No imaginas hasta qué punto es importante saber nutrirse de los 5 elementos de la naturaleza. Te explicamos como beneficiarte de los atributos del aire, agua, tierra, fuego y éter. ¡Te sorprenderá!

Los 5 Elementos y la Salud: Cómo Usar Las Fuerzas de la Naturaleza

En este reportaje te explicamos cómo usar las fuerzas de la naturaleza para conseguir nutrirte con atributos específicos de cada una de ellas. Cada uno de los 5 elementos posee unos atributos y características necesarias para la salud física, emocional, mental y espiritual de los cuales te puedes nutrir cuando lo consideres necesario, dependiendo de tus fortalezas/debilidades.

Los 5 elementos

Desgraciadamente en nuestra sociedad no se estila mucho pero, en las filosofías orientales, el buen uso de los 5 elementos básicos de la naturaleza se hace imprescindible para mantener una salud integral del ser. 

Tierra, agua, aire, fuego y éter son elementos básicos de la vida que nos proporcionan distintas cualidades y que vamos a ir descubriendo a lo largo del reportaje.

Obviamente, cada elemento tiene sus atributos y efectos a nivel físico pero es que todavía son más importantes cuando entendemos su implicación profunda en los aspectos más sutiles de nuestra naturaleza humana: la mente, las emociones y el alma.

Antiguamente, tanto en nuestra cultura como en las culturas orientales, los baños de los distintos elementos han sido esenciales en los tratamientos de salud y medicina (baños de agua, baños de calor, baños de aire, baños de sol, etc). Hay muchas maneras de nutrirse con los elementos que te vamos a explicar.

A continuación vamos a analizar cada uno de los 5 elementos y te explicaremos qué implicaciones tienen en el nivel físico y en los niveles más sutiles y también te explicaremos cómo darte baños o cómo nutrirte con las propiedades de cada uno de ellos.

Todos los elementos son buenos y necesarios si se hace un buen uso de ellos. Cuando hablamos de “desequilibrio” en alguno de ellos, queremos decir, precisamente, que hay exceso, defecto o se está haciendo un mal uso de ese elemento.

Tierra

A NIVEL FÍSICO

A nivel físico, la tierra está relacionada con la nutrición. Nos nutrimos con los alimentos que tomamos de la tierra. Las cualidades físicas de la tierra son el frío, la humedad y la quietud. Podemos percibir un desequilibrio en el elemento tierra en personas apegadas, estancadas, obesas.

A NIVEL MENTAL, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL

A un nivel más sutil, el elemento tierra está relacionado con las raíces más profundas de tu vida y está relacionada con la madre, el arraigo, las necesidades básicas, la estabilidad, la nutrición emocional, metal y espiritual, los pilares y creencias que te sostienen, etc.

INDICACIONES

El elemento tierra resulta particularmente beneficioso para personas desarraigadas, que sienten que no han encontrado su lugar en el mundo, que están desnutridas a uno o varios niveles, que tienen falta de personalidad, inestables, volátiles.

CÓMO NUTRIRSE DEL ELEMENTO TIERRA

Nos podemos nutrir de la tierra a través de:

Los alimentos que tomamos: Es obvio que todos usamos la tierra de manera diaria con los alimentos que tomamos, pero si de verdad quieres hacer un buen uso del elemento tierra, es necesario seguir una dieta vegetariana, ecológica, natural, fresca, de temporada, del lugar donde vives. Consulta las normas básicas de higiene alimenticia.

Barro y arcillas: No hay nada mejor que un tratamiento semanal en casa, un baño de arcilla blanca, verde, roja o negra)

Aceites esenciales: Aplicar diariamente aceites esenciales en el cuerpo es una de las mejores maneras de nutrirnos con uno de los elementos más medicinales y concentrados que nos ofrece la naturaleza.

Caminar por la naturaleza: Sean paisajes marítimos, montañosos o desérticos, pasear diariamente por un entorno natural es un baño del elemento tierra que penetra por los todos los sentidos: el tacto, la vista, el oído, el olfato y gusto.

Fuego

A NIVEL FÍSICO

A nivel físico, el fuego está relacionado con el metabolismo del cuerpo (todos los procesos químicos que ocurren a nivel celular). En sánscrito se llama agni y está considerado por la medicina ayurvédica como uno de los pilares de la salud integral. Las cualidades del fuego son el calor, la sequedad y el movimiento. Podemos percibir un exceso del elemento fuego en personas con acidez, irascibles, peleonas o con demasiada ambición.

A NIVEL MENTAL, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL

A un nivel más sutil, el elemento fuego está relacionado con el cambio, el ímpetu, la fuerza de voluntad, la vitalidad, el coraje, es decir, todo aquello que implique movimiento, acción, tenacidad y autodeterminación.

INDICACIONES

El elemento fuego es particularmente necesario para personas frías, estancadas, falta de vitalidad, personas que tienen poca fuerza de voluntad o coraje, personas que no saben defenderse, que no tienen autodeterminación, faltas de energía vital, cansadas o desmotivadas.

CÓMO NUTRIRSE DEL ELEMENTO FUEGO

Nos podemos nutrir del fuego a través de:

El sol: Hay pocas cosas tan beneficiosas para la salud integral que recibir la energía del sol todos los días. Eso sí, a las horas apropiadas y en la cantidad apropiada. Se dice que existen personas muy elevadas y preparadas a nivel mental y espiritual que se nutren solo con la energía del sol. Caminar todas las mañanas al amanecer en un entorno natural con los primeros rayos del sol es una forma de nutrir el alma, las emociones y el espíritu. Obviamente, tomar el sol en verano, durante todo el día en la playa, no es recomendable y el efecto que se consigue es justo el contrario del que pretendemos. Como siempre, sentido común y moderación es la clave.

El calor: El calor también es recibir fuego en nuestro ser. A través del calor podemos aumentar nuestro metabolismo, nuestro entusiasmo, nuestras fuerzas y nuestro ímpetu. Por ejemplo, a través de alimentos calientes, baños calientes, abrigo, aciertes esenciales calientes, etc.

Condimentos: Los condimentos y especias son alimentos que proporcionan gran cantidad de elemento fuego.

Personas entusiastas: Las personas entusiastas, con gran energía, son personas capaces de transmitir su fuego a los demás (por lo tanto, si crees que necesitas particularmente este elemento, procura rodearte de personas así).

Aire

A NIVEL FÍSICO

A nivel físico, el aire está relacionado con la vida misma; literalmente, “respiramos la vida”. En la tradición hinduísta se llama Prana y se recibe a través de los pulmones. Sus atributos son la sequedad, el movimiento y el frío. Podemos percibir un exceso de aire en personas con muchos gases, ansiosas o demasiado idealistas (personas que sueñan mucho pero realizan poco).

A NIVEL MENTAL, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL

A un nivel más sutil, el elemento aire tiene que ver con la energía vital, la capacidad creativa, el movimiento, la intuición. El elemento aire está muy relacionado con “volar”, volar para descubrir mundos superiores, para crear, para realizarnos en la vida, para no estancarnos. También con la voz, con nuestra capacidad para expresar, para relacionarnos con los demás o realizar nuestro sueños, es decir, concretar a través de la palabra nuestras ideas y sueños abstractos. El aire también limpia los apegos y nos hace libres.

INDICACIONES

El elemento aire es muy bueno para personas apagadas, perezosas, posesivas, con falta de creatividad, personas que no expresan sus anhelos y necesidades, que no se saben comunicar con el mundo o personas demasiado terrenales, apegadas a lo externo (trabajo, casa, gente, posesiones materiales).

CÓMO NUTRIRSE DEL ELEMENTO AIRE

Nos podemos nutrir del aire a través de:

Baños de aire: Como siempre, caminar al aire libre nos permite limpiarnos y nutrirnos en todos los sentidos. Un paseo matutino por un lugar donde corra la brisa nos limpia, nos libera y nos permite nutrirnos de energía espiritual.

Ejercicios de respiración: Practicar regularmente ejercicios de respiración consciente (sobre todo las llamadas respiración alterna y respiración de fuego) nos proporciona alimento vital.

La voz: A través de la voz, tanto de la palabra hablada como la voz cantada, podemos nutrirnos y nutrir a los demás con energía vital. Por lo tanto, mucho cuidado con lo que decimos y lo que escuchamos. Cantar mantras es una buena forma de introducir en nuestro cuerpo energía maravillosa.

Agua

A NIVEL FÍSICO

A nivel físico, el agua está relacionada con el flujo de los líquidos corporales (sangre, orina, linfa, etc). Podemos observar un desequilibrio en personas con retención de líquidos, mala circulación, problemas de corazón,

A NIVEL MENTAL, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL

A un nivel más sutil, el elemento agua está relacionado con el fluir general de la vida. Es decir, la capacidad de aprovechar el flujo en lugar de ir contracorriente.

INDICACIONES

El elemento agua está especialmente recomendado para personas estancadas, personas que luchan demasiado, que sienten que hay demasiadas dificultades en su vida, que no fluyen.

CÓMO NUTRIRSE DEL ELEMENTO AGUA

Nos podemos nutrir del agua a través de:

El agua de las bebidas y las comidas: No solo de beber agua limpia y saludable (sin tóxicos) sino también del agua orgánica contenida en los alimentos de forma natural (frutas y vegetales sobre todo). También es especialmente beneficiosa el agua de mar. Por supuesto, el gua incluida en las bebidas industriales no sirve.

Baños de agua: Sobre todo los baños en el mar… pocas fuerzas naturales tienen tanto poder curativo como el mar, a tantos niveles. Un baño diario en el mar, a primera hora de la mañana es más nutritivo que tomarse un tazón lleno de cereales. También podemos hacer baños caseros con aceites esenciales (calientes o fríos, dependiendo de nuestras necesidades).

Aceites naturales: Hidratar la piel con aceites vegetales es una forma de beneficiarse con los atributos del elemento agua. 

Éter

A NIVEL FÍSICO, MENTAL, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL

El éter es, de todos los elementos, el menos relacionado con el aspecto físico. Es el elemento que nos conecta con los niveles más superiores. El éter es el vacío, es el espacio donde ocurren el resto de los elementos y está relacionado con la gestión que hacemos del espacio y del tiempo. Es decir, cómo usamos el espacio y el tiempo para nutrir nuestra persona o para destruirla. Observamos un desequilibrio en este elemento cuando no cuidamos nuestras condiciones de vida.

INDICACIONES

El elemento éter es esencial para todas las personas

CÓMO NUTRIRSE DEL ELEMENTO ÉTER

Nos podemos nutrir del éter:

Cuando sabemos gestionar bien nuestro tiempo. Es decir, cuando consideramos que cada segundo de nuestra vida es sagrado y lo usamos con fines nobles. Por ejemplo, cuando pasamos nuestro tiempo con personas que nos enriquecen y a las cuales enriquecemos; realizamos un trabajo que nos llena de satisfacción y es beneficios para el mundo, descansamos lo suficiente y nos tomamos nuestro tiempo para hacer cada cosa, cuando le dedicamos tiempo a no hacer nada (algo esencial), etc.

Cuando sabemos gestionar nuestro espacio. Es decir, cuando nuestro entono (nuestra casa, lugar de trabajo, ciudad en la que vivimos, etc) es un espacio agradable, silencioso, natural, bello, relajante e inspirador.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page