Además de usar frutas y yogur, que es lo que suele utilizarse para elaborar mascarillas caseras, existen otros ingredientes naturales con estupendas propiedades para restaurar la salud y la vitalidad de la piel.

Mascarillas Caseras: los Mejores Ingredientes Naturales

De entre todas las opciones con propiedades terapéuticas que disponemos en la naturaleza, existen diversas opciones que, dependiendo de cómo las combinemos, nos proporcionarán mayor o menor efectividad cuando vayamos a elaborar mascarillas caseras y naturales para los tratamiento de belleza.

La mayoría de las recetas para hacer mascarillas caseras, consisten en añadir frutas o yogur, pero lo que muchas personas desconocen es que, además de estos fabulosos ingredientes, existen otros con numerosas propiedades cosméticas que ofrecen resultados verdaderamente sorprendentes en la piel. En este artículo te vamos a explicar cuáles son, según nuestra experiencia, los más efectivos y también te contaremos algunos trucos para que su aplicación te resulte más práctica y cómoda.

    • Arcilla

      La arcilla es la protagonista indiscutible de las mascarillas caseras. Si todavía no te has familiarizado con la arcilla, te aconsejamos que empieces a conocerla porque tiene numerosas propiedades y aplicaciones tanto en cosmética natural como en el botiquín natural de primeros auxilios. Basta destacar sus propiedades calmantes, antiinflamatorias, y nutritivas para la piel (aporta numerosos minerales)… además de ejercer un efecto lifting natural bastante llamativo. Dependiendo de la finalidad con la que quieras hacer la mascarilla, puedes usar distintos tipos de arcilla. En general, la arcilla blanca se usa para pieles secas y arrugas, la verde en caso de piel grasa o acnéica y la roja para trastornos musculares crónicos. Pero tienen muchas más aplicaciones (celulitis, retención de líquidos, manchas en la cara, etc). Descubre cuál es mejor para ti en tipos de arcillas y cómo usarlas y con qué otros ingredientes puedes combinarlas en usos de la arcilla blanca, usos de la arcilla verde y usos de la arcilla roja. Un poco más abajo te explicaremos cómo utilizarlas para elaborar una mascarilla. Seguimos con los ingredientes…

    • Aceites vegetales y esenciales

      Si conoces a fondo nuestra página ya te habrás dado cuenta de que somos grandes amantes de la aromaterapia por sus sorprendentes y extraordinarios efectos en la cosmética natural, en la salud y el bienestar en general. Sin duda, los aceites vegetales y esenciales son elemento clave a la hora de elaborar mascarillas caseras y todo tipo de productos de cosmética natural. De hecho, son los mejores sustitutos de las cremas industriales y sus beneficios en la salud de la piel son sorprendentes. Además, te permiten elaborar cosméticos completamente personalizados y acordes a tus necesidades específicas. Eso sí, para sacarles todo el jugo, conviene conocerlos bien, aunque el proceso de aprendizaje puede resultar de lo más divertido, te lo aseguramos. Si quieres descubrir su magia, consulta nuestros artículos qué son los aceites vegetales, qué son los aceites esenciales o cómo elaborar mezclas cosméticas con aceites vegetales y esenciales.

manual cosmetica natural vidnaturalia

    • Miel

      La miel es uno de los elementos indispensables en nuestro botiquín de belleza natural, ya que se trata de un elemento antioxidante con una gran capacidad para regenerar el tejido dañado y estimular el crecimiento celular. Además tiene una acción hidratante y nutritiva en la piel. El único inconveniente es que su textura dificulta la aplicación y la retirada de las mascarillas, pero eso conviene mezclarla siempre con otros elementos, como la arcilla o los aceites, que facilitan su aplicación (echa un vistazo a este ejemplo de mascarilla con miel). Además, por si no lo sabías, la miel para curar heridas es un excelente remedio casero.

    • Huevo

      El huevo es uno de alimentos más ricos en nutrientes que existen, tanto a nivel interno (ingerido) como aplicado sobre la piel. Se trata de un ingredientes que obra maravillas en la nutrición de la piel, la hidrata y produce un leve pero óptimo efecto lifting que deja la piel tersa y regenerada. Al igual que ocurre con la miel, el huevo también es complicado de aplicar y de quitar. Por eso también conviene combinarlo con otros ingredientes que faciliten su uso. Echa un vistazo a este ejemplo de mascarilla con huevo.

    • Yogur

      El yogur es otro de esos ingredientes que debemos tener en cuenta para elaborar nuestras mascarillas caseras. Su mayor virtud consiste en proporcionar a la piel una textura suave y tersa, además de hidratar y nutrir en profundidad. Además, su aplicación no conlleva ningún problema, puesto que se puede aplicar y retirar con mucha facilidad. Para usarlo, simplemente añádelo junto con le resto de ingredientes que quieras utilizar. Y recuerda que este ingrediente es bastante efectivo en cualquier tipo de piel, incluso para pieles grasas o acnéicas.

    • Frutas y verduras

      La fruta y la verdura poseen una gran riqueza nutritiva, sobre todo vitaminas y minerales y, dependiendo de su composición química, algunas son más idóneas que otras dependiendo del tipo de piel que se tenga. Para saber qué frutas y verduras son las más adecuadas para ti visita nuestro artículo las mejores frutas y verduras para la piel. La mejor forma de usarlas es batirlas junto con le resto de ingredientes.

    • Algas

      Las algas son uno de los elementos naturales con mayor riqueza en minerales (algo fabuloso para la piel), tanto ingeridas en la dieta, como si las utilizamos para aplicar en la piel en nuestras mascarillas caseras. La mayor parte de algas que encontramos en el mercado vienen secas y hay que remojarlas en agua durante unos minutos. Para usarlas en la mascarilla, simplemente remójalas hasta que estén tiernas y luego bátelas y añádelas a la mascarilla junto con el resto de ingredientes.

    • Harinas de cereales y sal marina

      Tanto la sal marina como las harinas de cereales son una estupenda alternativa natural a los productos industriales de exfoliación. Arrastran las células muertas de la piel y al mismo tiempo proporcionan nutrientes muy saludables. Añadiendo estos elementos a nuestras mascarillas conseguiremos cierto efecto exfoliante y nutrición extra. Si quieres saber cómo hacer una exfoliación natural visita nuestro artículo remedios caseros para exfoliar la piel

    • Agua de mar

      Si utilizamos agua de mar en lugar de agua del grifo para preparar las mascarillas conseguiremos aportar una gran riqueza nutritiva a nuestras mezclas, ya que el agua de mar tiene propiedades terapéuticas que alivian numerosas afecciones de la piel. De hecho, muchas personas que sufren dermatitis mejoran espectacularmente cuando se dan baños en el mar. ¿nunca te has fiado lo rápido que cicatrizan las heridas después de un baño en el gran azul?

    • Infusiones de hierbas

      Otra opción, además del agua de mar, es enriquecer el agua que vayamos a usar en las mascarillas con los elementos fitoquímicos de algunas plantas muy beneficiosas para la salud de la piel.

Ahora que ya tenemos claro cuáles son los mejores ingredientes para elaborar mascarillas caseras y naturales, es el momento de ponerse manos a la obra. Si quieres saber cómo combinar estos ingredientes de forma adecuada, te sugerimos que eches un vistazo a nuestro reportaje cómo elaborar mascarillas caseras naturales, donde te explicamos cómo, cuándo y en qué orden. Y luego, los mejores trucos para aplicarlas.

te puede interesar de nuestra tienda…

Serum Contorno de Ojos Bio 30 ml. Organic Ocean Tienda VidaNaturalia

 

Aceite Esencial de Lavanda Tienda VidaNaturalia

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page

Artículos Relacionados