buena combinación de nutrientes sin engordar, te aconsejamos que consumas los garbanzos, o bien con arroz cocinado, o bien con tortitas de arroz, acompañados de una ensalada de amargos (escarola o endivia) para favorecer la digestión y evitar flatulencias. Otra forma en que los puedes hacer es cociéndolos con arroz y añadiéndolos a una ensalada de amargos, aliñados con aceite de oliva crudo, vinagre, mostaza, semillas, etc. Esta es la forma en que los garbanzos, lejos de engordar, adelgazan. El sentido común es el que dicta que, obviamente, si los comemos en un cocido madrileño, nos engordarán, claro. Pero, si los comemos como te hemos dicho, adelgazan… compruébalo!

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados