Las plantas medicinales más adecuadas para aliviar las molestias propias del embarazo

Plantas Medicinales para el Embarazo

Debido a que los principios activos de las plantas influyen en numerosas funciones del organismo, no es aconsejable abusar de plantas medicinales (ni fármacos) durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, existen algunas plantas sin contraindicaciones para el embarazo que podemos utilizar para aliviar algunas de las molestias que se generan durante la gestación. Veamos cuáles son esas plantas y para qué sirven:

Semillas de zaragatona para el estreñimiento

Aunque existen otras plantas medicinales que estimulan el tránsito intestinal y algunas de ellas se aconsejan en determinadas etapas del embarazo para evitar el estreñimiento, nuestro consejo es que, en primer lugar, intentes seguir una dieta que estimule el tránsito intestinal de forma natural con abundancia de agua, fibra, prebióticos y probióticos, semillas de sésamo y semillas de lino, etc.

Si aún así sigues sufriendo estreñimiento, una maceración de zaragatona  también te puede ayudar.

    • Indicaciones. La zaragatona está indicada en estreñimiento, pero también en caso de gastritis, bronquitis, hemorroides y úlceras.
    • Contraindicaciones. La zaragatona retarda la absorción de glúcidos en el intestino (controlar si eres diabética) e interfiere con la absorción de algunos minerales como el calcio, magnesio o zinc y con la vitamina B12. Una sola toma no conlleva ningún problema en este sentido, pero si las tomas habitualmente, asegúrate de introducir en la dieta una buena cantidad de estos elementos. En cualquier caso, no es aconsejable extender el tratamiento durante mucho tiempo, sino en estreñimiento ocasional. La mejor forma de asegurar una buena depuración es a través de una dieta sana y equilibrada.
    • Elaboración. Añade una cucharada sopera de semillas de zaragatona a medio vaso de agua y déjalo macerar durante media hora. Tómalo en ayunas o antes de dormir.

Jengibre para las naúseas

El jengibre es una planta medicinal con numerosas aplicaciones terapéuticas y es uno de los remedios tradicionales más utilizados para las náuseas y los vómitos, no solo del embarazo, sino también en los viajes, etc. No obstante, el uso de jengibre para evitar náuseas debe ser con prescripción facultativa (consúltalo con tu terapeuta).

    • Indicaciones. El jengibre está indicado en vómitos, náuseas, mareos, úlceras, gripe y resfriados, diabetes, dolores e inflamaciones ostearticulares, etc.
    • Contraindicaciones. El aceite esencial de jengibre está contraindicado en el embarazo.
    • Elaboración. Decocción de 3g de jengibre por taza, hervir 5 minutos y tomar entre comidas.

Melisa para el nerviosismo

La melisa actúa fundamentalmente sobre el sistema nervioso (es sedante) pero también es una planta con propiedades digestivas y carminativas. La combinación de estos factores también  la convierte en una planta muy adecuada cuando se trata de aliviar las náuseas, sobre todo cuando tienen un origen nervioso.

    • Indicaciones. La melisa está indicada en náuseas, gastritis, diarreas, ansiedad, insomnio, hipertensión, taquicardia, asma y herpes.
    • Contraindicaciones. La melisa está contraindicada en caso de hipotiroidismo. El aceite esencial de melisa está desaconsejado durante el embarazo y la lactancia.
    • Elaboración. Infusión de una cucharadita de hojas de melisa por taza de agua, dejar reposar durante 10 minutos y tomar hasta 3 tazas al día.

Menta para la acidez

La menta es una planta extraordinariamente polivalente (una de nuestras favoritas). Su efecto digestivo es bastante rápido cuando se sufren digestiones pesadas o acidez (algo bastante frecuente durante el embarazo). Además es muy beneficiosa para el aparato respiratorio, para las jaquecas y otra buena aliada de las náuseas y los vómitos.

    • Indicaciones. La menta está indicada en digestión pesada, acidez, flatulencia, vómitos, dolor de cabeza, fatiga, inflamaciones osteoarticulares y afecciones del aparato respiratorio.
    • Contraindicaciones. La menta puede causar nerviosismo o insomnio. El aceite esencial de menta, uno de los más útiles en el botiquín natural, está desaconsejado durante el embarazo, no así las hojas frescas o secas de menta.
    • Elaboración. Infusión de una cucharadita de hojas de menta por taza de agua, 2 tazas al día.

Aceites vegetales para las estrías

Ojala todo el mundo supiera el efecto extraordinario que tienen los aceites vegetales (y esenciales) en la piel, no solo para las estrías, sino para todo. Es una contradicción absurda tratar de “cuidarse” la piel utilizando cremas industriales llenas de sustancias tóxicas y aditivos, con los peligros que ello conlleva. Sin embargo, los elementos naturales constituyen una fuente de belleza inagotable y, en concreto, los aceites vegetales, los aceites esenciales y la arcilla son verdaderos cosméticos naturales que, una vez se empiezan a utilizar, los cambios se notan con bastante evidencia en poco tiempo.

Durante el embarazo y la lactancia conviene no utilizar aceites esenciales, a excepción de la lavanda y el árbol del té. Sin embargo, los aceites vegetales extraídos de semillas y frutos oleaginosos son excelentes remedios cosméticos que proporcionan a la piel la hidratación y nutrición celular necesaria para afrontar cambios como los que suceden durante el embarazo.

Aunque el aceite de oliva y el de almendra son los más nombrados, según nuestra experiencia, no son los que mejores resultados ofrecen en la piel. Estos son los que te recomendamos utilizar durante el embarazo. Para usarlos, tan solo tienes que aplicarlos directamente en la piel como harías con un aceite corporal industrial:

Si te interesan las ventajas de la cosmética natural, consulta nuestros reportajes: los mejores elementos naturales para cosmética, los mejores aceites vegetales para cosmética, los mejores aceites esenciales para cosmética, recomendaciones en el uso externo de la arcilla, qué son los hidrolatos, usos de las aguas florales.

Lavanda para el insomnio

La lavanda es una planta tranquilizante con un aroma espectacular que tiene muchas aplicaciones en el botiquín natural. Podemos utilizarla en infusión con planta seca o también podemos utilizar su aceite esencial.

Como decíamos, los aceites esenciales son sustancias muy concentradas y muchos de ellos están contraindicados durante el embarazo. Pero el aceite esencial de lavanda no es uno de ellos. De hecho, es uno de los remedios caseros más sencillos y efectivos para tranquilizarse y dormir bien. En el punto “elaboración” te explicamos dos formas de usarla:

    • Indicaciones. La lavanda está indicada en ansiedad, insomnio, taquicardia, hipertensión, migrañas, asma, tos, etc.
    • Contraindicaciones. No ingerir el aceite esencial
    • Elaboración. Opción 1) infusión de 5g de planta seca por taza, tres veces al día después de las comidas. Opción 2) aplicar do gotas de aceite esencial de lavanda sobre la almohada donde se va a dormir.

Si quieres conocer más cosas sobre esta polifacética y útil esencia, visita nuestro reportaje beneficios y aplicaciones del aceite esencial de lavanda.

Arándanos para edema y hemorroides

Las antocianinas son unos principios activos presentes en los frutos de color rojo, morado o azulado como las frambuesas, los arándanos, las fresas, las moras, etc. Estos principios activos son grandes antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico, por lo que son muy aconsejables para hacer frente a distintos tipos de infección. Pero, de entre todos ellos, los arándanos destacan especialmente, sobre todo en lo que se refiere a la retención de líquidos y a distintas afecciones circulatorias, como las hemorroides.

    • Indicaciones. Los arándanos están indicados en varices, edema y hemorroides, diarreas, diabetes, infecciones de diversa índole
    • Contraindicaciones. Contraindicados en caso de gastritis o úlcera gastroduodenal
    • Elaboración. Tomar los frutos frescos o infusión de una cucharadita de hojas de arándano por taza, dejar reposar 15 minutos y tomar 3 tazas al día.

Levadura de cerveza para todo

La levadura de cerveza es un probiótico esencial que deberíamos consumir con regularidad, tanto si estamos embarazadas como si no. Pero especialmente durante el embarazo, la levadura de cerveza proporciona una fuente importante de distintas vitaminas y minerales, muy especialmente vitaminas del grupo B (de entre las cuales destaca el ácido fólico). Es excelente para proporcionar al bebé algunos micronutrientes y co-factores esenciales para su desarrollo y, al mismo tiempo, nos ayudará a mantener una piel y un estado anímico saludables.

Estas son algunos de los muchos beneficios de la levadura de cerveza:

    • Salud de  piel, cabello y uñas
    • Ayuda a estreñimeinto
    • Es tranquilizante (nerviosismo, ansiedad, estrés, insomnio)
    • Salud del sistema nervioso
    • Regeneración de tejidos

Si estás embarazada, quizá te interese:

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page