Un 75% de las personas celíacas está sin diagnosticar. Conoce los síntomas de la intolerancia al gluten y ponle remedio.

Intolerancia al Gluten o Enfermedad Celíaca

El gluten es una proteína no soluble en agua que forma parte del grano de algunos cereales como el trigo, el centeno, la avena o la cebada. La enfermedad celíaca o intolerancia al gluten es una enfermedad crónica por la que una parte del intestino delgado está dañada, existiendo una intolerancia permanente al gluten y una mala absorción de nutrientes. Aunque suele relacionarse con la edad infantil, lo cierto es que también se da en la edad adulta. Para los individuos que la sufren muchas veces resulta complicado alimentarse correctamente y distinguir qué clase de alimentos contienen gluten y cuáles no.

En este reportaje vamos a revisar algunas de las características de esta enfermedad, sus síntomas, cómo evitarla y cómo detectar los alimentos apropiados.

Perfil de las personas celíacas

    • La enfermedad celíaca suele darse mayoritariamente en personas de raza blanca y en mujeres más que en hombres.
    • Puede manifestarse a cualquier edad, una vez que se ha incorporado el gluten a la dieta.
    • Suele aparecer antes de los cinco años.
    • Aparece en personas con predisposición genética y suele darse entre miembros de la misma familia.

Causas de la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten

Actualmente se señala al sistema inmunológico como causante (a través de una disfunción) de la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten. Pero lo cierto es que esta es una respuesta a la que la comunidad médica suele recurrir cuando no se conocen las causas exactas de su desarrollo, como es el caso. Actualmente se piensa que el sistema inmunológico de una persona que padece esta enfermedad reconoce como extraño al gluten, creando anticuerpos que lesionan la mucosa del intestino responsable de asimilar los nutrientes.

Síntomas de la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten en niños

    • Vómitos
    • Diarreas malolientes y abundantes
    • Anorexia
    • Astenia
    • Irritabilidad
    • Cabello frágil
    • Hipotrofia muscular
    • Retraso en el crecimiento
    • Tristeza, introspección, autismo, hiperactividad
    • Defectos del esmalte dental
    • Coágulos, trombos

Síntomas de la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten en adultos

Cómo detectar y diagnosticar la enfermedad celíaca

En el caso de los niños, debemos sospechar que existe intolerancia al gluten cuando, al incorporarlo a la dieta, aparecen diarreas abundantes o heces pastosas malolientes y de color blanquecino o amarillento, si existe pérdida de peso, irritabilidad, anorexia o vientre hinchado. En cualquier caso, un primer paso puede ser  realizar análisis de sangre que incluyan marcadores serológicos, pero como existen diferentes formas clínicas de la enfermedad, la forma más efectiva de diagnóstico es una biopsia intestinal que se puede realizar con endoscopia, y que revela un diagnóstico seguro.

Tratamiento de la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten

Una vez detectada la enfermedad, la única forma de tratarla es una dieta muy estricta sin gluten que debe seguirse durante toda la vida, lo cual no siempre resulta fácil. Las personas afectadas de intolerancia al gluten deben comprometerse seriamente con  su salud, ya que una ingesta moderada o mínima de gluten de manera continuada puede causar serios trastornos, por lo que será necesario comprometerse del todo. Para ello es requisito imprescindible estar informado, leer atentamente las etiquetas de los productos y ceñirse a una alimentación natural libre de gluten y de alimentos procesados que lo contengan. Si se sigue una dieta estricta sin gluten, la lesión intestinal se corrige, pero si se vuelve a introducir en la dieta, se volverá a desarrollar.

Alimentos que sí contienen gluten

    • Cereales como el trigo, la cebada, la espelta, el centeno y la avena, así como todos sus derivados (pastas, harinas, sémolas, germen, pan, productos de pastelería, etc).
    • Carnes en conserva, rebozadas, y empanadas, adobados, lacón, embutidos y fiambres en general y lomo de cerdo embuchado.
    • Pescados rebozados, sucedáneos de marisco, y cualquier tipo de pescado enlatado o en conserva.
    • Leche fermentada, Pettit Suisse, algunos yogures, quesos de untar.
    • Margarina.
    • Legumbres en conserva.
    • Aperitivos de sobre y snacks.
    • Productos congelados, en general.
    • Mermeladas, dulces de frutas industriales, confituras, etc.

Gluten y etiquetas

En la etiqueta de un producto, estos son algunos nombres que nos señalan que contienen o pueden contener gluten:

    • Gluten
    • Cereales
    • Harina
    • Almidones modificados (E-1404, E-1410, E-1412, E-1413, E-1414, E-1420, E-1422, E-1440, E-1442, E-1450)
    • Amiláceos
    • Fécula
    • Fibra
    • Espesantes
    • Sémola
    • Proteína, proteína vegetal, hidrolizado de proteína
    • Malta, extracto de malta
    • Levadura, extracto de levadura
    • Especias, aromas

Alimentos que no contienen gluten

    • Arroz, soja, maíz, amaranto, quinoa, mijo, yuca y trigo sarraceno (y sus derivados, como harina, pastas, pan, etc).
    • Carne fresca y ecológica.
    • Pescados frescos.
    • Huevos.
    • Leche fresca, cuajada y kefir, quesos frescos, fermentados y curados, yogures sin gluten.
    • Aceite de oliva, de semillas, de coco, de palma, mantequilla.
    • Legumbres naturales.
    • Verduras, tubérculos y vegetales frescos.
    • Frutas frescas así como dulces, mermeladas y postres de frutas caseros.

Consideraciones sobre la enfermedad celíaca

    • Lee atentamente las etiquetas de todos los productos que compres.
    • Recuerda que la intolerancia al gluten es permanente y no reversible, y que consumir gluten, aunque sea poca cantidad, cursa graves lesiones en la mucosa del intestino delgado. El tratamiento (dieta sin gluten) debe llevarse a cabo de por vida.
    • Es mejor evitar los productos lácteos en general, así como todo tipo de alimentos congelados, envasados, procesados o empaquetados. La mejor forma de asegurarnos de no introducir el gluten en la dieta es consumir alimentos frescos y naturales. (revisa esta lista con los aditivos alimentarios seguros y peligrosos).
    • A veces, la intolerancia al gluten también cursa con una deficiencia de absorción de nutrientes que se debe tratar, así como todos los estados asociados a esta enfermedad.
    • Si se sigue esta dieta sin gluten, la respuesta del organismo es extraordinaria, de forma que las paredes del intestino se reparan por completo. Pero si se vuelve a introducir en la dieta, la enfermedad reaparece.

Dieta vegetariana y enfermedad celíaca

Si seguimos una dieta vegetariana, hemos de tener en cuenta algunos factores importantes:

Vitaminas liposolubles

Conviene incrementar el consumo de vitaminas liposolubles.

Hierro

Si existe carencia de hierro, deberemos asegurarnos de introducir en la dieta suplementos de hierro o alimentos ricos en este oligoelemento: levadura de cerveza, semillas de calabaza, mijo, guisantes, alga dulse y alga wakame.

Ácido fólico

También conviene introducir en la dieta alimentos ricos en ácido fólico como levadura de cerveza, nueces, verduras, cítricos, huevos, arroz integral y frutos secos en general.

Plantas medicinales apropiadas en caso de enfermedad celíaca

    • Manzanilla: Es antiinflamatoria, reduce el dolor y previene la inflamación.
    • Malvavisco: Se utiliza para restaurar la salud de las mucosas intestinales.
    • Regaliz: Ejerce un efecto antiinflamatorio en la mucosa gástrica.
    • Valeriana: Calma los músculos intestinales.
Si te interesa el tema de las intolerancias alimentarias, lee nuestro artículo sobre la leche de vaca y conoce las alternativas que proponemos, como el yogurt o la leche de arroz.

Artículos Relacionados

Te ha gustado el artículo? Compártelo en redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on PinterestDigg thisShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditBuffer this pagePrint this page