La mostaza se ha utilizado desde la antigüedad con fines terapéuticos, especialmente como vasodilatadora en caso de dolor muscular, lumbalgia, ciática, artritis, etc.

Propiedades y Usos de la Mostaza

Las semillas de la mostaza (Brassica) han sido utilizadas desde hace miles de años por casi todas las grandes civilizaciones para tratar numerosas dolencias.

Su sabor tan especial y sus propiedades terapéuticas la convierten en una planta que conviene tener sí o sí en la despensa.

Propiedades de la mostaza

La mostaza pertenece a la familia de las crucíferas, al igual que el brócoli y son muchas las variedades de esta planta, entre las cuales cabe destacar la mostaza blanca y la mostaza negra.

Nutricionalmente hablando, las semillas de mostaza son particularmente ricas en algunos minerales como magnesio, selenio, potasio y fósforo. Pero la aplicación más importante que tienen, sobre todo a nivel externo, son sus propiedades vasodilatadoras, es decir, su capacidad para generar calor y aumentar el riego sanguíneo.

No obstante, siempre hemos de usar la mostaza con bastante moderación, pues también contiene aceites esenciales irritantes que pueden llegar a producir quemaduras cuando se aplica en la piel.

En general, la mostaza se ha utilizado tradicionalmente en caso de:

Aplicaciones de la mostaza

Para aprovechar las propiedades de la mostaza, existen dos opciones:

    • Vía externa: Aplicando cataplasmas de mostaza (de ello te hablaremos más abajo) o baños de mostaza
    • Vía interna: La mostaza no suele emplearse como remedio medicinal por vía interna porque sus propiedades irritantes hacen que no se pueda ingerir mucha cantidad. No obstante, podemos usar un poco como condimento en forma de salsa de mostaza.

Otras sustancias con las que combinar la mostaza

Una buena forma de aumentar el efecto de la mostaza (tanto en cataplasma como en baños) es combinándola con otras plantas o sustancias que hagan el mismo efecto, por ejemplo:

Cómo usar la mostaza en cataplasma

Para elaborar un cataplasma de mostaza sigue estos pasos:

    • Echa en un bol de madera 1 parte de semillas de mostaza molida (harina de mostaza)
    • Añade la misma cantidad de agua
    • Mezcla hasta obtener una pasta
    • Coloca la pasta en la parte central de un paño de lino, de forma que puedas enrollarlo y que la mostaza no entre en contacto directo con la piel.
    • Aplicar el paño de lino en la zona afectada o dolorida.

Cómo hacer un baño de mostaza

Para hacer baños de pies con mostaza, sigue estos pasos:

    • Añade al agua de baño de los pies 30g de harina de mostaza
    • Introduce los pies durante 10 minutos
    • Limpia bien y retira los posibles restos
    • Secar
Para hacer un baño de cuerpo con mostaza sigue estos pasos:

    • Llena la bañera con agua caliente
    • Añade una bolsita de lino con 300g de harina de mostaza
    • Introdúcete dentro durante 10 minutos
    • Aclarar bien todo el cuerpo
    • Secar

Precauciones del uso de la mostaza

Tanto por vía interna como por vía externa, hemos de tener cuidado con la mostaza pues, como decíamos, contiene aceites esenciales y sustancias que irritan la piel (externa e interna).

Por ello, debemos ser cautelosos a la hora de ingerir salsa de mostaza y también tener mucho cuidado con la reacción de la piel cuando la aplicamos en el cuerpo de forma externa, retirando inmediatamente en caso de calor excesivo, picor, quemazón, irritación, etc.

El uso de la mostaza en la piel puede provocar:

te puede interesar de nuestra tienda…

Gel de Aloe Vera Lavanda Oshadhi

Gel Tónico de Cobre Welleda Piernas Cansadas

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados