El alto valor nutritivo, alcalinizante, antioxidante, desintoxicante y anticancerígeno hace de la zanahoria una fuente de salud. Además, combate los radicales libres y nos ayuda a mantener la juventud.

La Zanahoria: Aliada de la Salud

Uno de los aspectos más interesantes de las zanahorias es su alto contenido en betacarotenos (provitamina A), que son los que le otorgan su anaranjado color. Una vez que los betacarotenos entran en nuestro organismo, este los convierte en vitamina A, que es una de las más antioxidantes. Además, la zanahoria contiene una gran cantidad de agua orgánica (agua sin toxinas; agua pura), minerales y otras vitaminas que hacen de esta hortaliza una fuente de salud y depuración para nuestro sistema digestivo y sistema inmunitario, ya que tiene un poderoso efecto alcalinizante y antioxidante que combate los radicales libres y nos ayuda a mantener juventud y salud.

La zanahoria y los betacarotenos

La zanahoria es una hortaliza muy rica en betacarotenos (provitamina A), que son auténticos defensores de nuestra vitalidad y salud. Muchos vegetales, sobre todo los de color anaranjado, los poseen, pero la zanahoria contiene unos niveles muy superiores a casi todos ellos. Los betacarotenos son poderosos antioxidantes que previenen la aparición de cáncer, sobre todo de boca y de pulmón, impidiendo que las primeras etapas de esta enfermedad se desarrollen. Además fortalecen el sistema inmunológico y mejoran el estado general de nuestra piel y de nuestro corazón, ya que ayudan en la reconstrucción del tejido y fortalecen las paredes de las arterias. Ellos también son los responsables de garantizarnos la salud de la vista, de los dientes y las encías, y puesto que evitan la formación de úlceras, también son muy buenos aliados gástricos.

Por supuesto, al ser antioxidantes y combatir la acción de los radicales libres nos ayudan a mantenernos jóvenes y a no envejecer prematuramente. ¿Qué más se puede pedir?

Propiedades de la zanahoria

Además de los betacarotenos, cuyos efectos en la salud como ya hemos visto son sumamente beneficiosos, la zanahoria contiene cantidades significativas de:

 

Beneficios de la zanahoria

Además de la acción específica que los betacarotenos tiene en la salud, la conjunción de todas sus vitaminas y minerales hace de la zanahoria un verdadero aliado de la salud:

    • Mejora la salud intestinal y la absorción de hierro

      La vitamina C y el hierro hacen muy buena pareja cuando se trata de incrementar los niveles de absorción de hierro en el intestino, por lo que su consumo resulta muy beneficioso durante el  embarazo, la infancia, la vejez y en personas con pérdidas frecuentes de sangre y bajos niveles de hierro. Además, es un suave laxante y su fibra desintoxica el intestino y ayuda a eliminar impurezas, previniendo así enfermedades como la colitis ulcerosa. Un estudio realizado en el Instituto Politécnico Nacional de México asegura que el consumo frecuente de zanahoria revierte la anemia ferropénica.

    • Mantiene la vista en plena forma

      Aunque es una afirmación popular, los estudios científicos también lo demuestran. El consumo regular de zanahoria mejora la vista y cualquier afección relacionada con la retina, por lo tanto es muy aconsejable en personas con escasa visión, sequedad o infecciones oculares recurrentes.

    • Cuida de nuestra piel

      La zanahoria tiene numerosas propiedades terapéuticas beneficiosas para la piel. Desde la antigüedad se ha utilizado no sólo como alimento, sino también como cosmético aplicado de forma externa. Tanto la zanahoria como el aceite vegetal de zanahoria son extremadamente hidratantes y nutritivos para la piel y muy regeneradores cuando se trata de aliviar quemaduras producidas por los rayos ultravioleta. Ingerida también resulta muy apropiada para aliviar afecciones cutáneas (como acné, eccema, psoriasis, etc.), ya que es uno de los alimentos más depurativos que existe en el reino vegetal.

    • Depura y desintoxica

      La zanahoria contiene potasio, que es un gran alcalinizante del organismo y además estimula la actividad de los riñones favoreciendo así la micción y la eliminación de sustancias tóxicas fuera del organismo. Además, gracias a su fibra, actúa como un cepillo en el intestino que depura en profundidad los productos de deshecho acumulados en sus paredes. Un buen batido de apio, zanahoria y manzana ayuda a eliminar al exterior todo tipo de impurezas.

    • Protege el corazón y disminuye los niveles de colesterol

      Su alto contenido en fibra y en potasio es responsable de que su consumo regular favorezca la salud cardiovascular, ya que contribuye a una menor absorción en el intestino de colesterol y triglicéridos y mantiene en buen estado, al igual que la piel exterior, la piel de las paredes de las arterias.

Y además de todo esto:

    • Mejora la digestión.
    • Estimula el sistema inmunitario.
    • Protege de los rayos ultravioleta y nos ayuda a conseguir un bronceado saludable.
    • Mejora el estado de la piel, el pelo, las uñas, los dientes y las encías.
    • Ayuda a adelgazar, puesto que elimina productos de deshecho (es diurética, laxante y digestiva).
    • Ayuda a prevenir el cáncer.
    • Aumenta los niveles de hierro y hemoglobina.

Cómo consumir la zanahoria

Nuestro consejo, como siempre, es que procures adquirir todos los alimentos que consumas en una tienda o mercadillo de productos ecológicos libres de pesticidas químicos. Sigue nuestras recomendaciones para localizar un establecimiento adecuado con productos de calidad. ¡Aprende a comprar ecológico!

Si compras zanahorias ecológicas (preferiblemente con las ramas verdes, duran más), en seguida descubrirás que no duran ni remotamente tanto como las “embadurnadas” en productos químicos. Las zanahorias empiezan a reblandecerse a los dos o tres días de haberlas cortado y es recomendable consumirlas antes de que pierdan su turgencia. Las que tengan un color más intenso serán las más ricas en betacarotenos.

Con respecto a la forma de cocinarlas, como siempre, procura alternar entre el alimento crudo (en batidos está exquisita) y el cocido. La cocina al vapor mantiene mejor las propiedades que la cocción en agua. Por otra parte, procura no poner el fuego muy alto y cocínala durante poco tiempo. Comprueba algunos consejos básicos para mantener los nutrientes al cocinar vegetales.

Como curiosidad, un estudio realizado en Newcastle (Reino Unido) asegura que las propiedades anticancerígenas de la zanahoria se potencian cuando no se corta el vegetal antes de cocinarlo. Es decir, si cocinamos la zanahoria entera mantiene hasta el 25% más de propiedades anticancerígenas que si lo troceamos antes de cocinar. Al parecer, cuando se cortan, algunas sustancias son liberadas al exterior y el calor penetra en el alimento con mayor capacidad de destrucción. Y para más inri, “estudios ciegos” demostraron que las zanahorias sin cortar resultaban mucho más sabrosas. Ya sabes, si vas a cocinarlas, ¡que sean enteras!

Comprueba las propiedades de otros superalimentos antioxidantes y anticancerígenos como la granada, el alga espirulina, el brécol o la cúrcuma.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page