Las infusiones relajantes son una buena ayuda cuando sufrimos nervios, estrés o alteraciones emocionales pero si además combinamos su consumo regular con algunas técnicas de relajación y unos hábitos de vida emocionalmente saludables, los efectos serán mucho más evidentes.

Las Mejores Infusiones Relajantes

En el transcurso de un año, hasta el 30% de la población sufre de insomnio y el 13% de trastornos de ansiedad. Muchas personas se automedican o son tratadas con hipnosedantes, aunque realmente son los factores psicológicos los mayores responsables a la hora de sufrir este tipo de trastornos. Por esta razón, la mayoría de las veces surte más efecto una buena terapia psicológica que un tratamiento externo terapéutico (sea natural o no).

Las infusiones de determinadas plantas sedantes nos pueden ayudar a aliviar los síntomas, ya que tienen un efecto relajante en el sistema nervioso y muscular. Pero el tratamiento más efectivo cuando se sufre de ansiedad o insomnio es, sin duda, combinar el efecto beneficioso de estas plantas con una revisión en profundidad de aquellos hábitos emocionales poco saludables y otras alternativas que veremos a lo largo del artículo.

El uso reiterado de hipnosedantes y ansiolíticos puede provocar adicción, impidiendo  que nuestro cuerpo sea incapaz, por sí mismo, de mantener el estado de calma que le es natural. Por el contrario, las plantas sedantes en forma de infusión estimulan las funciones naturales del cuerpo para equilibrar su bioquímica y permiten la autoregulación.

Además de la infusión, visita a tu especialista

Al igual que los fármacos, el abuso de determinadas plantas durante períodos de tiempo muy largos, y en dosis elevadas, también puede generar desequilibrios en el organismo. Si este es el caso, conviene visitar una consulta de naturopatía que nos oriente sobre los pros y los contras de su consumo regular.

Por otra parte, un cuadro de insomnio o ansiedad puede producirse por estar atravesando una etapa relativamente estresante en algún sentido. Si el problema persiste en el tiempo, lo mejor es acudir a tu especialista, ya que muchas veces estos trastornos están relacionados con la depresión (a veces muy enmascarada) o pueden tener otras muchas causas. Las técnicas guiadas de terapia para reducir los niveles de estrés pueden resultar infinitamente más eficaces que el tratamiento farmacológico, aunque a continuación te mostraremos algunas de las plantas sedantes más utilizadas (en cualquier caso más eficaces combinadas con el tratamiento psicológico).

Las mejores infusiones relajantes

    • Infusión Relajante de Pasionaria

      La pasionaria (flor de la pasión) fue utilizada por los aztecas como elemento sedante y analgésico, ya que tiene ciertas propiedades contemplativas y produce una ligera euforia. Está especialmente indicada en casos de depresión, insomnio, taquicardia y dolor de cabeza.

    • Infusión Relajante de Valeriana

      Existen diversos estudios clínicos sobre el efecto sedante de la valeriana combinada con la pasionaria, cuyos resultados muestran una importante mejora en los cuadros de ansiedad. Sin embargo, debes saber que la infusión relajante de valeriana no está indicada en cuadros agudos de ansiedad o insomnio, pues su efecto puede tardar varias semanas en aparecer. Otros estudios demuestran que este efecto relajante se potencia combinándola con melisa y lúpulo. La valeriana actúa como potenciador de otros sedantes y antihistamínicos, e interactúa con el alcohol, por lo que no conviene mezclarla con estos elementos.

    • Infusión Relajante de Kava

      La kava es una sub-especie de la menta, llamada Piper Methysticum, que en Europa está reconocida por las autoridades sanitarias como método efectivo y seguro para combatir la ansiedad. También cuenta con estudios clínicos que han demostrado su eficacia para mejorar estados de crisis nerviosa e insomnio. La dosis recomendada es de 30 a 70 mg. tres veces al día. Puede sufrirse una sobredosis si se multiplica por cien la cantidad recomendada, manifestándose en un amarilleamiento de la piel. La infusión relajante de kava no está recomendada para personas con enfermedad de Parkinson.

    • Infusión Relajante de Lúpulo

      Esta planta actúa directamente sobre el sistema nervioso central, empleándose tradicionalmente para inducir al sueño. La infusión relajante de lúpulo mejora los estados de ansiedad y las malas digestiones provocadas por alteraciones del sistema nervioso. El lúpulo tiene una gran capacidad para relajar los espasmos musculares y, por tanto, su infusión está especialmente indicada en casos de colitis nerviosa, irritabilidad o disfunciones del aparato digestivo.

    • Infusión Relajante de Melisa

      La melisa es originaria de Europa central y se ha utilizado desde la antigüedad para calmar los estados de nerviosismo. Es ligeramente hipnótica, lo que favorece el sueño y mejora los cuadros de ansiedad. Es, además, reguladora del sistema nervioso central y calma las taquicardias. Al igual que otras plantas, es antiespasmódica, es decir, reduce los espasmos musculares, y digestiva, por lo que se recomienda en casos de disfuncionalidad del aparato digestivo por causas nerviosas. En forma de extracto está contraindicada en casos de hipotiroidismo, embarazo y lactancia.

    Trastornos relacionados con la ansiedad

    La ansiedad puede tener efectos muy negativos en el organismo, pero las infusiones de plantas relajantes, junto con las recomendaciones y tratamientos especializados, nos ayudarán a reducir sus efectos.

    Algunos trastornos de las salud íntimamente ligados a la ansiedad son:

      • Problemas cardiovasculares

        Cuando el estado de ansiedad pasa de ser puntual a crónico, puede desembocar en trastornos relacionados con la salud cardiovascular, como hipertensión, infarto, angina de pecho o arritmias.

      • Problemas endocrinos

        En otras ocasiones, el estado general de nervios mantenido en el tiempo genera otros trastornos de tipo endocrino, como hipertiroidismo, hipotiroidismo, hipoglucemia, etc.

      • Problemas gastrointestinales

        Suele ocurrir con frecuencia que cuando estamos nerviosos o sufrimos estrés, no permitimos que el metabolismo de los alimentos se lleve a cabo de forma correcta, provocando disfunciones gastrointestinales como ardores de estómago, colon irritable, flatulencias y malas digestiones en general.

      • Otros

        Otras afecciones relacionadas con el estrés crónico son las alteraciones hormonales (menstruación o menopausia), las enfermedades autoinmunes, los problemas neurológicos o algunos trastornos respiratorios, como el asma o la obstrucción respiratoria crónica.

    Consejos para reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño

      • Visita a tu especialista para obtener un diagnóstico en caso de que el estado de ansiedad o insomnio permanezca en el tiempo.
      • Toma durante un período de tres meses alguna de las infusiones anteriormente mencionadas, especialmente antes de ir a dormir.
      • La práctica de ejercicio regular moderado (no excesivo), como un paseo de media hora todos los días, mejora considerablemente el estado de ansiedad e induce al sueño, ya que el ejercicio fomenta la producción de serotonina, un elemento fundamental en nuestros ciclos de vigilia y sueño.
      • El otro factor determinante para regular el sueño y la ansiedad es la melatonina. Producimos mayores cantidades de melatonina cuando dormimos a oscuras, sin ruido, sin aparatos electrónicos, a una hora temprana y habiendo cenado ligeramente un par de horas antes de ir a dormir.
      • Practicar técnicas de relajación, respiración o meditación ayuda considerablemente a relativizar los problemas, relajar el sistema nervioso y calmar las emociones.
      • Los baños relajantes son un estupendo truco para proporcionar al organismo la calma necesaria antes de reponer energías durante la noche.
      • Los suplementos de Niacina, Vitamina B6, Magnesio y triptófano también ayudan a regular el nerviosismo y combatir el insomnio (consulta con tu naturópata o especialista en medicina).

    Artículos Relacionados

    Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page