Qué es la osteoporosis, causas y factores de riesgo, dieta para la osteoporosis, suplementos, sales de Schüssler, crema natural para el dolor y otros remedios caseros…

Osteoporosis: Causas y Remedios Naturales

Aunque todo el mundo relaciona la palabra osteoporosis con la falta de calcio, lo cierto es son muchos los factores desencadenantes de osteoporosis. La falta de vitaminas y minerales, una dieta deficiente y unos malos hábitos de vida pueden acelerar el proceso considerablemente.

En este reportaje revisamos las causas, los factores desencadenantes y los remedios naturales para tratar esta dolencia con índices extraordinariamente elevados en los países más industrializados.

¿Qué es la osteoporosis?

Los huesos son una materia orgánica viva que nuestro organismo regenera constantemente a lo largo de la vida, manteniendo un equilibrio entre  la cantidad de células óseas que fabricamos (osteogénesis) y la cantidad de células óseas que se destruyen (osteoclastia). El problema es que, a partir de cierta edad (rondando los 40), la cantidad de células destruidas empieza a ser mayor que las que se producen y con ello el hueso se va volviendo menos sólido y consistente, lo que provoca fracturas, deformidad y dolor. Osteoporosis significa literalmente “hueso poroso”, es decir, hueso al que le falta consistencia y solidez.

La mejor prueba diagnóstica para saber si tenemos osteoporosis se llama densitometría, una prueba muy sencilla que determina eficazmente la densidad ósea. Aunque las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis que los hombres (ya que, como veremos enseguida, el factor hormonal es uno de los más importantes) lo cierto es que son numerosos los factores desencadenantes y agravantes de esta enfermedad.

Todo el mundo relaciona la falta o mala absorción de calcio con la osteoporosis, pero el organismo requiere una bioquímica muy delicada y en realidad son distintos los nutrientes que intervienen de manera directa o indirecta en la formación de células óseas: calcio, magnesio, fósforo, silicio, zinc y otros minerales, vitaminas, ácidos grasos esenciales, aminoácidos, etc.

Causas de osteoporosis

    • La edad

      Como decíamos, con la edad el organismo pierde su capacidad para fabricar nuevas células óseas y también para asimilar ciertos nutrientes, pero eso no quiere decir que necesariamente tenga que desarrollarse una osteoporosis. ¡La dieta y los hábitos son factores esenciales para hacer que se desarrolle o no!

    • Causas genéticas

      Como siempre, no nos gusta nada la visión determinista que implica utilizar la palabra “genético” y por ello nos gusta insistir en que esto solamente significa que existe cierta predisposición. Efectivamente, si en nuestra familia se han dado otros casos de osteoporosis, nuestro organismo mostrará una “tendencia” a sufrirla, pero ello no quiere decir que necesariamente tenga que ser así. En este sentido, de nuevo,  es muy importante comprender que la dieta y los hábitos de vida son cruciales para que organismo desarrolle o no cualquier tendencia genética.

    • Causas hormonales

      La drástica reducción de producción de estrógenos tras la menopausia es uno de los factores desencadenantes más importantes en la osteoporosis. El tratamiento convencional consiste en la prescripción de una terapia de sustitución hormonal, es decir, introducir hormonas de manera artificial. Sin embargo son muchas las voces profesionales que insisten en los riesgos que ello conlleva (puede frenar el desarrollo de ciertos cánceres pero potenciar el de otros). Nuestro punto de vista es que alterar de manera artificial y drástica la bioquímica del organismo ha de tener un motivo verdaderamente crucial (al igual que ocurre con la ingesta de fármacos para el dolor) ya que para casos leves, existen otras alternativas menos invasivas y desequilibrantes.

    • Problemas digestivos, hepáticos o renales

      Puesto que la mala absorción de ciertos minerales y otros nutrientes es uno de los elementos básicos en el desarrollo de la osteoporosis, es obvio concluir que el modo en que nuestro organismo metaboliza los alimentos es esencial. Por ejemplo, si el hígado y el riñón no funcionan como debieran, eliminan mayor cantidad de nutrientes que en verdad no deberían eliminarse sino reabsorberse para la producción ósea. Si nuestro sistema digestivo presenta un intestino dañado tampoco seremos capaces de absorber los nutrientes necesarios ni eliminar las toxinas dañinas… etc

Factores de riesgo en la osteoporosis

Aunque las causas primordiales son las comentadas anteriormente (edad, genética, hormonas, etc)… lo cierto es que cuando se siguen unos hábitos saludables y se tienen en cuenta algunos factores esenciales de prevención, es mucho más difícil que la enfermedad llegue a desarrollarse. En cualquier caso, teniendo en cuenta estos factores de riesgo podemos, al menos, impedir que la osteoporosis siga evolucionando:

    • Fármacos. Algunos fármacos con los corticoides, antiácidos, anticonvulsivos o diuréticos disminuyen la absorción y potencian la eliminación de calcio. Otros como los antibióticos afectan negativamente al intestino y a la formación de vitamina K (esencial en la formación de células óseas).
    • Dieta deficiente. Una dieta excesivamente rica en proteínas (sobre todo procedentes de la carne industrial), azúcares y cereales refinados, sal (sodio), café, bebidas industriales, transgénicos, productos procesados, aditivos alimentarios, etc, favorecen la descalcificación. Muy especialmente debemos tener en cuenta el controvertido asunto de la leche de vaca. Aunque efectivamente la leche de vaca contiene mucho calcio (aunque mucho menos que otros alimentos menos perjudiciales), también contiene lactosa y caseína, dos elementos nada recomendables que contribuyen a deteriorar las funciones del intestino (junto con otras). Basta echar un vistazo a las estadísticas: los países que más leche de vaca beben son los que más sufren osteoporosis.
    • Tabaco y alcohol. Tanto el alcohol como el tabaco contribuyen a la pérdida de calcio y otros minerales y vitaminas.
    • Estrés. En situaciones de estrés se produce una superproducción de hormonas corticoadrenales que también interfieren en la asimilación y utilización de ciertos minerales como el calcio.
    • Ejercicio físico. La falta de ejercicio y el sedentarismo son uno de los factores más importantes a la hora de desarrollar osteoporosis. Tanto el deporte extremo como el sedentarismo absoluto son grandes enemigos de los huesos. No hay mejor masaje para las células óseas que realizar algún tipo de ejercicio regular y moderado como caminar, nadar o practicar yoga.

Tratamiento natural de la osteoporosis

Una de las ventajas más evidentes de la medicina natural es que no requiere complicados mecanismos… todo concluye en lo mismo, que es, proporcionar al organismo todo aquello que necesita para regenerarse de manera natural y que viene siendo lo mismo en todos los casos:

DIETA SANA + EJERCICIO + DESCANSO + SOL + SUPLEMENTOS (si es necesario) + AMOR – TÓXICOS Y ESTRÉS

Parece muy simplista, ¿verdad? pues nada más alejado de la realidad. Efectivamente en mucho más complicado cambiar los hábitos que tomar una pastilla pero en tus manos está proporcionarte verdadera salud a largo plazo. Por supuesto este tratamiento generalista se puede afinar y además podemos incluir algunos tratamientos naturales que ayudarán en el proceso. Pero no te engañes, el verdadero remedio a todos los males está en cambiar de hábitos de manera disciplinada y comprometida.

De todo ello te hablamos a continuación.

Dieta para la osteoporosis

Incluir en la dieta alimentos ricos en calcio (semillas de sésamo, almendras, algas) es imprescindible, pero ni mucho menos lo único. Seguir una dieta sana y equilibrada requiere primero investigación, luego paciencia y por último un gran compromiso. Aquí te dejamos algunos artículos esenciales para que aprendas a elaborar una dieta sana y equilibrada que puedas seguir el resto de tu vida, donde te ofrecemos la información más relevante para que puedas elaborar tu propio menú personalizado. Recuerda incluir alimentos ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

Suplementos para la osteoporosis

Puesto que acertar en la dosis y sinergia de estos nutrientes es un asunto complejo, te aconsejamos que te pongas en manos de especialistas que valoren tu situación personal o tomes suplementos específicos para esta afección de algún laboratorio que te guste.

Otros remedios naturales para la osteoporosis

SALES DE SCHÜSSLER

Las más indicadas para osteoporosis son la Nº 1 Calcium Fluoratum, la Nº 2 Calcium Phosporicum, la Nº 7 Magnesium Phosporicum y la Nº 11 Silicea. Para más información consulta nuestros reportajes qué son las sales de Schüssler y cómo tomarlas, las 12 sales de Schüssler y cómo hacer remedios caseros con sales de Schüssler.

CREMA NATURAL PARA DOLORES

Mezcla 3 cucharadas soperas de arcilla blanca con aceite vegetal de árnica hasta que consigas una textura cremosa (hará falta bastante aceite). recuerda que puedes elaborar la textura que más te guste añadiendo más arcilla para espesar o más aceite para diluir. Cuando hayas revuelto bien y todo esté bien mezclado, añade 3 gotas de aceite esencial de manzanilla + 3 gotas de aceite esencial de menta + 3 gotas de aceite esencial de clavo. Remueve de nuevo y guárdala en un lugar oscuro, fresco y seco como el armario del baño (te durará varios meses) y úsala cuando lo necesites.

Si quieres más información consulta nuestros reportajes: propiedades de la arcilla en la piel, usos de la arcilla blanca, propiedades y usos del aceite vegetal de árnica, propiedades y usos del aceite esencial de manzanilla, propiedades y usos del aceite esencial de clavo, propiedades y usos del aceite esencial de menta.

FITOTERAPIA

Algunas de las plantas medicinales más indicadas para los dolores de osteoporosis, tanto para tomarlas en infusión como para aplicarlas en forma de cataplasma son la cola de caballo, la caléndula y el sauce.

Para más información consulta nuestros reportajes principios activos de la plantas medicinales, plantas medicinales para huesos y músculos, elaborar remedios caseros con plantas medicinales.

OTROS REMEDIOS

    • Masaje. Un buen quiromasaje o tratamiento osteopático puede calmar los dolores
    • Flores de Bach. Aunque no se trata de un remedio en sí, las flores de Bach pueden ayudar cuando el problema tiene un origen emocional
    • Hidroterapia. Utilizar el agua de forma terapéutica es muy fácil. Uno de los mejores remedios caseros para aliviar los dolores es estimular la circulación realizando ducha de contrastes (2 minutos de agua caliente seguido de 2 minutos de agua fresca). Para más información consulta nuestro reportajes hidroterapia en casa para la salud y cómo usar la ducha para la salud.
    • Geoterapia. La arcilla no solo puede usarse de forma externa sino también interna. echa un vistazo a nuestro reportaje sobre geoterapia para saber cómo usarla.
    • Otras técnicas. Acupuntura, ayurveda, auriculoterapia, reflexología podal, medicina china, etc.

Además de estos remedios caseros, también conviene cambiar algunos hábitos que puedene star impidiendo que nuestro organismo utilice todas las herramientas de que dispone. Ahí van algunas sugerencias:

te puede interesar de nuestra tienda…

Oseogen. Drasani

Osteoguard. Calcio, Magnesio, Boro y Vitaminas

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page