Las nueces: deliciosas en la cocina y buenas para el corazón. Conoce todas sus propiedades y beneficios.

Propiedades de las Nueces, Alimento para el Corazón

La nuez es el fruto de un extraordinario árbol, el nogal, originario de Oriente Próximo, aunque se cultiva en numerosos países de Europa, África, Asia y América. Su consumo regular reduce los riesgos de sufrir todo tipo de enfermedades cardiovasculares como arteriosclerosis, hipertensión, infarto de miocardio o angina de pecho. Asimismo, está indicada en casos de esclerosis múltiple, depresión, falta de energía, o Alzheimer, entre otras muchas afecciones.

Sin duda, la nuez es uno de los frutos secos que debemos incluir de forma regular en la dieta, pues posee ácidos grasos muy beneficiosos y numerosas vitaminas, minerales y oligoelementos necesarios para una correcta bioquímica del organismo en su conjunto.

Propiedades nutricionales de las nueces

Las nueces contienen en su composición un buen número de nutrientes imprescindibles, algunos de los cuales son:

    • Proteínas

      Las nueces, al igual que cualquier alimento vegetal, no contiene proteínas de alto valor biológico. Es decir, contiene solamente algunos de los aminoácidos esenciales que necesitamos para sobrevivir. Sin embargo, eso no quiere decir que debamos desestimar su valor proteínico, pues es bastante elevado y combinándolas con otros alimentos, como legumbres y cereales, podemos obtener todos los aminoácidos esenciales a partir de una dieta vegetariana, si se da el caso.

    • Grasas

      Los ácidos grasos esenciales de las nueces constituyen el elemento estrella de este fruto seco, pues por su alto contenido en ácidos grasos mono y poliinsaturados resultan muy necesarios a la hora de equilibrar los niveles de colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares de cualquier tipo. Estas beneficiosas grasas también suponen una excelente fuente de energía, aunque deben consumirse con moderación, sobre todo por su gran aporte calórico.

    • Hidratos de carbono

      Las nueces apenas contienen hidratos de carbono, siendo las grasas y las proteínas sus principales macronutrientes. Sin embargo, casi la mitad de su contenido en hidratos de carbono es fibra, muy necesaria para depurar el intestino y para favorecer el tránsito intestinal, sobre todo en caso de estreñimiento.

    • Vitaminas

      Gracias a sus muchas vitaminas, las nueces son un alimento poderosamente antioxidante, especialmente gracias a su alto contenido en vitamina E, aunque también contienen vitaminas del grupo B en abundancia.

    • Minerales

      Las nueces contienen minerales y oligoelementos como el calcio, potasio, sodio, fósforo, magnesio, hierro y zinc.

    Esta es una tabla con las cantidades de nutrientes por cada 100 gramos de nueces:

    Calorías660 Kcal.
    Proteínas15 gr
    Hidratos de carbono12 gr
    Grasas62 gr
    Fibra5,5 gr
    Vitamina B10,35 mg
    Vitamina B60,87 mg
    Vitamina B20,15 mg
    Vitamina C1,3 mg
    Calcio98 mg
    Hierro3 mg
    Zinc3 mg
    Potasio440 mg
    Fósforo330 mg
    Magnesio150 mg

     Beneficios de las nueces

    Gracias a esta combinación de nutrientes, incluir en la dieta 3 o 4 nueces al día nos ayudará a regular distintas funciones en el organismo:

      • Salud cardiovascular

        Estudios como el de la Universidad de Harvard, publicado en British Medical Journal o el ya Publicado en 1992 en Archives os Internal Medicine, señalan que el consumo regular de varias nueces al día reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares entre un 35% y un 50%. Estos, junto con otros estudios, parecen señalar a los ácidos grasos contenidos en las nueces como responsables de proporcionar salud a las arterias, favoreciendo la vasodilatación e inhibiendo la agregación plaquetaria.

      • Descenso del colesterol

        El consumo regular de nueces, además, regula los niveles de colesterol en sangre, equilibrando la cantidad de colesterol HDL y LDL, algo esencial para reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Descubre algunos mitos sobre el colesterol.

      • Protectoras de la piel

        Las nueces, gracias a sus vitaminas, son poderosos antioxidantes que ayudan a mantener un estado de piel óptimo, sobre todo en casos de dermatitis o eccema. En estos casos, al consumo de nueces debemos añadir una dieta depurativa y los consejos y remedios caseros que recopilamos en el artículo enfermedades de la piel.

      • Prevención de la osteoporosis

        Puesto que se trata de un fruto seco muy rico en calcio, su ingesta diaria y regular previene la osteoporosis y ayuda a mantener una buena salud de huesos. Otros alimentos eficaces para prevenir la osteoporosis es el alga wakame y el té verde.

      • Cerebro en forma

        Las nueces también están relacionadas con una mejora en las funciones cerebrales (no podría ser de otra manera teniendo en cuenta el enorme parecido de la nuez con el cerebro), además de tonificar y restablecer el sistema nervioso. Por eso están especialmente indicadas en épocas de exámenes o de gran intensidad intelectual.

      • Dolores musculares

        Las personas que tengan habitualmente dolores musculares, artritis o especialmente problemas de espalda debido al estrés, insomnio o exceso de ejercicio verán muy mejorada su situación simplemente consumiendo tres o cuatro nueces al día, según afirman algunos estudios.

    Cómo consumir las nueces

    Estos son algunos consejos prácticos a la hora conservar y consumir las nueces para obtener el mayor beneficio posible:

      • Comprarlas en temporada y dentro de su cáscara. Cuando vayamos a comerlas, lo mejor es abrirlas en el momento previo y consumirlas inmediatamente después. Solo de esta manera aprovecharemos sus muchos nutrientes.
      • Las nueces no deben comerse verdes ni tostadas o calientes, ya que sus ácidos grasos se enrancian y producen elementos tóxicos.
      • También las nueces rancias deben evitarse. Para saber si una nuez está rancia comprueba su sabor (probándola un poco), ya que es muy diferente. Por otra parte no deben estar amargas ni tener un aspecto envejecido o arrugado.
      • Un buen momento para consumir nueces es por la mañana, cuando al organismo le hace falta más energía, y podemos hacerlo en el muesli, solas, o añadiéndolas a nuestros platos favoritos como guisos, ensaladas o postres.
      • En cambio, las nueces están contraindicadas si se padecen piedras en el riñón o la vesícula, al igual que otros alimentos como la remolacha, las espinacas, espárragos, coliflor, brócoli o té negro.

    La nuez no es sólo un delicioso fruto seco que podemos incorporar a nuestros platos favoritos, sino que sus propiedades nutricionales y muy especialmente sus ácidos grasos poliinsaturados nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades cardiovasculares y a mantener en buena forma nuestro siempre ajetreado cerebro. Descubre las propiedades de otro fruto seco imprescindible: las almendras.

    Artículos Relacionados

    Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page